Chihuahua

sábado 20 abril, 2024

Asientos: El pequeño pueblo mágico de Aguascalientes que hizo millonarios a sus funcionarios

Funcionarios de Asientos, en Aguascalientes, dominado por José Manuel González Mota, un alcalde “chapulín”, recibieron millonadas del erario en “donaciones” que no tienen fundamento legal

POR MÓNICA CERBRÓN Y ROCÍO BASURTO / POP LAB

Gráfico: Nicolás Aranda y Juan José Plascencia

Aguascalientes– Decenas de servidores públicos del municipio minero de Asientos, en Aguascalientes, dominado por José Manuel González Mota, quien pasó por el PRI, Nueva Alianza, Morena y hoy busca reelegirse en la alcaldía con la alianza PRD-PAN, recibieron millonadas del erario en «donaciones» sobre las que no hay explicación ni fundamento legal.

El dinero ha salido a través de un sistema instaurado al menos desde 2016, cuando el actual presidente municipal de Asientos, José Manuel González Mota, gobernó ese lugar por primera vez. Mota se ha convertido en un cacique que para mantener el control del municipio, ha pasado por cuatro partidos políticos.

Él mismo ha sido beneficiario de las donaciones. A finales de 2023, se auto asignó donativos por 199 mil 635.22 pesos. Vía transparencia, el municipio aceptó que no cuenta con ningún argumento legal para sustentar la entrega de esos recursos al propio alcalde.

Del total de las donaciones entregadas a funcionarios públicos, el 56.8% –equivalente a 52.1 millones de pesos– fue entregado entre 2021 y 2023 a una sola funcionaria: Leydi Lizeth Dueñas Llamas, que desde 2021 es jefa del Departamento de Recursos Humanos de Asientos, un área que no tiene entre sus facultades manejar dinero público.

En 2022, un año electoral, Dueñas Llamas recibió la mayor cantidad de dinero: 38.7 millones de pesos. En ese año concluyó el gobierno del panista Martín Orozco y se celebraron las elecciones a la gubernatura que permitieron al PAN, aliado con el PRI y el PRD, mantener el control político en la entidad, teniendo como candidata a la panista Teresa Jiménez, actual gobernadora.

Leidy Lizeth Dueñas Llamas, jefa del Departamento de Recursos Humanos desde 2021, ha sido la funcionaria con mayores donaciones de dinero en la última administración de José Manuel González Mota. De 2021 a 2023, ella ha recibido más de 52.1 millones de pesos; solamente en 2022, un año electoral, están registradas en transparencia 95 donaciones que suman alrededor de 38.7 millones de pesos.

Para ese mismo año, el Congreso de Aguascalientes, de mayoría panista, aprobó el mayor presupuesto que Asientos había tenido desde 2017. El salto presupuestal fue del 55.1% –o 96.1 millones de pesos–, permitiendo que el dinero para donaciones y subsidios tuviera un incremento del 232% con respecto a 2021, pasando de 18.1 millones de pesos, a 60.3 millones. Las cifras son el resultado de la suma de donaciones y subsidios registrados en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT).

Durante la discusión en el Congreso, el panista Juan Pablo Gómez Diosdado, hoy contralor del estado y operador político de Jiménez, dijo que era necesario “fortalecer los ingresos del municipio de Asientos (…) para el sano financiamiento de las obras y servicios públicos que requiere la sociedad de este municipio”. La propuesta fue aprobada sin discusión alguna y por 26 de los 27 diputados y diputadas locales.

El primero de octubre de 2022, el mismo día en el que inició el gobierno de Jiménez, el ex gobernador Martín Orozco, que recién terminaba su administración, inició un nuevo trabajo: contratado por González Mota, se convirtió en coordinador de asesores de Asientos, con un sueldo mensual bruto de 97 mil pesos y con facultades que van desde la atención directa al público, inspección a cuerpos de seguridad, licitaciones y adjudicaciones de contratos, manejo de recursos financieros y humanos, y hasta investigación de delitos, facultad que no le compete a los municipios.

