Chihuahua

domingo 5 febrero, 2023
Ver más

    En medio de demandas por presunta corrupción, concluye funciones la obra La golondrina y su príncipe

    El montaje de la obra fue producto de una adjudicación directa de 34 millones 800 mil pesos a Alberto Espino y Federico Elías, este último uno de los más grandes empresarios inmobiliarios de Chihuahua y quien ha sido favorecido por diferentes administraciones estatales y municipales.

    Por Patricia Mayorga

    Con un lleno total y un clima templado, el domingo pasado cerró sus presentaciones la obra de teatro musical La golondrina y su príncipe, que se convirtió en uno de los símbolos de presunta corrupción del gobierno de María Eugenia Campos Galván. Los fines de semana previos la temperatura bajó de tal manera, que un día tuvieron que suspender la función.

    La obra se estrenó el 11 de noviembre pasado en el parque El Palomar, en medio de críticas y manifestaciones en contra, porque el gobierno estatal y el municipal destinaron 34 millones 800 mil pesos a una sola obra y previamente suspendió eventos culturales importantes.

    Las denuncias señalaron a los funcionarios de favorecer al productor Alberto Luis Espino de la Peña y a su socio Jaime Federico Elías Madero, uno de los principales empresarios mobiliarios proveedor de diferentes administraciones públicas.

    La gobernadora Campos Galván y el alcalde de Chihuahua, Marco Bonilla Mendoza culparon al exgobernador Javier Corral Jurado y a su secretaria de Cultura, Concepción Landa, de estar detrás del grupo que llamaron criminal y con intereses políticos. Acusaron a la exfuncionaria de dejar deudas de pagos a creadores en la entidad.

    El día del estreno, un grupo de diez creadores formó una cadena humana en el escenario. Llegaron a las 7 de la mañana y entonaron: “no nos moverán”. La respuesta de las autoridades fue un operativo para intentar desalojar. Tres horas más tarde acordaron la liberación del escenario con el secretario de gobierno estatal, César Jáuregui Robles, quien se comprometió a aclarar que los inconformes son un grupo legítimo, apartidista y no es criminal. Esa misma aclaración la hizo momentos después el alcalde, Marco Bonilla. Las autoridades se comprometieron a formar un consejo consultivo de cultura, entre otros acuerdos que aún no se cumplen.

    Protesta de creadores afuera del Teatro de la Ciudad Foto: Raúl Fernando

    Por su parte, un grupo de la comunidad de artistas, locales y reconocidos actores internacionales, advirtieron que el gobierno estatal suspendió el Festival Internacional de Cultura y la Feria del Libro en Ciudad Juárez por falta de dinero, por lo que el acto de corrupción atenta contra la cultura en el estado.

    El presupuesto de la obra, que corresponde la mitad al ayuntamiento de Chihuahua y la otra al gobierno estatal, de acuerdo con las mismas autoridades, no estaba etiquetado en los presupuestos de egresos.

    Cuando la gobernadora y el alcalde anunciaron la obra en una rueda de prensa aseguraron que costaría 20 millones de pesos, pero el grupo de creadores inconforme, consiguió el contrato e informó que autorizaron de manera directa 34 millones 800 mil pesos, a la compañía AEFE Producciones S.A de C.V, que según el Registro Público del Comercio, tiene registrados como accionistas a Alberto Espino y Federico Elías.

    Rueda de prensa para anunciar La golondrina y su príncipe Foto: Gerardo Aguirre, de El Heraldo de Chihuahua

    El presidente municipal dio a conocer que no violaron la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios del Estado de Chihuahua, ya que se trata de una creación original porque Alberto Espino la escribió basado en varios escritos de Óscar Wilde para crear una obra musical y mundial.

    El edil dio a conocer que el monto proviene de ahorros logrados este año: del Centro de Desarrollo Familiar de Punta Oriente de donde ahorraron 5 millones de pesos; de la licitación de medicamentos ahorraron entre 3 y 3.5 millones de pesos y otra parte más, de obra pública.

