“¡Gobernador, queremos trabajar!”, dueños y empleados de bares exigen permiso para reabrir

Chihuahua.- Preocupación, tristeza e incertidumbre, son los sentimientos que han enfrentado los trabajadores de bares y cantinas durante los 77 días que van de confinamiento social por la contingencia sanitaria de Covid-19.

Ante la situación, este miércoles, los dueños de más de 200 establecimientos de Juárez, Chihuahua, Delicias, Camargo, Jiménez y Parral, se reunieron con sus empleados en la Plaza del Ángel para exigirle al estado que les permita reabrir sus negocios.  

Aclararon que su intención no es generar un brote de contagios en sus locales, sino establecer un plan de reapertura concreto, pues a lo largo de estos tres meses en cuarentena se han modificado en varias ocasiones las fechas para reactivar sus actividades.

Nosotros no queremos abrir así ya, estamos de acuerdo de que necesitamos sentarnos con el gobierno, establecer unos 15 días para comenzar a trabajar. Nosotros no somos un foco rojo”, aseguró Luis Fuentes del Brick Bar.

En grupos de cien personas, los empleados y dueños de bares se alinearon en la explanada de la Plaza ubicada frente al Palacio de Gobierno y, en cartulinas de colores, exigieron a las autoridades municipales y estatales que atiendan su situación lo antes posible.

En entrevista, algunos trabajadores comentaron que han logrado salir adelante estos tres meses ya que han recibido un apoyo de entre el 50 y 60 por ciento de su salario. Otros han conseguido empleos temporales repartiendo comida.

A Jesús de León, trabajador del Lucky Sport Bar de Ciudad Juárez, la necesidad de conservar su empleo lo hizo viajar hasta la capital con sus compañeros para hacer presión, ya que aseguró que son muchas las familias que están perdiendo el sustento.

“La necesidad nos hizo venir hasta acá. La verdad ha sido una situación difícil… somos demasiadas las familias que dependemos de este trabajo y venimos a ponernos a su disposición (del gobierno del estado), a pedirles su apoyo para que podamos reabrir según la disposición federal”

Cifras proporcionadas por los representantes de la Unión de Empresarios Restauranteros y Bares Unidos para Sobrevivir, arrojan que al menos 45 establecimientos de la capital están en quiebra.

A nivel estatal, señal, hay más de 3 mil restaurantes y cada uno de ellos alberga en promedio a 20 colaboradores, es decir, que 60 mil familias se han visto afectadas con el cierre, de las cuales, cerca de 18 mil están en la ciudad de Chihuahua.

Ante ese panorama exigieron:

  • La reapertura de nuestros negocios en el mes de julio, sosteniendo un 70 por ciento de aforo
  • Descuentos en pagos de permisos, uso de suelo y refrendos de licencias
  • Subsidios para pago de luz, agua y gas
  • Extensión de una hora en el horario habitual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.