Chihuahua

sábado 20 abril, 2024

Captan a policías extorsionando a familia ralámuli en Chihuahua “…los bolseamos a ver qué traen…”

La familia se dirigía a un funeral y los elementos lograron quitarles 12 mil pesos. Hoy en día, los agentes se encuentran prófugos de la justicia con una orden de aprehensión. La autoridad aseguró que la familia afectada tiene protección para evitar cualquier represalia.

Jaime Armendáriz / Raíchali

Chihuahua.- “Quinientos pesos me querían dar, pero a ver cuánto saco ahorita”, así se dirige una agente vial a un elemento de la policía municipal de Chihuahua minutos antes de que, entre ambos, le quitaran 12 mil pesos a una familia ralámuli.

La familia ralámuli iba en una camioneta por las calles de la ciudad de Chihuahua y se dirigían a un funeral de una persona cercana, oriunda de Norogachi, cuando una agente de la Policía Vial, de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE), les marcó el alto. Luego solicitó el apoyo de un elemento de la Policía Municipal y les pidieron dinero.

El hecho quedó grabado por el sistema de audio y video de la patrulla del policía municipal. Ese video fue exhibido este lunes en una rueda de prensa realizada por la Fiscalía Anticorrupción de Chihuahua, al anunciar que ambos agentes tiene una orden de aprehensión en su contra por el delito de cohecho y/o extorsión. Hoy en día se encuentran prófugos de la justicia y dados de baja de las corporaciones, informaron las autoridades.

Abelardo Valenzuela, titular de esa fiscalía, relató que el presunto acto de corrupción se llevó a cabo el 05 de febrero del año pasado, entre las 2:30 y las 4 de la tarde. Posteriormente la familia afectada acudió a los órganos internos del Ayuntamiento de Chihuahua a presentar la queja, el 15 de marzo de ese mismo año, y 2 días después, la queja se turna a esa fiscalía.

Puro pinchi tecato”, “los bolseamos a ver que traen”, la evidencia de una actitud sistemática hacia personas de pueblos originarios

El video presentado por la Fiscalía Anticorrupción es una de las principales pruebas contra los elementos identificados como J.C.O.A. de la Policía Municipal, y G.R.T.U. de la Policía Vial. En la grabación se escucha la forma en la que ambos se refieren hacia las personas detenidas, entre alardeos de que los golpean de forma sistemática.

Por ejemplo, el policía municipal le dice a la otra agente que la zona en donde se encuentran es peligrosa. La detención se realizó durante el día, pero aún así el elemento municipal le insiste a la policía vial que debe tener cuidado, sobre todo porque esta última asegura no conocer bien el sector.

– …nunca había entrado…

– No, de noche ni se le ocurra, porque de noche, pinchis, si apedrean…son puro pinchi tecato. A uno porque ya lo ubican de aquí y ya saben que les damos su chinga

-Ustedes ya los conocen, ¿verdad?

-Si, nosotros ya tenemos 7 años aquí, ya ubicamos, no llegamos solos.

Esa es parte de la conversación que tienen los elementos de seguridad. La policía vial le explica que la detención la hizo en la calle Silvestre Terrazas y 120, en la zona sur poniente de la mancha urbana y los llevó hacia una avenida de la colonia Alfredo Chávez, por donde viven más personas de comunidades indígenas.

“Siempre son muy generosos, eh”, le dice el policía municipal a la colega de Vialidad en referencia a que los detenidos podría darle más dinero, pues hasta ese momento el ofrecimiento de las personas afectadas era de dar 500 pesos a cambio de no recibir la multa o una detención.

Posteriormente, el video registra cuando los elementos se retiran y se encuentran nuevamente en una gasolinera cercana para repartirse el dinero. El policía municipal cuenta su parte y la guarda en la bolsa derecha de la camisa de su uniforme.

En el anuncio de esta orden de aprehensión contra los elementos de seguridad estuvo Martín Gutiérrez, gobernador indígena de la comunidad ralámuli que vive en la zona de la colonia Alfredo Chávez. Aunque no habló al micrófono, el fiscal Anticorrupción, Abelardo Valenzuela, dijo que en la queja subrayó que no es la primera vez que se extorsiona a personas de esa etnia.

“Algunos policías y agentes de vialidad prácticamente los están cazando y preguntándoles que cuánto dinero traen, o que si qué van a hacer con ese dinero, para enseguida, de forma prepotente y vergonzoza, despojarlos del dinero. Llegan a tal grado de escoltarlos para quitarles ese dinero”, detalló Valenzuela.

También adelantó que la familia afectada tiene protección a fin de evitar cualquier represalia.

Autoridades aseguran que se marca un precedente y dan seguridad a familia afectada

Tras recibir la queja de la familia ralámuli en el Ayuntamiento de Chihuahua, se les restituyó el dinero, informó el hoy presidente municipal con licencia, Marco Bonilla, quien después de la rueda de prensa dejó la alcaldía para preparar su campaña hacia la reelección.

El suplente de Marco Bonilla es Jorge Cruz Russek, quien asumió esta tarde el cargo de presidente municipal interino.

Bonilla aseguró que con ello se sienta un precedente. “Quien la hace debe pagarla, sea quien sea y se trate de quien se trate”.

Destacó que de no ser por la plataforma digital que hay en las patrullas, con sistema de videograbación, no se habría podido consignar este hecho, que aún deberá continuar el proceso de la detención de los elementos y su puesta a disposición de un juzgado.

Dijo que los errores personales de “unos cuantos” elementos no deben manchar el nombre y reputación de la corporación policiaca.


TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tus comentarios

Recientes

spot_imgspot_img

Notas relacionadas

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.