La noticia causó polémica y fue cuestionada políticamente porque en aquél año, Mota gobernaba bajo las siglas de Morena.

“Va cuando yo lo ocupo, ahorita trae un proyecto de infraestructura y un análisis de todos los ingresos y egresos sobre todo para mejorar la fórmula de hacienda. No lo contrata Asientos, lo contrato yo”, respondió el alcalde de Asientos ante la sospecha de que el ex gobernador era en realidad un aviador del municipio. El sueldo del ex gobernador se paga con recursos municipales.

La cercanía de González Mota con el PAN y sus partidos aliados se selló durante 2023. En mayo, el alcalde renunció a Morena y seis meses después anunció que buscará la reelección en 2024 arropado por el PRD, aliado político del PAN y de la gobernadora Teresa Jiménez.

El ex gobernador panista Martín Orozco junto a José Manuel González Mota.

En plena campaña electoral, González Mota podrá presumir a su municipio en la Feria Nacional de San Marcos. El Patronato que la organiza anunció este 31 de enero que Asientos es el municipio invitado “como participante de honor en los eventos y actividades que se llevarán a cabo durante la fiesta abrileña”.

Apenas el pasado 27 de enero, la gobernadora y su esposo, el empresario taurino Luis Alberto Villarreal, acudieron a Asientos para asistir a la reapertura de la Plaza de Toros “El Renacimiento”, como parte de las celebraciones de la Feria Regional del municipio.

El municipio fue omiso en transparentar en qué se gastó el dinero y por qué lo entregó a sus propios funcionarios.

De izquierda a derecha: Javier Luévano, presidente estatal del PAN; el senador panista Juan Antonio Martín del Campo; Nereida Dueñas Rincón, presidenta municipal del DIF en Asientos; el alcalde José Manuel González Mota; la gobernadora Teresa Jiménez y su esposo, el empresario taurino Luis Alberto Villarreal

Respecto a las donaciones en todos los casos, se entregaron sin justificar su objetivo y sin ningún fundamento legal. El municipio fue omiso en transparentar en qué se gastó el dinero y por qué lo entregó a sus propios funcionarios. Además, de acuerdo con su respuesta a una solicitud de transparencia, para entregar esos millones de pesos no contó con reglas de operación específicas, que permitirían establecer objetivos claros para el ejercicio y transparencia de los recursos públicos.

La falta de esa información contraviene estatutos legales.

“El administrador (es decir, las autoridades municipales) tiene que justificar cada centavo que sale, cada centavo que se gasta, cada movimiento tiene que estar registrado. Y mientras no sea transparente, va a haber irregularidades. Si no tenemos un objetivo y tampoco un instrumento jurídico, entonces no tenemos nada y estamos completamente en el limbo. Es dinero de la nación, no de quien lo ejecuta”, explica Jesús Reinoso, especialista en derecho administrativo y fiscal.

Cuando se le solicitaron vía transparencia los comprobantes correspondientes al dinero entregado a sus funcionarios, respondió con una negativa.

Los criterios que el municipio estipula para entregar dinero vía donación son solamente presentar la solicitud “de ayuda o subsidio”, copia de identificación oficial, estar al corriente en los pagos de agua y predial y que el presidente municipal en turno autorice la entrega del dinero. El ayuntamiento afirma que también es necesario presentar un comprobante del gasto, pero cuando se le solicitaron vía transparencia los correspondientes al dinero entregado a sus funcionarios, respondió con una negativa.

Autorizar, solicitar o realizar actos para la asignación de dinero público sin fundamento jurídico, o en contraposición con la legislación aplicable, es una falta considerada como desvío de recursos, de acuerdo con el Artículo 41 de la Ley estatal de Responsabilidades Administrativas.

El sistema ha beneficiado no sólo a los propios funcionarios del ayuntamiento, sino también a personas físicas que recibieron donaciones de hasta 600 mil pesos en una sola transferencia, y a grandes empresas, algunas incluso ubicadas en otras entidades, como Monterrey y Zacatecas.

