Chihuahua

jueves 18 abril, 2024

César Duarte simuló contratos y pagó 120 millones a una empresa por 2 CD’s, acusa Fiscalía

Además de iniciar la preparación de juicio oral en su contra por peculado y asociación delictuosa, a Duarte le salió una nueva orden de aprehensión ésta misma semana. Lleva 2 procesos paralelos, pero éstos han sido interrumpidos por citas médicas y sesiones terapéuticas

Jaime Armendáriz / Raíchali

Fotos de archivo y cortesía del TSJ

Los más recientes cargos penales atribuidos a César Duarte Jáquez, exgobernador de Chihuahua (2010-2016), tienen que ver con la simulación de contratos con una empresa privada para desviar 120 millones de pesos, por el presunto servicio de asesorías sobre procesos contables, financieros y administrativos.

La Fiscalía General del estado establece que el dinero salió en 4 pagos de las cuentas del gobierno entre el 30 de marzo y el 04 de julio del 2015, y en cambio sólo recibió 2 discos compactos con algunos archivos.

Esas acusaciones son parte de la causa penal número 1260/2017, en la que le buscan atribuir responsabilidad por el delito de peculado, carpeta de la cual ya hay otros exfuncionarios y un empresario sentenciados.

La relatoría del Ministerio Público establece que Duarte, mediante varios de sus subordinados, simularon los procesos de contratación con la empresa Kepler Soluciones Integrales S. C., y pagaron el recurso por concepto de “Asesorías en la aplicación de mejora continua y transparencia de los procesos contables, financieros y administrativos”, con contrato CH/ AD/ 098/15, firmado el 31 de julio de 2015.

El primero de los pagos, precisa el MP, se tiene registrado el 30 de marzo del 2015 por 40 millones de pesos, el segundo el 09 de abril por 30 millones de pesos, luego otros 40 millones el 06 de mayo, y 10 millones más el 04 de julio de ese mismo año.

Por esa carpeta de investigación ya han sido sentenciados Germanín Lezama, representante legal de la empresa, así como los exdirectores de Administración y Adquisiciones del gobierno de Duarte, Gerardo Villegas y Antonio Tarín, respectivamente. Éste último fue localizado sin vida en abril de este 2023 en una calle en la ciudad de Chihuahua. Según la Fiscalía, Tarín se aventó de un puente, es decir, que se trataría de un suicidio.

EL ‘PATALEO’ DE DUARTE VS EXCOLABORADORES QUE LO ECHARON DE CABEZA

Los testigos de identidad reservada se convirtieron en uno los principales elementos utilizados por el exgobernador Javier Corral (2016-2021) para armar las carpetas de investigación contra “duartistas” y contra su propio antecesor.

Por ello es que la defensa de Duarte, y la de otros exfuncionarios ya sentenciados, han intentado la declaratoria de ilegalidad de esos testimonios, pero en 6 años no lo han conseguido. Uno de los principales testigos de identidad reservada es el exsecretario de Hacienda de Duarte, Jaime Ramón Herrera Corral.

La nueva solicitud la hicieron los abogados defensores del exmandatario ante la jueza Delia Valentina Meléndez, pero no obtuvieron una respuesta favorable.

Por ejemplo, argumentaron, existe una ilegalidad al reservar datos y nombres de los testigos “protegidos”, y pedían que fueran dados a conocer públicamente.

También condenaron los llamados criterios de oportunidad aplicados a esos testigos, que permiten a exfuncionarios, en este caso, dar información que pudiese implicarlos pero sin ser incriminados, y generar pruebas contra sus superiores.

Pero la jueza subrayó que ambas figuras legales, testigos de identidad reservada y criterios de oportunidad a esas personas, están reguladas por normas locales y respaldadas por tratados internacionales y consideró no existe ilegalidad alguna.

Ese debate se dio el miércoles y jueves de esta semana en una sala del Tribunal Superior de Justicia, durante las jornadas de audiencia intermedia (aún sin concluir y a continuar este viernes) por la causa penal 3041/2019, la primera que tiene Duarte en contra.

