Chihuahua

miércoles 21 febrero, 2024
Ver más

    Con alegatos de salud, César Duarte logra suspensión de otra audiencia en su contra

    El exgobernador de Chihuahua se quejó de dolor en el pecho, brazo izquierdo y quijada; Tribunal suspende audiencia y lo envía a valoración médica, queda pendiente fecha para reanudar el proceso en su contra por peculado y asociación delictiva por el desvío de más 96 mil pesos.

    Por Blanca Carmona / La Verdad Juárez

    La audiencia intermedia o de preparación a juicio oral en contra del exgobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, se suspendió este lunes 26 de junio luego de que el político afirmó que está enfermo y el Tribunal de Control ordenó que se le practiquen estudios médicos.

    Al iniciar la audiencia, el político hizo uso de la palabra para afirmar ante la jueza Delia Valentina Meléndez Olivas que tiene un padecimiento que se esta agravando y las autoridades penitenciarias minimizan la situación y se burlan de su condición de sus padecimiento.

    “Anoche tuve sudoración toda la noche, tuve palpitaciones muy agudas en la madrugada, tuve un dolor fuerte en el pecho, tuve un dolor en mi cuello, en mi brazo izquierdo y en mi quijada”, dijo Duarte en la audiencia abierta en su contra por los delitos de peculado y asociación delictiva por el desvío de 96 mil 685 mil 253 pesos del erario estatal.

    Duarte se refirió que el médico de la Fiscalía General del Estado (FGE) se aferra a tener un dictamen de su condición de salud cardiaca cuando ni siquiera lo ha valorado y afirmó que su estado de salud es grave y se está deteriorando mientras permanece recluido esperando el juicio oral.

    “Yo soy el que está sufriendo. Dios sabe que la condición que yo tengo es grave, se lo digo frente a mi familia, es muy delicada, es grave. Todos los días siento estos síntomas”, afirmó.

    En otra parte de su exposición el exmandatario también se quejó de la falta de agua potable en el reclusorio, desde hace 15 días, y de que debido a eso tiene que utilizar una cubeta de 20 litro bajo su estado de salud.

    Después de la exposición de Durante sobre su condición de salud, que duró unos 23 minutos, la jueza ordenó un receso para que un grupo de paramédicos que están presentes en cada audiencia que se instruye a César Duarte lo revisaran.

    Al regresar del receso la jueza dio a conocer que a Duarte Jáquez se le habían administrado dos medicamentos para estabilizar sus signos vitales, pero aun presentaba una presión arterial alta, 150/100.

    Después uno de los abogados de Duarte Jáquez pidió que su representado fuera trasladado al penal o al Hospital Central, para que se le practique un electrocardiograma y una revisión por parte de un cardiólogo.

    El defensor también señaló que el exgobernador quiere estar presenten en la audiencia intermedia o de preparación a juicio oral, y por ley tiene el derecho de hacerlo.

    Ante esto, la jueza ordenó un nuevo receso y que a Duarte se le practiquen el electrocardiograma y la revisión por parte del especialista. Luego dijo que no puede fijar una nueva fecha para retomar la audiencia porque es necesario primero contar con los resultados del estudio y de la valoración.

    “Requiero la valoración del cardiólogo para ver si está en condiciones de estar presente en la intermedia”, indicó la jueza antes de dar por cerrada la diligencia.

    No es la primera vez que Duarte alega problemas del corazón. El pasado 29 de marzo, tan solo cinco días antes de presentarse en los juzgados, el exgobernador afirmó haber sufrido un infarto al miocardio, hecho que buscó respaldar con un electrocardiograma (ECG) realizado por su médico personal, Mario Humberto Valles Terrazas. Sin embargo, un especialista llamado por el Centro de Readaptación Social #1 (CERESO) revisó a Duarte dos días después del suceso y aseguró, con estudios médicos, que no existían pruebas suficientes como para afirmar que tuvo un infarto.

    Luego su defensa utilizó la situación de salud de Duarte para solicitar un cambio en las medidas cautelares y proporcionarle prisión domiciliaria. El pasado 24 de abril, otra vez se suspendió otra audiencia contra el exgobernador debido a su hospitalización un día antes, en la ciudad de Chihuahua.

    Apenas el pasado 2 de junio, la misma jueza autorizó una extensión de seis meses de la medida cautelar de prisión preventiva.

    En esa ocasión Duarte Jáquez y sus abogados intentaron que se le permitiera enfrentara el proceso penal en libertad argumentando que habían cambiado las condiciones que motivaron la reclusión, entre estas el estado de salud del político.

    César Horacio está acusado de haber desviado 96 millones 685 mil 253 pesos del erario estatal a favor de dos de sus empresas a Unión Ganadera Regional División del Norte del Estado de Chihuahua y/o Unión Ganadera Regional General División del Norte, así como Financiera División del Norte S.A. de C.V., S.O.F.O.M. de E.N.R., durante su gestión como gobernador de Chihuahua, de 2012 a 2016.

    Hasta el cierre de esta edición, Duarte Jáquez estaba a la espera de ser trasladado al Hospital Central, en la capital del Estado.

    Personal del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Chihuahua, indicó que el político será llevado al nosocomio hasta que ahí se cuente con un espacio para realizarle el electrocardiograma y cita con el cardiólogo, y que se estaban realizando las gestiones en cumplimiento a lo ordenado por la jueza Delia Valentina Meléndez Olivas.

    Este contenido fue realizado por La Verdad Juárez, integrante de la Alianza de Medios de Periodistas de a Pie. Para ver la publicación original, has clic aquí.


    TE PUEDE INTERESAR:

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.