En promedio, cada año se entregaron 11.4 millones de pesos a funcionarias y funcionarios municipales. De acuerdo con las listas de donaciones publicadas por el ayuntamiento, la cantidad más alta entregada fue a Leydi Lizeth Dueñas Llamas, por casi 800 mil pesos, y ocurrió en diversas ocasiones entre 2021 y 2023.

De hecho, más de la mitad –el 63.1%– del total de presupuesto destinado a ese rubro –145.3 millones de pesos– en el periodo 2016-2023, fue entregado a los propios funcionarios. El resto fue distribuido en apoyos que van de 500 a 10 mil pesos, con objetivos que incluyen subsidios médicos, gastos funerarios, actividades culturales y presupuesto para fiestas comunitarias, sin que se incluyan los comprobantes del gasto.

UN MUNICIPIO EMPOBRECIDO

En Asientos, cuatro de cada diez personas sufren pobreza, mientras que ocho de cada diez vive con al menos una carencia social.

Pueblo Mágico de Asientos, Aguascalientes. Foto: Mónica Cerbón

De los once municipios de Aguascalientes, Asientos es el sexto en densidad poblacional, con poco menos de 52 mil personas que lo habitan. Y de acuerdo con datos del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), es el quinto más pobre. Ahí, cuatro de cada diez personas –el 40.1%– sufre de pobreza y el 4.1% de pobreza extrema.

El 39.6% de las y los habitantes, es vulnerable por carencias sociales y casi 8 de cada diez personas –el 79.7%– sufre de al menos una carencia social, que incluye falta de agua, drenaje, electricidad o hacinamiento. El 21.7% de las personas presenta rezago educativo y el 16.5% no tiene acceso a servicios de salud.

Parque deportivo en la comunidad de Guadalupe de Atlas, 2023, municipio de Asientos. Foto: Mónica Cerbón.

En México, los municipios son los gobiernos más opacos, menos fiscalizados y tienen mayor riesgo de fuga de recursos.

Expertos consideran que dar apoyos con tan pocos criterios y sin la suficiente vigilancia, es un claro ejemplo del alto nivel de discrecionalidad que hay en los municipios de México.

“Este es un claro ejemplo del alto nivel de discrecionalidad que hay en los municipios. Dar apoyos de esos montos, con esas facilidades y con tan pocos criterios, que no responden a ningún programa de gobierno, incluso no responden tal vez al interés público, sino nada más a intereses bastante particulares”, dice Luis Javier Moreno, director de Análisis de Gasto en la organización civil Política Colectiva, dedicada a incidir en gobiernos locales con participación ciudadana y análisis de presupuesto.

“Lamentablemente es algo bastante recurrente justo en los municipios más pequeños, no los exime de que puedan ser investigados y, en su caso, sancionados. Algo importante que se tiene que desarrollar a nivel municipal es la denuncia de este tipo de prácticas, porque es la única forma en la que quedan precedentes para que autoridades, más adelante, no repitan los mismos errores”, añade el especialista.

MOTA, UN CACIQUE CAMALEÓNICO

José Manuel González Mota es un político “chapulín”. Ha pasado por el PRI, Nueva Alianza, Morena y ahora es candidato a la reelección por el PRD, aliado político del PAN y de la gobernadora Teresa Jiménez

“Lo único que puedo decir es que hice un proyecto muy personal y que hay un ‘motismo’ muy marcado y mucha gente que nos sigue ni sabe por qué, pero creo que soy cercano a la gente”, declaró Jose Manuel González Mota a finales de 2023, pocas semanas antes de que anunciara que este año buscará la reelección.

González Mota tiene razón: ha hecho de Asientos su coto político y lo ha logrado sin importar el partido que lo postule.

La primera vez que gobernó Asientos, durante el trienio 2013-2016, lo hizo bajo las siglas de Nueva Alianza; y la segunda vez que se presentó para la alcaldía, en las elecciones de 2021, fue abanderado de Morena. En ninguna ocasión tuvo oponente que lo retara.

