Chihuahua

jueves 25 julio, 2024

Seguritech, responsable de Plataforma Centinela, pagó para borrar su mala reputación en internet

La empresa responsable del proyecto de seguridad del gobierno de Maru Campos contrató a una firma española que emplea noticias falsas, webs clonadas y bots para ‘limpiar’ su imagen y ‘enterrar’ notas y artículos negativos en su contra en internet, revela investigación de El País.

Por la redacción de La Verdad

Los más de cuatro mil millones de pesos que entregará el estado de Chihuahua por la Plataforma Centinela irán a parar a una empresa que, al igual que narcotraficantes, delincuentes, miembros de dictaduras y políticos, pagó para limpiar su reputación en internet.

Una investigación periodística de Forbidden Stories publicada por El País reveló cómo Seguritech –a empresa responsable del proyecto de seguridad más importante del gobierno de María Eugenia Campos–, contrató los servicios de Eliminalia, la firma española preferida por clientes condenados e investigados por corrupción, lavado de dinero, abusos sexuales y narcotráfico, entre otros delitos.

“La empresa mexicana de cámaras de seguridad quiso aniquilar su mala reputación en la red. Una investigación de la revista Proceso reveló en 2018 presuntos fallos en sus dispositivos de vigilancia. La administración de Miguel Ángel Mancera, jefe de gobierno de Ciudad de México entre 2012 y 2018, adjudicó a Seguritech un contrato de 125 millones de dólares para proveer 501 mil alarmas vecinales. Los dispositivos se adquirieron por encima del precio de mercado, según el semanario”, reveló el diario.

Como pago, Eliminalia recibió nueve mil 900 dólares para borrar de la red artículos como ‘Seguritech: Servicios deficientes, ganancias millonarias’, de acuerdo con la investigación.

La investigación, que es parte del proyecto Story Killers, analizó una filtración de 50 mil documentos entre contratos, pasaportes, contenidos a borrar y tarifas pagadas por cerca de mil 500 clientes de Eliminalia; en América Latina, la lista de usuarios que quisieron eliminar su pasado de internet es de más de 400 entre personas físicas y empresas, siendo México el de más usuarios, con 159.

Además de Seguritech, entre los clientes mexicanos están el exgobernador priista Javier Duarte, actualmente preso; Miguel Ángel Colorado Cessa, excandidato a diputado federal por el PAN y acusado de lavar dinero para el Cártel de Los Zetas; el exsenador de Morena y líder sindical Pedro Haces; Francisco Javier Cabeza de Vaca, exgobernador de Tamaulipas y el empresario Joaquín Leal, considerado por autoridades estadounidenses como cómplice de una red de intercambio de petróleo con Venezuela, como informó también el semanario Proceso.

Los métodos de Eliminalia, indica la investigación, incluyen “engañar” a los algoritmos de motores de búsqueda para que posiciones en los primeros resultados noticias falsas creadas para ese propósito.

“Se trata de artículos que destacan supuestas bondades de los clientes y que entierran en internet la información a marginar. Eliminalia recurre para este cometido a una telaraña de 600 webs que controla a través de su compañía de Florida”, abundó El País.

Encubre gobierno estatal con secrecía a la empresa

Sin embolsar un solo peso, en Chihuahua ha sido el gobierno estatal el que ha garantizado que el negocio con Seguritech se mantenga opaco.

A pesar de tratarse de contratos pagados con dinero público, hasta hoy tanto la Secretaría de Hacienda de Chihuahua como la Secretaría de Seguridad Pública Estatal (SSPE) se han negado a hacer públicas las condiciones en las que se pactó la entrega -por adjudicación directa- de cuatro mil 200 millones de pesos que serán suministrados anualmente en pagos de entre 700 y mil millones de pesos, según han explicado las autoridades.

El Proyecto Centinela inició en agosto del año pasado con la construcción de una torre en el Centro Histórico de Juárez. El edificio, que será la central de la SSPE, tendrá un costo de mil 200 millones de pesos; el proyecto entero se compone de otras 12 instalaciones distribuidas en el resto del estado, con un equipamiento que costará otros dos mil 200 mdp.

La gobernadora de Chihuahua María Eugenia Campos en Cd. Cuauhtémoc. Foto: gobierno del Estado.

Cámaras de videovigilancia, drones, arcos de identificación, filtros con sensores de capacitación biométricos, vigilancia mediante drones, equipos antidrones, remolques de videovigilancia móvil y tabletas de uso rudo con conectividad para los agentes en campo son parte del equipamiento tecnológico que, según la gobernadora Campos, tendrá el proyecto.

Al ser cuestionada sobre los señalamientos que existen en contra de la empresa -como los mencionados en la investigación de Forbidden Stories-, la mandataria defendió la elección de Seguritech.

“… les pongo el ejemplo de Tamaulipas y de Guanajuato, donde ha disminuido la inseguridad de manera importante”, dijo Campos sobre el trabajo de la empresa.

Lo que no dijo la gobernadora sobre Seguritech es que la empresa nació en 1995 como un pequeño negocio que vendía alarmas vecinales y que fue en el gobierno de Enrique Peña Nieto cuando tuvo un crecimiento exponencial al ser la principal constructora de los Control, Comando, Comunicación, Cómputo, Coordinación e Inteligencia (C5i) de varias entidades federativas, como mostró una investigación del semanario Zeta.

“Más de 10 unidades C5i fueron inauguradas o se empezaron a construir en el sexenio de Peña Nieto. Las entidades federativas comprometieron presupuestos millonarios en medio de la opacidad, violentaron procesos parlamentarios y requisitos administrativos. Se autorizaba la compra de equipo tecnológico obsoleto con sobreprecio, ocultando información pretextando la protección de la seguridad nacional”, encontró el reportaje.

Este contenido fue realizado por La Verdad Juárez, integrante de la Alianza de Medios de Periodistas de a Pie. Para ver la publicación original, haz clic aquí.


PARA LEER MÁS: Endeuda Maru Campos a Chihuahua con Torre Centinela y oculta contratos del proyecto

Déjanos tus comentarios

Recientes

spot_imgspot_img

Notas relacionadas

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.