    El grupo de artistas locales cuestionó: “El pago se hizo en junio y cómo puede considerar un ahorro si apenas vas en el segundo trimestre del año, solamente significa que vas a dejar de pagar o comprar o invertir el presupuesto en adelante. EL rubro o componente para ese tipo e eventos ya estaba etiquetado desde diciembre de 2022, por 23 millones, es un presupuesto que cubriría muchas más actividades, no sólo una. Para hacer las transferencias tendría que haber un proyecto, ¿dónde está?”.

    A su vez, los grupos que se manifestaron en Chihuahua y Ciudad Juárez interpusieron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos y promovieron amparos que continúan en proceso. La diputada de Morena, Leticia Ortega Máynez, pidió en tribuna que se transparentara el contrato y los gastos, pero PAN, PRI y PT votaron en contra, mientras que la regidora de la comisión de Cultura, Elvira Villarreal, advirtió que la adquisición directa no se consultó al Cabildo.

    A pesar de todo ello, la obra fue estrenada, y las últimas funciones se efectuaron el fin de semana.

    EL CONTRATO Y FISCALIZACIÓN

    El contrato con AEFE , la aprobación del presupuesto para la obra por parte del Comité de Adquisiciones y la aprobación de suficiencia presupuestaria fueron firmados el mismo día: el 6 de junio de 2022.

    Ese día, la subdirectora Administrativa y de Finanzas del Instituto Municipal de Cultura, Gabriela Guadalupe Andrade Raigoza, informó a su jefa María Fernanda Bencomo Arizo, que había una suficiencia presupuestaria de 17 millones de 400 pesos para pagar la obra La golondrina y su príncipe, de acuerdo con el oficio ADM-SP-012/2022.

    Mientras tanto, el presupuesto de egresos para el Instituto de Cultura del Municipio para este año es de 58 millones 547 mil pesos y al Instituto Municipal de las Mujeres le otorgaron 15 millones, a pesar de que hay alerta de género.

    Al primer trimestre, en el área de apoyo de apoyos de orden social del ICM, entregaron 2 mil pesos para el homenaje a Gabriel Teporaca. En el segundo trimestre pagaron poco más de 80 mil pesos para la carrera rotaria San Felipe y otros apoyos eventos.

    Para el programa Editorial de Chihuahua destinaron 750 mil pesos, pero hasta el primer semestre no habían pagado ninguno; para la Muestra Municipal de Teatro tienen aprobado 880 mil y al primer semestre erogaron 113 mil 592; el Fondo Municipal de Artistas y Creadores cuenta con 4 millones 60 mil pesos, erogaron sólo 676 mil 194.

    En total, los creadores chihuahuenses reciben poco más de 8 millones de pesos, según el informe de Programas y Proyectos de Inversión del 1 de enero al 30 de junio de 2022.

    Marco Bonilla consideró que el precio de la obra es justo e informó que el 34 por ciento lo destinaron a la creación y a la cocreación de la escenografía en donde participan 70 personas chihuahuenses.

    Y precisó que el equipo que se adquirió para la obra no se lo va a quedar la empresa AEFE: “El escenario será parte de decoración de Navidad”.

    Protesta de creadores y artistas afuera del informe de la diputada Laura Contreras

    FEDERICO ELÍAS Y EL AYUNTAMIENTO DE CHIHUAHUA

    Alberto Espino tiene registradas tres empresas con el mismo objeto social para la realización de obras de teatro de todo tipo, difusión y otras actividades relacionadas, según el Registro Público de Comercio. Dos de esas empresas las registró en sociedad con el empresario Federico Elías y una más con Esteban Espino Garza.

    La primera tiene registro del 29 de mayo de 2008, la llamaron Copecalo, S. A. de C. V; la productora AEFE, S. A de C. V. fue registrada el 19 de mayo de 2003. Ambas son de Alberto Espino y Jaime Federico Elías.

