Chihuahua

domingo 7 marzo, 2021
Ver más

    Juicio contra el padre Aristeo exhibe fallas de la prisión domiciliaria

    Ministerio Público acusa al sacerdote de incumplimiento a las disposiciones de su reclusión fuera del Cereso; Tribunal concluye que las irregularidades señaladas son atribuibles a los policías encargados de la vigilancia del párroco y niega petición para enviarlo al penal durante el juicio que se sigue en su contra por violación y abuso sexual de una niña

    Blanca Elizabeth Carmona/La Verdad

    El sacerdote Aristeo Trinidad Baca, acusado de violación y abuso sexual de una niña, continuará en prisión domiciliaria durante el juicio abierto en su contra, luego de que el Tribunal de Enjuiciamiento negó este viernes la petición del Ministerio Público de modificar su medida cautelar por presunto incumplimiento a las disposiciones que le permiten la reclusión fuera del penal.

    La solicitud presentada por la agente del Ministerio Público Iveth Consuelo Arredondo Serna desató un intenso debate en el juicio oral contra el párroco, en el que se exhibieron anomalías en la vigilancia y presuntas lagunas legales sobre las restricciones que aplican en una prisión domiciliaria, como la autorizada desde el 2019 al cura, quien desde entonces ha recibido a unas 430 personas, incluso algunas no autorizadas, como los menores de edad.

    La discusión se generó por el ingreso del personal de la estación de televisión XEJ CANAL 50 al lugar donde se encuentra el sacerdote, para una entrevista periodística que presuntamente fue realizada el 4 de febrero, entre las 15:47 y 17:00 horas, y difundida ese mismo día.

    La fiscal consideró que el padre Aristeo incumplió con las restricciones de la prisión domiciliaria, en la que está obligado a seguir las mismas reglas que operan en el penal para la entrada de visitantes. En un reclusorio, los reos solo pueden recibir a familiares directos, tres días a la semana y en ciertos horarios.

    El defensor Maclovio Murillo refutó lo expuesto por la representante del Ministerio Público. Dijo no han cambiado las condiciones para modificar la medida cautelar de prisión domiciliaria y que si hay alguna inobservancia es por parte de la autoridad “quien tenía el deber de impedir que entraran personas no autorizadas”.

    Afirmó que no hay límite para el número de visitas porque nunca se ha establecido y no está acreditado que hayan ingresado personas menores de edad.

    Tras el debate, el Tribunal, conformado por los jueces Carlos Jaime Rodríguez García, Florina Isela Coronado Burciaga y Arnulfo Arellanes Hernández, rechazó modificar la medida al sacerdote, al considera que la inobservancia expuesta es atribuida a los encargados de la vigilancia de su prisión domiciliaria.

    “No pasa por desapercibido para este Tribunal que los servidores públicos encargados de la vigilancia… fueron permisivos y tolerantes…” expuso el juez Rodríguez García.

    ‘RESTRICCIONES DIFICULTAN VIGILANCIA’, JUSTIFICAN

    Para exhibir su acusación, la fiscal llamó para interrogatorio a la subsecretaria del Sistema Penitenciario de Ejecución de Penas y Medidas Judiciales, Nora Angélica Balderrama Cano, quien confirmó ante el Tribunal que el clérigo se encuentra sujeto a la medida cautelar de prisión domiciliara en una casa cuya ubicación está bajo reserva judicial y que son agentes de la Policía Procesal, adscritos a esa Subsecretaría, quienes están a cargo de la vigilancia.

    Balderrama indicó que por tratarse de una residencia, no de una instalación penitenciaria, los policías no pueden ingresar a la vivienda, solo les está permitido permanecer en el exterior y hacer recorridos en los patios. También pueden hacer un pase de lista diario para confirmar la presencia del sacerdote y deben reportar a sus superiores cualquier incidencia.

    La subsecretaria explicó que la prisión domiciliaria no alcanza a las personas que cohabitan con Aristeo, es decir, la otra persona que vive con él puede entrar y salir libremente de la propiedad y los agentes no deben realizar actos de molestia a ella. Situación que dificultad mantener el control.

    La fiscal le pidió a la funcionaria estatal que diera lectura a la bitácora o registro de las personas que han visitado a Aristeo Trinidad desde el 3 octubre del 2019 hasta el pasado 4 de febrero. Al hacerlo, se conoció que el religioso recibe múltiples visitas prácticamente a diario incluso en algunas fechas, como el 16 de octubre del 2019, a la casa donde cumple la prisión ingresaron 21 personas. La lista sumó al menos 430 personas.

    Entre los visitantes mencionados están los testigos que declararon a favor de él, principalmente la monja María Elvira Vega Porras, así como el exsecretario del Ayuntamiento que hace unos días hizo pública su determinación de asumir la defensa, Maclovio Murillo Chávez, se informó durante la audiencia de este viernes, el día número 13 del juicio oral.

    Continúa leyendo en nuestro medio aliado La Verdad


    TE PUEDE INTERESAR: Acoso, agresiones y desapariciones, lo que enfrentan pasantes y egresadas de medicina

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    Notas relacionadas

    Déjanos tus comentarios
    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.