Raíchali

Se demandan por robo familiares de Susy tras liberación de su esposo

Jaime Armendáriz / Raíchali

Luego de que un juzgado liberó a Oswaldo M. H. por no encontrar pruebas para procesarlo por el asesinato de su esposa Susy Saláis, encontrada sin vida el 06 de junio pasado en una vivienda al Norte de la ciudad de Chihuahua, las familias de ambos se acusaron mutuamente ante la Fiscalía por saqueo y robo.

La Fiscalía General del Estado confirmó que el propio Oswaldo está demandado por la familia de la víctima, y él denunció a su vez a su suegra; en ambos casos es por haber sacado cosas de la casa donde ocurrió el crimen, en el fraccionamiento Minerales, que oficialmente se mantenía asegurada por la autoridad investigadora.

El colectivo Aquelarre Violeta, que ha acompañado a los familiares de Susy, informó en redes sociales que el 12 de julio pasado acudieron varias personas, presuntos abogados de Oswaldo, a la vivienda para “saquearla”.

“Hugo Daniel Aguilar Ortega y Roberto López Macías, quien este último solicitó no ser videograbado, dijo que tenía muchos conocidos en la fiscalía donde los dos laboraron varios años en la fiscalía y que al no ser servidor público no tenían derecho a sacar su imagen, por lo que fue agarrado infraganti sustrayendo todas las cosas del Inmueble”, publicó el colectivo.

Tanto a ellos como a Oswaldo y su papá, los señalan de haberse llevado muebles, ropa, y haber destruido las cerraduras y sellos que dejó la Fiscalía.

El caso de Susy generó conmoción social porque se tenía la sospecha de que a Susy la habían violado y asesinado 3 personas frente a su hijo de 5 años.

La Fiscalía Especializada en Atención a Mujeres Víctimas del Delito por Razones de Género, mejor conocida como FEM, desde un inicio informó que el cuerpo no tenía signos de violencia sexual ni había indicio de la presencia de 3 personas en la casa de la víctima. Luego la detención de su esposo generó nuevamente expectativa en ese delito.

Oswaldo fue detenido el 29 de junio pasado, tres semanas después del delito, y presentado un día después ante juzgado local como el presunto homicida, una hipótesis que no se tenía contemplada días antes. Pero el domingo 05 de julio quedó en libertad por orden de un juzgado local al no encontrar elementos para procesarlo penalmente.

Esa decisión generó inconformidad en la FEM, la cual anunció una apelación del caso.

El crimen había sido reportado inicialmente a los números de emergencia como suicidio, y posteriormente se indagó como feminicidio por las señas de estrangulamiento que presentó el cuerpo de Susy, y a la fecha no existen ni detenidos ni una hipótesis del caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.