Chihuahua

domingo 26 mayo, 2024

Víctima del Ejército acusa espionaje por parte de Sedena

A Óscar Kabata De Anda militares lo detuvieron y torturaron en Ciudad Juárez hace 14 años, en medio del Operativo Conjunto Chihuahua. Tras dos años de plantones en la Ciudad de México para exigir justicia, denuncia que el Ejército lo espió a través de una militar que se hizo pasar por reportera.

Por Marco Antonio López / La Verdad Juárez
Fotografía de portada: Isabel Briseño / Pie de Página

Óscar Alejandro Kabata de Anda, víctima de tortura por parte de elementos del Ejército mexicano en 2009 en Ciudad Juárez, denunció esta semana la infiltración de un elemento de Sedena al movimiento de protesta que mantiene junto a su madre, Laura Kabata, desde 2021 en la Ciudad de México.

De acuerdo con el testimonio de Óscar Kabata una mujer se presentó como periodista independiente desde hace dos años en el plantón que mantenían frente a las oficinas de la Secretaría de la Defensa Nacional en la Ciudad de México y les dijo que su nombre era Mía Rodríguez.

Esta semana Óscar Kabata y Flora Marcelo, que también se encuentra en el plantón exigiendo justicia por el feminicidio de su hija Ayelín Iczae, de 13 años, en Guerrero, descubrieron una fotografía que se salió de la ropa de la presunta reportera, en la que ésta aparece vestida de militar y con el apellido “Farfán” bordado en el pecho. 

“Por desgracia yo confíe en ella, tiene toda la información de nosotros incluso hace como diez o doce días hablé con ella y me dijo que iba a venir a visitarme, en una ocasión le dije que vivía en un fraccionamiento de maestros pero no le mencioné el nombre, y en la llamada ella me mencionó el nombre, tiene documentos, fotografías, videos, hasta un número de cuenta”, dijo Laura Kabata.

Un par de días más tarde, este miércoles hombres y una mujer armados y vestidos con uniforme táctico pero sin insignias acudieron al plantón que ahora mantienen frente a las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos Fix Zamudio para agredirlos físicamente, lesionando con una navaja en una mano a Flora Marcelo y golpeando tanto a Óscar Kabata como al escolta que mantiene por ser víctima del Ejército y a Flora.

“La primera persona que nos escribe, sin que le hayamos dicho a nadie aún, es esta supuesta reportera, y nos pregunta cómo estamos y si vamos a seguir con el plantón en CNDH”, menciona Óscar Kabata. 

“Hace dos años la chava empezó a ir al plantón, mi mamá se sentía bien con ella, ella empezó a pedir mucha información sobre nosotros, a las denuncias les tomaba fotos, y yo trataba de ver las cosas bien porque decía ‘bueno es periodístico’, pero no me daba confianza, nunca sacó ninguna nota”, dice Kabata.

La comunicación entre los manifestantes y la persona identificada como cabo Farfán se cortó de tajo y fueron bloqueados de su cuenta de Whatsapp, de acuerdo con Laura Kabata.

El 4 de octubre de 2022 el presidente Andrés Manuel López Obrador negó rotundamente durante la mañanera que se use el software Pegasus para espiar a periodista y opositores “No somos iguales a los anteriores, no es cierto. Yo hice el compromiso de que nadie iba a ser espiado. Nosotros que hemos sido espiados y perseguidos durante años no podríamos hacer lo mismo”, aseguró en ese momento.

Apenas este jueves 23 de marzo el gobierno federal publicó un comunicado a través del cual menciona que sólo se han realizado “labores de inteligencia” contra personas involucradas en el crimen organizado.

“La Constitución refiere que es facultad exclusiva de la autoridad judicial federal… autorizar la intervención de cualquier comunicación privada, debiendo fundar y motivar fehacientemente las causas”, establece en el comunicado.

“No me sorprende porque nunca he dudado de este tipo de cosas, no me sorprende que ahorita nos estén escuchando. Pero siento mucha decepción. Sin embargo esto no me derrota, por todo lo que he pasado, esto me da más coraje para seguir, el espionaje me da más coraje para seguir aquí”, dijo en entrevista Óscar Kabata.

Kabata y Víctor Manuel Baca Prieto, fueron detenidos arbitrariamente por el Ejército en Ciudad Juárez el 26 de febrero de 2009, cuando tenían 17 y 21 años respectivamente.

Fueron trasladados a la Guarnición Militar que se encuentra en la calle Barranco Azul y ahí se les aplicó tortura. Víctor Manuel Baca Prieto fue asesinado de un disparo en la cabeza y Óscar Kabata fue liberado cinco días después. Todo esto sucedió en el marco del Operativo Conjunto Chihuahua, que coordinó el general Felipe de Jesús Espitia Hernández, entre 2008 y 2010.

A 14 años, no hay detenidos.

Este contenido fue realizado por el equipo de La Verdad Juárez, integrante de la Alianza de Medios de Periodistas de a Pie. Para ver la publicación original, has clic aquí.


TE PUEDE INTERESAR:

Déjanos tus comentarios

Recientes

spot_imgspot_img

Notas relacionadas

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.