Chihuahua

martes 5 julio, 2022
Ver más

    En Día de los Derechos Humanos, Movimiento Cannábico Chihuahua exige sus derechos

    Texto y fotografías por Raúl Fernando

    “El cannabis nos ayuda de diferentes maneras a todos, a algunos nos ayuda a trabajar, a algunos nos ayuda a pensar menos, a algunos nos ayuda a pensar más”, explicó Miguel Chacón, uno de los fundadores del Movimiento Cannábico Chihuahua (MCCUU). “Ese es el derecho a poder desarrollarte en un entorno que tú consideres saludable”.

    En el Día de los Derechos Humanos, celebrado por las Naciones Unidas cada 10 de diciembre, simpatizantes del movimiento se reunieron en el “parque del trébol” en la ciudad de Chihuahua, un área verde cerca del centro histórico, a fumar cannabis y discutir sus derechos como consumidores.

    Ante un grupo de personas que llegaron específicamente al evento y otras que fueron atraídas por la curiosidad y el olor característico de la planta, Miguel explicó que es un derecho humano el desarrollarte libremente y que las sustancias que consumas “sean parte de lo que haces de manera consciente para estructurar lo que eres”.

    En este parque, el cual adoptaron como lugar de reunión para las “sesiones programadas de consumo”, también está la estatua de Gabriel Teporaca, un insurgente rarámuri que luchó contra la colonización europea hasta ser ejecutado.

    Lo que busca el movimiento a nivel nacional y local es que se aplique y respete el derecho al libre cultivo, al libre tránsito con la planta, a no ser acosado por la policía y a la no discriminación que afecta a consumidores y consumidoras en el país.

    De acuerdo con Chacón, esta discriminación tiene orígenes racistas y clasistas, pues comenzó en los Estados Unidos como una forma de estigmatizar a obreros e inmigrantes mexicanos que llegaban al país del norte y consumían la planta.

    “Todo esto es una serie de decisiones adultas que se ven mermadas por un paternalismo estructural, por leyes que nos limitan como si fuéramos niños, como si pudiéramos hacernos daño por fumar cannabis”, dijo el activista.

    En 1940 el presidente Lázaro Cárdenas decretó el Reglamento Federal de Toxicomanías, el cual permitió el consumo y posesión de drogas con el monopolio estatal de su venta mediante dispensarios oficiales.

    Esta iniciativa fue respaldada por el Dr. Leopoldo Salazar Viniegra, una pieza fundamental para la elaboración de esta estrategia que buscaba eliminar el estigma del uso de plantas como el cannabis y mermar los ingresos del crimen organizado en aquel entonces.

    Pero la estrategia duró muy poco en México debido a la presión de los Estados Unidos y su Buró Federal de Narcóticos, liderado por Harry J. Anslinger, también conocido como el “zar antidrogas”, quien impulsó políticas prohibicionistas alrededor del globo.

    La regulación del cannabis en México continúa en la incertidumbre, pues aunque la Suprema Corte de Justicia ordenó que el poder legislativo trabajara en una normativa basada en los derechos humanos, ni el Congreso ni el Senado lo han logrado.

    El último día que tuvo el Senado para presentar una iniciativa fue el 15 de diciembre de 2021, pero volvieron a aplazar la fecha y prometieron redactar un proyecto desde cero, ya que los últimos han sido severamente criticados por los distintos movimientos cannábicos del país.

    El MCCUU reunió decenas de solicitudes para tramitar la licencia de consumidor ante la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), sin embargo, no se las han recibido.

    “Básicamente estamos en el peregrinaje legal, vamos a ir de oficina de la Cofepris en oficina de la Cofepris a ver en cuál sí nos reciben nuestra papelería y a documentarlo y registrarlo todo”, dijo Chacón.

    Su papelería ha sido rechazada en diferentes oficinas del país bajo diferentes argumentos, y actualmente intentan enviarla a Morelos mediante contactos del movimiento cannábico nacional.

    En esta sesión programada de consumo, con la que se cumple ya más de un año desde que comenzaron, el activista Alberto Murga ofreció una plática sobre autocultivo de la planta, un conocimiento básico para dejar de depender de proveedores externos y de flores de procedencia desconocida.

    Murga explicó cómo germinar las semillas y cuidarlas desde que son plántulas, a reconocer el sexo una vez que crecen, a podarlas sin lastimarlas y fomentar su desarrollo.


    TE PUEDE INTERESAR: Los riesgos de consumir mariguana en tiempos de prohibición

    https://mailchi.mp/fe855c935849/boletin-raichali
    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.