Esta carpeta es por los delitos de peculado y asociación delictuosa, por 96 millones de pesos, que enfrenta el exgobernador desde mediados del año pasado, cuando fue extraditado de Miami, Florida (detenido en 2020).

El inicio de ese proceso en específico arrancó en 2022 y en enero de éste 2023 debía ser la audiencia intermedia, preparatoria para llevarlo a juicio oral, sin embargo se dilató por diversas causas alegadas por la defensa, como estado de salud del exgobernador y algunos recursos jurídicos. Eso llevó a que la audiencia iniciara el pasado lunes 20 de agosto, 7 meses después de lo previsto.

TRECE MESES SIN TERAPIAS Y SE LAS AGENDAN EN SEMANA DE AUDIENCIAS

César Duarte es trasladado desde el Cereso número 1 (Aquiles Serdán, Chihuahua) hacia la Ciudad Judicial, en el Centro de la ciudad de Chihuahua, poco antes de las 8 de la mañana del lunes para atender una audiencia intermedia, pospuesta desde enero de este año.

A partir de entonces, todos los días se tenía programada una rutina similar, pero 2 días después cambia la dinámica.

En esa audiencia, tanto su defensa como el Ministerio Público deben leer el cúmulo de pruebas que llevarán a juicio oral (sin fecha definida). Son tantas las pruebas que provocan largas sesiones durante varios días.

Primer día. Lunes 20 de agosto. La jueza inicia la audiencia a las 10 de la mañana aproximadamente y finaliza pasadas las 4 de la tarde. Durante ese tiempo a Duarte le revisaron los signos vitales cada 3 horas.

Su defensa y él mismo han alegado que sufre de la presión. Tiene también un mal cardiaco y recientemente, ha dicho, le detectaron piedras en los riñones y un quiste en el pulmón izquierdo.

Además el exgobernador aseguró no haber recibido atención psicológica por parte de los servicios públicos durante 13 meses, lo que lleva encerrado en esta ciudad.

En ese primer día la continuidad de la audiencia se pone en duda por unos minutos cuando se informa, desde la defensa, que se tiene cita terapéutica para el exmandatario en unas cuantas horas. La incógnita se despeja pronto porque la terapia la pasan al jueves a las 6 de la tarde. Así que la lectura de pruebas continúa.

El martes se tiene una jornada larga igual sin mayor aspavientos con el chequeo cada 3 horas de los signos vitales de Duarte.

Para el miércoles, en cuanto se revela que existe una nueva orden de aprehensión contra el exgobernador, la defensa indica que existen otras citas médicas en puerta.

Por tarde da inicio la audiencia para leerle los más recientes cargos por peculado. La jornada había sido tan larga que el juez Adalberto Contreras Payán concede pasar al día siguiente esa lectura y finaliza audiencia pasadas las 8 de la noche.

Jueves. Cuarto día. Audiencia programada a las 9 am, inicia casi a las 10 de la mañana. Transcurren las horas y, tras un receso, se informa que Duarte no está en la sala penal. Lo habían trasladado a una sesión de fisioterapia y otra de neurología, a las 12 y 2 de la tarde.

La actividad reanuda a las 4 pm y debe ser suspendida nuevamente antes de las 6 de la tarde, pues tiene una terapia más. Con eso se da por cerrado ese día y al juzgado no le queda más que concluir esa jornada.

Para este viernes 25 de agosto se tienen programadas solo 2 horas, de 8 a 10 am, para continuar la audiencia intermedia, y que la defensa inicie con la lectura de sus pruebas. Ese lapso de tiempo se definió así porque a las 10:30 de nuevo Duarte tiene terapia y, si no hay alguna otra cita médica más, a las 12:30 se continuará con la audiencia…del otro caso…en el que aún no terminan por leerle los nuevos cargos.

TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tus comentarios

Recientes

spot_imgspot_img

Notas relacionadas

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.