Chihuahua

sábado 20 abril, 2024

La lucha de pueblo maya para reconocer a los cenotes como sujetos de derechos

Un juicio de amparo podría hacer que los cenotes de Yucatán sean reconocidos como sujetos de derechos. Esta medida reforzaría los candados legales ante megaproyectos y acciones que afecten directamente al territorio, la ecología y el medio ambiente.

Texto: Alejandro Ruiz / Pie de Página

Foto: Francisco Balderas / Archivo Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO. – En febrero de 2022, el pueblo maya de Homun inició una campaña para exigir al gobierno federal que reconociera a los cenotes de Yucatán como sujetos de derechos. Su petición se desprende de una larga lucha que esta comunidad ha librado contra las granjas porcícolas que contaminan su territorio.

Su lucha inició hace 7 años.

Posteriormente, y tras una serie de recursos legales, los pobladores decidieron interponer un amparo para proteger su territorio y sus recursos. Esto, porque las autoridades gubernamentales no hicieron caso a sus demandas. El amparo retoma la exigencia de que el Estado reconozca a los cenotes como sujetos de derechos.

Esto implicaría que, por primera vez en la historia de nuestro país, las leyes admitan que los recursos naturales cuenten con protecciones jurídicas propias para salvaguardar su existencia, y además asegurar los derechos del pueblo maya a un medio ambiente sano, su autodeterminación y la protección de su legado cultural.

El juicio fue admitido en marzo de este año en el Juzgado Cuarto de Distrito del Décimo Cuarto Distrito, en Yucatán. Días después, una jueza concedió una suspensión temporal a favor del pueblo maya, exigiendo a las autoridades que respondieran a sus demandas.

Las autoridades, si embargo, no hicieron caso a la exigencia del juzgado, y el pasado 30 de mayo se abrió un nuevo capítulo en esta historia cuando una jueza otorgó una suspensión definitiva a favor de los pobladores mayas y los cenotes.

Esto, obliga a las autoridades a responder lo que pide la comunidad. Y, hasta que no lo hagan, se suspenden los megaproyectos que afectan el medio ambiente y los cenotes de Yucatán.

Esto significa que estamos a un paso de un cambio histórico en México y los derechos de la naturaleza.

La posibilidad histórica

Aunque el juicio de amparo aún no termina, que la jueza haya otorgado una suspensión definitiva a favor del pueblo maya es un gran avance en su lucha.

Por eso, mediante un comunicado, los pobladores y su asesoría legal, Kanan Ts´ono´ot, celebraron la decisión. Y precisaron que si bien el amparo aún no se resuelve a su favor, la decisión «sí representa una medida que impide que continúe la implementación de megaproyectos de toda índole en el territorio maya de Homún debido al riesgo irreparable que podrían conllevar para el medioambiente y los derechos culturales del pueblo”.

Además, señalaron que esta decisión, y la posibilidad de que el amparo se resuelva a favor de la comunidad maya, sentarían un cambio de paradigma- Este cambió colocaría ala naturaleza en una condición de igualdad con los humanos, modificando la noción de que es solo un recurso del que podemos disponer.

“El cambio de paradigma conllevaría transitar de una visión meramente antropocéntrica, en donde la naturaleza está al servicio del ser humano, a una de carácter ecocéntrico, en donde el concepto de dignidad reconocido a las personas, se debe de ampliar a los diversos elementos naturales que, como en el caso de los cenotes, forman ecosistemas únicos que son fundamentales para la garantizar un adecuado equilibrio ecológico”.

La trascendencia de este juicio, dijeron en el comunicado, puede sentar un precedente que “refuerce el ejercicio de la libre determinación de los pueblos originarios al darles la posibilidad de cuidado y administración de los cenotes por su importancia no sólo ambiental sino también cultural”.

Y concluyeron que el objetivo de esta medida es mejorar las condiciones naturales y sociales que están en riesgo por la explotación y contaminación a las que se expone al pueblo maya ante la presencia de los megaproyectos. Además, garantizaría que los pueblos mayas puedan ejercer la guardia ancestral sobre sus recursos naturales y territorio.

«La posible resolución a favor del reconocimiento de derechos de los cenotes colocaría a México a la vanguardia de la protección ambiental y contribuiría a establecer medidas más efectivas para garantizar su derecho a un medio ambiente sano, a la conservación de su patrimonio cultural, así como al respeto de la autodeterminación de los pueblos y comunidades indígenas», señalaron.

Este contenido fue realizado por Pie de Página, integrante de la Alianza de Medios de Periodistas de a Pie. Para ver la publicación original, has clic aquí.


TE PUEDE INTERESAR:

Déjanos tus comentarios

Recientes

spot_imgspot_img

Notas relacionadas

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.