    Por su parte, Campos Galván le compró dos propiedades a Federico Elías cuando era alcaldesa de Chihuahua, en el fraccionamiento Bosques de San Francisco. Primero adquirió un predio el 27 de noviembre de 2017 por 2 millones 480 mil pesos, según la inscripción 36, libro 6387 del Registro Público de la Propiedad.

    El segundo predio lo compró el 17 de septiembre de 2019 a través de la empresa Hogares Comercio e Industria. S. A de C. V, por 2 millones 483 mil 67 pesos, así consta en la inscripción 4 consta en el libro 6388, sección Primera. Grupos de la sociedad civil denunciaron un presunto conflicto de intereses con las compras, ya que en ese momento el empresario era señalado por favoritismos de los gobiernos estatal y municipal.

    Federico Elías es socio de la empresa inmobiliaria CTU, una de las principales proveedoras de diferentes administraciones. Ha sido denunciado en varias ocasiones, una de éstas ocurrió en 2012, cuando las comunidades El Madroño y Huetosachi, lo acusaron por intento de despojo de su territorio para la construcción de un proyecto turístico.

    También fue señalado como beneficiaron de los gobiernos de Javier Corral Jurado en el estado y de Campos Galván en el municipio, porque fue beneficiario de permisos para desarrollar fraccionamientos, incluso en zonas protegidas de la capital.

    Al preguntarle a Bonilla sobre la relación de Federico Elías con los gobiernos y su apoyo en campañas políticas, justificó que él sólo ha visto una vez a Elías y que no le apoyó en su campaña.

    “Lo he visto una sola vez en mi vida siendo alcalde. Fue a presentarme un desarrollo para la ciudad, es la primera vez que tuve contacto con él (…) yo no tendría porqué defenderlo, pero quiero que quede muy claro: cuando alguien es parte de un grupo político, participa, y yo lo he visto una sola vez en mi vida y tengo 20 años en el PAN”, concluyó.

    El actor Joaquín Cosío señaló que es absurdo el costo que le asignaron a la obra para 12 funciones. “Espino que vendió de manera efectiva a la gobernadora, debería dar algunos cursos para que los gobiernos de los estados estimule la cultura de esa manera como hoy lo hace con la obra”.

    Y el protagonista de la película Bardo, Daniel Giménez Cacho se sumó a otros actores y advirtió que el gasto destinado a La golondrina y su príncipe “es una cantidad absurdamente alta que refleja un mecanismo de corrupción para el desvío de dinero, no sabemos con qué fines”.

    En el mismo sentido se pronunciaron Ofelia Medina y Felipe Nájera, éste último acompañó a los artistas locales a la primera manifestación en la plaza de Armas.

    María Eugenia Campos saluda al senador Rafael Espino durante su primer informe de actividades como legislador Foto: Gobierno del estado

    ALBERTO ESPINO SE DEFIENDE

    Unos días antes de iniciar la primera función, el senador morenista Rafael Espino de la Peña visitó a su hermano Alberto en las instalaciones del parque El Palomar, donde se instalaba el escenario. Se presentó con las personas se seguridad privada contratada: “Soy su hermano”, se anunció. Los siguientes días, los medios locales publicaron la defensa del senador de la obra de su hermano.

    Ese mismo día, en entrevista, Alberto Espino dio a conocer que La golondrina y el príncipe la escribió durante la pandemia, y está basada en El Príncipe feliz de Óscar Wilde y en la carta llamada De Profundis, que los amigos de éste publicaron después de su muerte.

    Alberto Espino
    Foto: Raúl Fernando

    Aseguró que ha sido fan de Óscar Wilde “desde mi infancia”.