La oficina pública de Mota es prueba de la multiplicidad de sus lealtades. Ubicada en el primer piso de la presidencia municipal de Asientos, está adornada con un cuadro de Andrés Manuel López Obrador tomando protesta como presidente de México, y junto a él se encuentra una fotografía de la gobernadora de Aguascalientes, que pertenecen a partidos confrontados. Abajo hay otros dos cuadros: uno de su familia, y otro con un sacerdote.

Para González Mota en la política los colores y la ideología partidista no importan.

Oficina pública del alcalde José Manuel González Mota, a finales de 2023. Foto: Mónica Cerbón.

De 56 años, hijo de campesinos de San José del Río, ubicado en Asientos, e ingeniero agrónomo por la Universidad de Chapingo, para González Mota en la política los colores y la ideología partidista no importan.

“Yo he dicho que la política la hacen los hombres. Me ha ido bien en la política, sería mentir si digo que no. (…) Los partidos son colores y letras, todos los partidos son buenos y tienen sus ideales. Yo he dicho que el PRI es un gran partido, ahí nací. Me gusta luchar y el color es lo de menos”, declaró a finales del año pasado.

José Manuel González Mota renunció a Morena en mayo de 2023, en 2024 competirá por el PRD. Foto: Mónica Cerbón

De acuerdo con su declaración patrimonial, González Mota es dueño de cuatro terrenos –uno de ellos de 221 hectáreas– y una casa. El documento no específica en qué años los adquirió. Tiene además una empresa agrícola que no se encuentra inscrita en el Registro Público del Comercio.

El alcalde camaleónico inició su vida política en el PRI, durante la administración del ex gobernador Otto Granados Roldán (1991-1998). De acuerdo con su currículum público, entre 1991 y 1992 fue agente de campo de la extinta Comisión para el Desarrollo Agropecuario (Codagea). Los siguientes cuatro años fue subdirector de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedeso) y en 1996 se convirtió en profesor de telesecundaria en Asientos, un trabajo que mantuvo durante diez años.

González Mota labró una cercanía, convertida en amistad, con Heriberto Gallegos Serna, el hombre que mantuvo por más de una década el control del sindicato de docentes y quién lo llevó a catapultar su control político en Asientos.

Desde 2006, cuando se integró al Comité Ejecutivo Seccional del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), labró una cercanía, convertida en amistad, con Heriberto Gallegos Serna, el hombre que mantuvo por más de una década el control del sindicato de docentes y quién lo llevó a catapultar su control político en Asientos.

Gallegos Serna, que también es empresario agroindustrial y gasolinero, es conocido por ser un gran operador político que ofrece el voto magisterial al mejor postor. Desde 2006, en cada proceso electoral celebrado en Aguascalientes, los partidos políticos tuvieron que negociar con él, y a cambio de votos le entregaron ya fuera presidencias municipales o curules en el Congreso.

En 2022, cuando la gobernadora Teresa Jiménez estaba en campaña para obtener el cargo, su equipo celebró un evento proselitista con docentes del magisterio en donde Gallegos Serna dio el mensaje de bienvenida y le externó públicamente su apoyo .

“Aquí se encuentra reunido todo un mosaico de lo que representa el magisterio de Aguascalientes, hay maestros de todos los niveles, pero también aquí tienes la maquinaria electoral que cualquier candidato quisiera tener. Este equipo ha sido definitorio en las últimas dos gubernaturas y lo sabes muy bien”, gritó el docente y empresario.

Heriberto Gallegos Serna junto al ex gobernador priista Carlos Lozano de la Torre (2010-2016)

Hoy, el ex dirigente del SNTE tiene un puesto de base en la administración estatal. De acuerdo con información de transparencia, cobra poco más de 31 mil pesos brutos mensuales como Jefe del Departamento de Control y Presupuesto de Programas Federales de la Secretaría de Desarrollo Rural y Agroempresarial (Sedrae), desde donde se ha beneficiado a una de sus empresas con la entrega de apoyos sociales. También es proveedor de combustible en la Fiscalía estatal y en diversos municipios.

