Raíchali

Cumple Chihuahua dos años de luchar por el derecho a la identidad de género


-En enero de 2017, Chihuahua inició la batalla legal para reconocer el derecho de identidad a las personas transgénero

-A la fecha, 45 personas han logrado el cambio de nombre y sexo en su acta de nacimiento; 50 solicitudes más serán presentadas este año

Chihuahua.– Poder presentarse al mundo como realmente es, fue uno de los principales motivos que llevó a Mario a iniciar el proceso para que el Registro Civil de Chihuahua modificara su acta de nacimiento de acuerdo con su identidad de género.

Como él, otras 47 personas decidieron emprender la batalla legal por el derecho a su identidad, un trámite que puede tardar de tres meses a un año y cuyo costo varía entre los 15 mil y 25 mil pesos.

En un estado que a nivel nacional ocupa el quinto lugar en crímenes de odio, luchar por el derecho a la identidad de género no es cualquier cosa. Detrás de cada solicitud hay una historia de discriminación e incluso violencia, pero también de sueños, planes de vida y ganas de superarse.

Mario, por ejemplo, creció con miedo al rechazo y decidió reprimir su verdadera identidad durante su infancia y adolescencia, intentando pasar desapercibido. Narra que, pese a los insultos que recibía, intentó mantenerse neutro y actualmente las personas lo conocen y lo tratan como debe ser: un chico.

En el camino, cuenta, ha sufrido discriminación en varias ocasiones, pero la que más lo ha marcado es la laboral pues cada entrevista se convertía en un interrogatorio ya que su documentación no concordaba con su expresión de género.

“Yo no dudo de mí, no debería de hacerlo nadie más. Creo poder presentarme al mundo como realmente me siento”, Mario (nombre ficticio para protección de su identidad), hombre transgénero de 21 años.

Hace dos años, el Centro Humanístico de Estudios Relacionados con la Orientación Sexual (Cheros) comenzó a tramitar de manera gratuita los primeros amparos para lograr el cambio de nombre y sexo en las actas de nacimiento de las personas trans.

El avance se puede resumir en tres cifras: 48 amparos, 45 aceptados y tres en proceso de revisión en una segunda instancia. Sin embargo, el número de solicitantes apenas representa 10 por ciento de la comunidad trans en Chihuahua.


Para Luis Mendoza, presidente de la organización, los datos tampoco alcanzan a dimensionar la felicidad de las personas que reciben su acta, ni el cambio de vida que para ellos representa que documentos como pasaporte, credencial para votar y certificados escolares, concuerden con su expresión de género.

Es un cambio de vida. Siempre que iniciamos un trámite les comentamos que un papel no los hará ser más o menos mujer u hombre, porque con eso se nace, pero, al momento que ven su acta, de darse cuenta de que ya se les reconoce su identidad, eso les abre un mundo de posibilidades”

Otro de los casos que ha acompañado Cheros es el de Génesis, una mujer trans que perdió su empleo en un hospital cuando comenzó su transición.

Ella, explica Luis, fue contratada con su nombre masculino y, pese al buen desempeño que tenía en el hospital, cuando anunció su transición fue despedido con la sentencia: “o regresas a tu identidad de nacimiento o no te podemos dar trabajo”.

Génesis se acercó a la asociación para comenzar el trámite legal y, sólo con el sello de que había sido recibido su amparo en el Registro Civil, fue contratada en el Hospital Palmore y actualmente está en trámites para profesionalizarse en Alemania.


“Es increíble la cerrazón moral que puede existir (…) Tenemos personas con preparación profesional impresionante y que estaban en su casa sin hacer nada, sin poder ejercer, no tenían acceso a nada. Eran discriminados por su expresión de género y apariencia y así, al recibir su acta, se les ha normalizado su vida y ahora han podido hacer un plan de vida”

¿Cómo es el proceso?


El primer paso para tramitar el cambio de datos del acta de nacimiento es presentar una solicitud en el Registro Civil del Estado.

La solicitud es negada, por lo que se procede a presentar un amparo ante la Suprema Corte de Justicia.

-En esta etapa se reúnen los documentos del solicitante, quien además debe llenar un cuestionario para contar su historia de vida al considerar que su testimonio es el argumento principal del amparo.

-En el amparo, la organización pide que se declaren anticostitucionales los artículos 48, 130 y 131 del Código Civil local por negar el derecho universal a una identidad y a un nombre.

“A veces se piensa que las personas trans despiertan un día y dicen ‘soy trans. Voy a cambiar mis datos’, no. Es toda una vida, y el testimonio de las personas es el más importante porque les permite expresar cómo se han conducido en su vida, su proceso, la discriminación que ha enfrentado”


La Corte tarda entre tres y 12 meses en responder al amparo. Cuando se concede, el solicitante acude al Registro Civil para hacer el cambio y entregar el documento con la modificación.

En caso de que se niegue el amparo, la organización recurre a una segunda instancia para su revisión.

El presidente de Cheros aclaró que el trámite con la organización es gratuito ya que el costo del amparo se absorbe con apoyo de la organización México Igualitario. Al solicitante sólo se le pide una cuota voluntaria de 500 pesos, la cual se utiliza para copias, gasolina o traslados que se puedan necesitar durante el proceso.

Destacó que, pese a las dificultades que han enfrentado, Chihuahua es uno de los ocho estados progresistas que ha permitido el cambio de identidad por medio de amparos, por lo que las resoluciones sirvieron como ejemplo hace cinco meses en Veracruz.


Sentar jurisprudencia, el siguiente paso


Como parte de su estrategia legal, la organización ya está en trámites para sentar jurisprudencia y declarar la inconstitucionalidad del Código Civil del estado y, con ello, realizar el proceso sin necesidad de presentar un amparo.  

Para ello, explicó Luis Mendoza, requieren cinco sentencias favorables de un mismo tribunal, paso que ya obtuvieron, pero esperan reforzar con la solicitud de 50 amparos más que serán presentados en el transcurso de este año.

Aclaró que Cheros sólo será el apoyo legal de las organizaciones locales Unión y Fuerza de Mujeres Trans, el colectivo Género sin Fronteras y Pro Trans, a quienes reconoció como la voz de los derechos de las personas transgénero en Chihuahua.

A la par, informó que a nivel nacional está la propuesta de una Ley de Identidad. Sin embargo, como los estados son autónomos, su aplicación en Chihuahua dependerá de la aprobación del Congreso del Estado.

“¿Qué sigue? Presionar al Congreso y al Gobierno para que el derecho a la identidad de género se abra como el matrimonio igualitario y que sea un trámite administrativo sin necesidad de amparos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!