Chihuahua

viernes 24 mayo, 2024

Ayotzinapa: 9 años con la investigación entrampada y el diálogo con el gobierno de AMLO fracturado

Una segunda reunión en palacio nacional marca el quiebre entre el gobierno federal y las familias de los 43 normalistas, quienes a 9 años de la desaparición de sus hijos siguen sin saber dónde están. Mientras sus representantes acusan a las autoridades federales de revivir la verdad histórica, la Sedena llama a comparecer judicialmente a los miembros del GIEI y al subsecretario Alejandro Encinass

Por Kau Sirenio / Pie de Página

Fotografía Óscar Guerrero / Amapola Periodismo

Ciudad de México– “Nos vamos, no tenemos nada que hacer aquí”, dijeron las madres y padres de los 43 al salir de palacio nacional sin la información que lleve al paradero de sus hijos.

Al encuentro en Palacio Nacional con el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, madres y padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos recibieron un informe casi igual al de la “verdad histórica”, según dijeron.

A la reunión llegaron el fiscal especial para el caso Ayotzinapa, Rosendo Gómez Piedra; el subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas Rodríguez; la secretaria de Gobernación, Luisa María Alcalde Luján; y la secretaria de Seguridad Pública, Rosa Icela Rodríguez.

Ahí las madres y padres escucharon la versión oficial. Después contestaron que la narrativa del caso Ayotzinapa es casi la misma que la de la “verdad histórica” que se construyó durante el gobierno de Enrique Peña Nieto.

También, acusaron que el secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, no dio la cara, pues en su representación mandó a Rosa Icela Rodríguez como vocera. Ella, durante la reunión, leyó un «recado» que mandó el titular de la Sedena, donde dijo que El Gil, líder de Guerreros Unidos, fue el responsable de la desaparición de los normalistas.

EL ÚLTIMO INFORME: INCOMPLETO

Esta es la segunda reunión entre el gobierno federal y los familiares de los normalistas en menos de un mes. En la primera, con la presencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, se entregó el informe elaborado por la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia en el caso Ayotzinapa (Covaj) con el que las familias están inconformes.

Por eso se hizo esta segunda reunión, a la que no acudió el presidente López Obrador, quien hace una semana publicó una serie de cartas donde demuestra que pidió a la Sedena entregar toda la información a su disposición.

El informe de Encinas consta de 20 hojas. En ellas, se sostiene la tesis de que los estudiantes fueron asesinados, así como los pantallazos que fueron recuperados por el gobierno federal que refuerzan esta hipótesis, y de los cuales no se ha podido comprobar su originalidad.

Otro hecho que molestó a familiares de los normalistas es que no se hayan retomado los datos que aportó el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) en su último informe.

La controversia está en que el informe gubernamental no contiene toda la información que el GIEI solicitó para avanzar en reconstruir la verdad. Particularmente, los archivos que contienen la intercepción telefónica que realizó el Ejército a un jefe policiaco y a un líder del grupo criminal Guerreros Unidos. En esa información se da cuenta que la noche del 26 de septiembre de 2014 se llevaron a 17 normalistas rumbo a Chilpancingo, pero no se ha logrado determinar si fueron los policías, el ejército o los grupos criminales. Por eso son cruciales las conversaciones telefónicas.

La petición de incorporar estos mensajes a la carpeta de investigación la hicieron las madres y padres al presidente Andrés Manuel López Obrador en la reunión de la semana pasada. Sin embargo, esto no ocurrió. Por eso, al final de esta reunión las víctimas se retiraron.

“El Ejército y la Marina tienen documentación que no quisieron entregar, aún cuando se le pidió en reiteradas ocasiones” señaló el GIEI en su último informe.

SEDENA LLAMA A COMPARECER JUDICALMENTE A ENCINAS Y A EL GIEI

Durante el día acontecieron otros hechos: los abogados de los 14 militares procesados por el caso Ayotzinapa solicitaron la comparecencia judicial de dos integrantes del GIEI. También llamaron al subsecretario Alejandro Encinas.

De acuerdo con los abogados que acompañan a las madres y padres de los 43 normalistas desaparecidos, el juez que lleva el caso aceptó la comparecencia de los investigadores Ángela Buitrago y Carlos Beristáin, además de Encinas y el extitular de la Fiscalía Especializada, Omar Gómez Trejo.

“Para nosotros, esto socava las facultades del Ministerio Público y también del mecanismo de justicia transicional como el de la Comisión de Verdad. Pone en riesgo la cooperación internacional, como de que un grupo de defensa de los militares quiera interrogarlos”, señaló la defensa de los familiares.

CISEN, LOS OTROS RESPONSABLES

Antes de la reunión con Alejandro Encinas, madres y padres de los muchachos acompañados por la Federación Estudiantil Campesinos y Socialistas de México (FECSM) protestaron frente a las instalaciones del Centro Nacional de Investigación (CNI).

La jornada de lucha que libran las madres y padres de los normalistas en la Ciudad de México es para demandar la presentación con vida de sus hijos. En estas jornadas se realizan manifestaciones políticas y culturales.

El contingente de normalistas de la FECSM acompañaron a las madres y padres de los 43 estudiantes a la manifestación en el CNI, recordando su participación en la noche del 26 de septiembre en Iguala.

De acuerdo con el informe del GIEI, elementos de Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) participaron con las instituciones de seguridad en la desaparición forzada de los normalistas.

Las paredes de las oficinas de CNI fueron intervenidas con frases como: “¿Dónde están?”, “Ayotzi43″, “Ni perdón ni olvido”, “Nos faltan 43″, “Asesinos”, “¡Para el Estado ser estudiante es un pecado, ser normalista es un delito, pero ser de Ayotzinapa merece la muerte!”.

A las dos de la tarde, arribaron a las afueras de las instalaciones del CNI alrededor de 30 autobuses que trasladaron a las madres y padres de los jóvenes desparecidos, normalistas, sindicalistas y organizaciones sociales para exigir la apertura de los archivos de espionaje que concluyeron con la desaparición forzada de los 43.

Las protestas en la capital del país iniciaron el lunes 18 de septiembre con la toma de la Fiscalía General de la República. Después, el jueves 21, tomaron las puertas 2 y 3 del Campo Militar número 1-A, ahí los manifestantes colocaron imágenes de los perpetradores en la desaparición de los normalistas.

BLINDAN PALACIO NACIONAL

Por la noche, trabajadores colocaron vallas metálicas al rededor de Palacio Nacional, donde vive el presidente, La medida se tomó previo a la marcha que se realizará esta tarde por el aniversario.

Por su parte, la secretaria de Gobernación emitió un comunicado en el que reiteró su compromiso con la verdad y justicia para los estudiantes de Ayotzinapa y aseguró que en la reunión se presentó a la familia una relatoría pormenorizada de los hechos y se planteó entregar cinco discos con toda la información de las grabaciones proporcionada por el gobierno de Estados Unidos.

Este trabajo fue publicado originalmente en Pie de Página que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar su publicación.


TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tus comentarios

Recientes

spot_imgspot_img

Notas relacionadas

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.