De la mano de Gallegos Serna, González Mota fue, por primera vez, diputado local por Nueva Alianza de 2010 a 2013, luego se convertiría en alcalde de Asientos.

En 2016, tras el término de su primer mandato como edil, González Mota impulsó a su tesorero, Lorenzo Martín Carrillo Lara, como presidente municipal por Nueva Alianza en el trienio 2017-2019. Durante el primer año de gobierno de Carrillo Lara, el cacique no abandonó su coto de poder y fue coordinador de asesores en el municipio.

En las elecciones de este 2024 Gallegos Serna también contenderá: de la mano del PRD buscará ser diputado local por el Distrito 3, ubicado en los municipios de Pabellón de Arteaga y Tepezalá, una zona sobre la que influye electoralmente. Líderes del partido inconformes con la dirigencia perredista, anunciaron que impugnarán esa candidatura en tribunales.

Un año después, en 2018, González Mota regresó al Congreso local como diputado por Morena. Desde ahí impulsó al siguiente presidente municipal de Asientos: Juan Luis Jasso Hernández, que gobernó bajo las siglas de ese partido de 2019 a 2021.

Jasso fue su colaborador cercano. Durante su primera administración municipal, ocupó el cargo de Subdirector de Desarrollo Social. Luego, de 2017 a 2019, fue director de Desarrollo Social, Económico y Rural. Y en 2021 se convirtió en diputado local por Morena, desde donde ha sido un aliado legislativo de la gobernadora Teresa Jiménez.

De izquierda a derecha: Lorenzo Carrillo Lara, el ex gobernador Martín Orozco, Juan Luis Jasso Hernández y José Manuel González Mota. Foto de 2019. Fuente: RRSS

Al término de la administración de Jasso, que le recrimina haber contratado al ex gobernador Martín Orozco como parte de su equipo de asesores, el cacique regresó a Asientos y recuperó la presidencia municipal arropado por el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Además de cacique, Mota es también un político conocido por sus declaraciones polémicas. En 2018, como candidato de Morena a diputado local, fue detenido. En 2021, propuso permitir a los habitantes de Asientos “llevar su pistolita o su riflito” para poder defenderse, o cuando dijo , en 2023, que su sueldo se le iba con una mujer con la que tenía “un chingo de crías”.

En 2018, cuando era candidato de Morena a diputado local, el alcalde Asientos fue detenido por elementos de la fiscalía estatal acusado de lesiones y amenazas. Días después, en plena campaña electoral, fue denunciado penalmente por robo y daño a las cosas. En aquél año, Jesús Figueroa Ortega, fiscal general, detalló que González Mota tenía otras dos investigaciones en su contra, pero no ofreció más detalles.

EL SISTEMA QUE ENRIQUECIÓ A LOS FUNCIONARIOS DE ASIENTOS

Funcionarios del municipio de Asientos se han beneficiado con dinero público a través de un sistema de «autodonativos».

Las donaciones entregadas a Leydi Lizeth Dueñas Llamas, por 52.1 millones de pesos –poco más de 3 millones de dólares– fueron consignadas por el municipio como destinadas a “otras actividades” o “subsidios varios”, sin justificar la razón del donativo ni transparentar contratos o convenios.

Desde su ingreso al cargo, en noviembre de 2021, como jefa del Departamento de Recursos Humanos de Asientos y hasta diciembre de 2023, la funcionaria egresada de la UAA –y de quien no se encontró mayor información pública– recibió 123 apoyos sociales y subsidios que oscilan entre los 783 mil pesos y los mil 500 pesos.

Entre sus facultades se encuentra la atención directa al público, el manejo de recursos humanos y, paradójicamente, realizar auditorías, es decir, vigilar el buen manejo de recursos públicos y materiales.

El millonario sistema de ayudas sociales, ejecutado con «donaciones hechas en dinero», ha beneficiado sobre todo a funcionarios municipales, proveedores y empresas ubicadas fuera del municipio.

