Caso Susy: calmaron el fuego pero se encendió la duda de su feminicidio

Fotos y texto Jaime Armendáriz/Raíchali

Después de la furia vino la calma. “Salgo satisfecho”, dijo el padre de Susy al concluir una reunión prolongada ayer por la tarde en las instalaciones de la Fiscalía Especializada de la Mujer (FEM), luego de una marcha realizada en la ciudad de Chihuahua para exigir justicia por su hija.

Esas fueron sus únicas declaraciones y, por consejo de su propia familia y colectivos acompañantes, descartó dar detalles del caso para no entorpecer las investigaciones.

En esa reunión no sólo estuvo el padre de la víctima, sino también la mamá, hermanas, tías, el esposo y su hijo de 5 años. Todos optaron por retirarse sin informar lo que conocieron de la carpeta de investigación.

Lo que sí quedó claro fue que Susy no se suicidó el pasado 06 de junio en su casa de la colonia Los Minerales al Norte de la ciudad.

Y es que esa teoría se generó por un boletín oficial emitido por la FEM en el que se indicó que la atención policiaca se dio como reporte de suicidio, lo cual derivó en el enojo de las personas que salieron ayer a las calles para condenar la actuación de la Fiscalía.

“No fue suicidio, fue feminicidio”, fue justo la consigna principal durante la marcha de amigos, familiares y demás acompañantes en esa exigencia de justicia, y así se los confirmó la FEM en encuentro a puerta cerrada.

Pero aún quedan muchos detalles sin esclarecerse y la hipótesis principal de personas cercanas a la familia es que hubo violación y asesinato, con la posible participación de varias personas.

Para justificar sus dichos, en una parte de la manifestación una mujer simuló la posición en la que presuntamente se encontró el cuerpo de Susy, boca abajo apoyada en sus propias rodillas, pero es un dato aún no confirmado por la Fiscalía.

Inicialmente el encuentro de protesta por el asesinato de Susy se realizó en la Fiscalía de la Mujer, en calle 51 y Rosales, en colonia Arquitectos, pero al no conseguir atención de la autoridad en esa primera oportunidad, partieron hacia la Fiscalía zona Centro, en calle 25.

En estas últimas instalaciones se atendió a los familiares de Susy para indicarles que regresaran a la FEM a conocer los avances de la investigación. Algunas personas integrantes de la marcha condenaron la forma de actuar de la autoridad, ya que esa estrategia provocó un desmoronamiento de la manifestación.

Yésica Rentería, vocera de la FEM, dijo que la atención brindada ayer a la familia se dio para informarles de la investigación del caso, con la reiteración de que el Servicio Médico Forense (Semefo) determinó que la causa de la muerte fue por estrangulamiento y se estableció que la mujer no presentaba ninguna otra huella de violencia física ni de carácter sexual.

Especificó que esa Fiscalía informó que el reporte inicial era por suicidio pero a partir de ahí se comenzaron las investigaciones, que llevó a establecer el estrangulamiento, corroborado por un médico legista del Semefo.

Las cifras oficiales indican que de enero a mayo van poco más de 90 mujeres asesinadas en el estado de Chihuahua, pero solo 11 están encuadrados en el delito de feminicidio.

1 thought on “Caso Susy: calmaron el fuego pero se encendió la duda de su feminicidio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.