Chihuahua

sábado 20 abril, 2024

Adiós a intermediarios, indígenas crean tienda de artesanías para preservar y difundir su cultura

Ralámuli Newalá significa hecho por ralámuli. El proyecto busca dar oportunidades laborales a personas artesanas de la Sierra Tarahumara y generar interés a nuevas generaciones para que no se pierda su herencia artesanal.

Por Karla Quintana y Carlos Gonzalez

En un esfuerzo conjunto, varias organizaciones y negocios dedicados a la venta de artesanías indígenas se unieron para inaugurar un espacio único en la ciudad de Chihuahua: Ralámuli Newalá.

El proyecto surge con el objetivo de crear un espacio donde la comunidad rarámuri y guarojío puedan ofrecer sus productos directamente al público, a fin de evitar intermediarios en la venta de artesanías. También pretenden preservar y difundir su herencia cultural, así como brindarles la oportunidad de comercializar sus productos de manera justa y digna

Durante la inauguración del local de artesanías, llamado Ralámuli Newalá, los integrantes del grupo llevaron a cabo un evento con el objetivo principal de rescatar y promover ambas culturas. Ahí se modelaron las artesanías y vestimentas tradicionales, para acercar a las personas asistentes la riqueza cultural de estas comunidades indígenas.

José Adolfo, integrante de Ralámuli Newalá, señala que el principal objetivo del proyecto es ayudar a los artesanos indígenas a vender sus productos de manera digna. Su deseo es evitar que otras personas pasen por experiencias de vender sus artesanías a precios muy bajos, como lo experimentaron ellos en el pasado.

Los integrantes comparten objetivos en común que se centran en brindar oportunidades laborales a los artesanos de la Sierra Tarahumara, lo cual les permite fortalecer a las comunidades y restablecer la cultura del quehacer de la realización de artesanías. Ello les brinda la oportunidad de generar interés a nuevas generaciones para que no se pierda su herencia artesanal.

Por ejemplo, Adolfo Fierro Torres, de la comunidad de Sojahachi, platica su preocupación por la disminución en la elaboración de artesanías en barro, que actualmente solo cuenta con la participación de cinco personas. Su objetivo es reavivar y transmitir esta labor, “así contagiarles el entusiasmo de que quieran seguir haciendo artesanías”.

Además, otra de las integrantes del proyecto Francisca Santañeño, diseñadora indígena de la comunidad de Pocayvo, menciona que ofrece variedad de productos tradicionales, como vestimenta, collares y pulseras elaboradas con chaquira, así como canastas, pinoles y coricos, representativos de la cultura guarojío.

Las artesanías ralámuli son un reflejo vivo de la rica cultura y tradiciones en la Sierra Tarahumara, son conocidas por su belleza, originalidad y profundo significado cultural, además de ser diversas por los lugares de donde provienen y la influencia que exista. Aunque comúnmente la Sierra Tarahumara se dividen alta, media y baja, por su ubicación geográfica, José Adolfo menciona que existen dos categorías intermedias adicionales, lo que resalta aún más la diversidad del arte ralámuli.

El trabajo de Rarámuli Newalá no solo ha proporcionado a sus integrantes un medio de ingreso, sino que también ha despertado el interés y la colaboración de diversas asociaciones interesadas en apoyar y participar en sus esfuerzos. Esta colaboración no solo beneficia a los artesanos rarámuri y guarojío al abrir nuevas oportunidades, sino que también fortalece la preservación y promoción de su cultura y tradiciones.

“Todavía ahorita digamos que esto es simplemente una muestra, todavía nos falta poner mucho más de lo que realmente debe de existir. Eso es todavía un proyecto mucho más grande, que después va a salir.” expresó Jose Adolfo.

El local está ubicado en la avenida Independencia y calle José Maria Morelos, en el Centro Histórico de la ciudad de Chihuahua.


TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tus comentarios

Recientes

spot_imgspot_img

Notas relacionadas

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.