En su última declaración patrimonial disponible, que data de 2022, la funcionaria mintió: aseguró no haber recibido ningún apoyo o beneficio público en los últimos dos años, pese a que en 2021 recibió 562 mil 250 pesos a través de dos donaciones, y en 2022 cobró 38.7 millones de pesos a través de 95 depósitos. Y hasta diciembre de 2023, Dueñas Llamas recibió 12.7 millones de pesos por concepto de “subsidios varios”.

PopLab detectó en las últimas cuatro administraciones municipales, 558 donaciones a funcionarios y servidores públicos, algunos de ellos están puestos auxiliares y operativos y recibieron cantidades menores que van de los 781 pesos a los 16 mil pesos.

El millonario sistema de ayudas sociales que no cuenta con reglas de operación definidas, ha beneficiado principalmente a funcionarios titulares de áreas como la Tesorería Municipal, Recursos Humanos, Recursos Materiales, e incluso la Contraloría –encargada de investigar deficiencias en la administración–, y el Departamento de Transparencia, entre otras dependencias, delegaciones y la propia Presidencia Municipal.

Pero también se ha entregado dinero, aunque en menor cantidad, a los titulares de Cultura, Comunicación, Deporte y Turismo.

Además de Leidy Lizeth, otros cuatro funcionarios han recibido donaciones que van de los 1.3 millones a los más de 20 millones de pesos: Luis Ángel Velázquez Castro, actual titular del Departamento de Transparencia; Juan Rosales Silva, que se desempeña como encargado de la Dirección de Recursos Humanos y Materiales; Lorenzo Martín Carrillo Lara, actual tesorero; y Luis Vicente González González, subdirector del área de recursos materiales, que según la descripción de su puesto, contenida en su última declaración patrimonial publicada en 2022, es un área coordinada por el ex gobernador Martín Orozco Sandoval.

En la misma declaración patrimonial, González González informa sobre la adquisición de ocho bienes inmuebles (de los cuales no está clara la fecha de su transacción): cinco ranchos, dos locales comerciales y un terreno de 7,500 metros cuadrados adquirido mediante una permuta en junio de 2013, en el municipio de Pabellón de Arteaga.

La Dirección de Recursos Humanos y Materiales y la Tesorería Municipal, son las áreas clave para el funcionamiento de este sistema de probables desvíos.

En sus declaraciones patrimoniales y de no conflicto de interés, publicadas en 2022, Luis Ángel Velázquez Castro, Juan Rosales Silva y Lorenzo Carrillo Lara también mintieron, declararon que en los últimos dos años no habían recibido ningún apoyo o beneficio público.

Jesús Reinoso, especialista en derecho fiscal y administrativo, explica que si la entrega de donativos a funcionarios públicos es sistemática, podría tratarse de una sobre nómina, “alguien podría estar agarrando una sobre nómina para sí mismo o para alguien más. Esos donativos pueden ser una sobre nómina. No estoy diciendo que lo sean, pero pueden ser”.

Con excepción de su periodo como alcalde de Asientos de 2017 a 2019, bajo el extinto Nueva Alianza, Lorenzo Martín Carrillo Lara ha liderado la Tesorería Municipal desde 2014, cuando llegó al Ayuntamiento de Asientos de la mano de González Mota. El compadrazgo político entre ambos funcionarios les ha resultado rentable por sus posiciones en la tesorería y en la presidencia, desde donde se han autorizado a ellos mismos montos que van desde los 5 mil hasta los 280 mil pesos.

En 2016 y 2022, Carrillo Lara, quien es agrónomo y fue profesor de telesecundaria, recibió siete donativos que suman casi 1.4 millones de pesos. Mientras que a finales de 2023, José Manuel González Mota se asignó donativos por 199 mil 635.22, algunos de ellos por concepto de gastos médicos y compra de medicamentos.

Luis Javier Moreno, de la organización civil Política Colectiva, señala que la discrecionalidad en las finanzas municipales es posible gracias a que, a nivel nacional, los municipios pequeños son poco vigilados.

El sistema de fuga de recursos también ha beneficiado a empresas ubicadas dentro y fuera de Asientos; proveedores con y sin empadronamiento al Ayuntamiento –entre ellos personas que prestan servicios de pinta de bardas, venta de pirotecnia y renta de mobiliario y de luz y sonido– que han recibido hasta 2.6 millones de pesos en donativos. Así como personas que años más adelante se convirtieron en funcionarios del municipio. En tanto que, escasamente, se ha apoyado a asociaciones civiles y a otras dependencias gubernamentales.

Especialistas destacan el nivel de opacidad y poca vigilancia sobre los ayuntamientos. En Aguascalientes, el órgano local de fiscalización ha sido omiso en la revisión de éstas cuentas públicas.

En 2020, el Órgano Superior de Fiscalización en Aguascalientes (Osfags), encargado de auditar al estado y municipios, realizó una revisión a las finanzas de Asientos y declaró que el municipio publicaba de forma parcial su información, con un cumplimiento de sólo el 36%. Un mes después, el ente reculó y afirmó que el municipio cumplía con el 100% de sus obligaciones. En su página oficial no existe ninguna otra información relativa a la revisión de cuentas del municipio.

El Órgano es una de las dependencias más opacas y cuestionadas en el estado, con ex titulares acusados de corrupción. Ha servido como botín político y es una dependencia utilizada para colocar cuadros partidistas. Actualmente es conducido por Francisco Muñoz Castillo, compadre de la gobernadora Teresa Jiménez y padre de Francisco Muñoz, director de Desarrollo Social en el Municipio de Aguascalientes.

En el Osfags labora un viejo conocido del municipio de Asientos: Cristhian Alberto Cruz Silva, que actualmente es Jefe del Departamento de Control Interno del Órgano, adscrito a la Dirección de Análisis, Control y Seguimiento. Antes, de 2019 a 2021, fue tesorero en la administración de Juan Luis Jasso Hernández, y en 2022, ya como diputado local, fue su apoyo jurídico.

Especialistas destacan el nivel de opacidad y poca vigilancia sobre los ayuntamientos. En Aguascalientes, el órgano local de fiscalización ha sido omiso en la revisión de éstas cuentas públicas.

En 2019, Cruz Silva recibió 74 mil pesos en donativos. Y durante su tiempo como tesorero, entregó 20.9 millones de pesos a funcionarios y servidores públicos.

Las bases de datos obtenidas en la Plataforma Nacional de Transparencia (PNT) y la página del municipio de Asientos, tienen un halo de opacidad, pues no muestran los datos completos que indican los lineamientos técnicos generales del Sistema Nacional de Transparencia para la publicación, homologación y estandarización de la información. No obstante, esas bases de datos apuntan a que las donaciones deberían ser “asignaciones que los entes públicos destinan por causa de utilidad social para otorgar donativos a instituciones no lucrativas”.

“No es legal, no puede haber donaciones para funcionarios públicos que provengan de la misma tesorería. Las donaciones es un tema que está muy desregulado y en general, sobre todo a nivel municipal, no hay mucha normativa. Parece que son pagos hechos para que opere una red de corrupción. Puede ser que el municipio esté siendo usado para canalizar (recursos) no solo ahí, sino en un contexto más amplio, como pueden ser elecciones estatales o en otros municipios. Y creo que la razón por la que se hace vía donativo es para que se pierda la trazabilidad, pues no estás obligado a rendir cuentas de nada”, considera Oliver Meza, profesor investigador en políticas públicas y gobiernos locales, catedrático en la Universidad de Guadalajara (UdeG).

Cuando se le solicitó entrevista a José Manuel González Mota, este no respondió. Tiempo después dijo que confía en los «entes fiscalizadores». Por su parte, Iván Sánchez Nájera, presidente estatal del PRD, no accedió a la solicitud de entrevista.

***

Este trabajo fue publicado originalmente en Pop Lab que forma parte de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Aquí puedes consultar su publicación.


TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tus comentarios

Recientes

spot_imgspot_img

Notas relacionadas

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.