    “(…) Es muy famoso que a Óscar Wilde lo metieron a la cárcel por sus inclinaciones y su vida privada, pero en realidad fue por, como sucede mucho con artistas de este tipo, porque criticaba la hipocresía y la injusticia social de la sociedad victoriana (…) luego le inventaron lo de su vida privada, como si la sociedad victoriana no fuera muy hipócrita”

    Insistió en que él tiene más de 30 años dedicado a la creación de obras, desde que tenía 21 años. “Soy músico de carrera, mi maestría en Northwestern University es mi orgullo máximo”.

    Espino detalló que no se trata de una obra de teatro sino de un espectáculo multidisciplinario en el que participan bailarines, cantantes, músicos, actores y el escultor Ramón Durán, también chihuahuense. Espino pidió comprar “manzanas con manzanas”, para dimensionar el costo de la obra.

    – ¿Cuándo se constituye?, se le pregunta para conocer cuándo registró su compañía.

    – Desde hace mucho, teníamos el Teatro musical de Chihuahua

    – ¿Ahora qué figura legal tienen, tienen tres figuras legales, no?

    – No, pues con la que estamos en la obra, no.

    – ¿AEFE?

    – Si

    – ¿Sólo es esa?

    – Sí, pero no sé porqué…

    – Le pregunto para conocer su trayectoria

    Luego explicó que en México no existe la industria del teatro musical y qué él crea contenido. “En México crean montajes extranjeros, contratan todo a Disney, hay teatro original en México pero no es una industria”.

    Escenario de la obra La golondrina y su príncipe
    Foto: Raúl Fernando

    Refirió que la primera vez que constituyeron AEFE fue para hacer la película La flama sagrada, para buscar estímulo fiscal como cualquier creador. “Me he empleado de muchas formas”.

    – ¿Cómo surge la sociedad con Federico Elías?

    – Pues fíjese, se llama Sociedad Anónima, pues usted dirá. Usted me pregunta de mis amistades personales, pero pues eso no es lo importante.

    – No, no le pregunto de eso, sino de esta asociación porque el contrato está con AEFE.

    – No, pues digo, es una sociedad anónima que yo formé para presentar mi trabajo, eso es todo lo que es, pero la contratación de cualquier trabajo mío viene a través de mi trayectoria que ha sido de 30 años.

    – ¿Porqué con Federico Elías? ¿Él también es creador o de qué manera suma a su trabajos?

    – Es como si me preguntara usted… eso de que con Federico Elías es entrar en un por qué, es como han querido manipular. No, no creo que sea relevante respecto de esto, porque la única razón porque la que yo he sido contratado durante mucho tiempo por gobiernos de todos los partidos políticos (…) Lo demás no me es pertinente hacer comentarios porque no tiene absolutamente nada que ver y es entrar en un juego que no corresponde a lo que yo presento públicamente (…).

    – Federico Elías es proveedor, ha sido proveedor de algunos gobiernos…

    – No, no ha sido proveedor de ningún gobierno, en absoluto. Que yo sepa es absolutamente privado, pero yo no sé…

    – Pero los proveedores son privados.

    -No no no, absolutamente no. Que yo sepa no. que yo sepa nunca.

    – ¿CTU?

    – Bueno, eso no me corresponde a mí…

    Aseguró que han querido minimizar su trayectoria por la relación con su hermano y su relación con Elías Madero, pero el primero se desempeña como político después de que Alberto Espino comenzó a crear y al empresario lo conoció mucho tiempo después, justificó.

    Escenario de La golondrina y su príncipe
    Foto: Raúl Fernando

    Sobre el presupuesto de la obra dijo:

    – No es polémico, eso también dígalo por favor. ¿Usted ve una obra de teatro?

    – Veo el escenario.

    – Por eso, cuente nomás las luces robóticas.

    – ¿Como cuánto cuestan esas luces?

    – Digo, yo no quiero entrar aquí… ya les corresponde a ustedes. Pero hay aquí más luces robóticas que las que usa Bruno Mars en concierto. Entonces, usted vea si se descontextualiza, si no hay un periodismo de fondo, si no han visto ni siquiera el espectáculo, si no hay un estudio.

    Y añadió:

    – Mire, vea, el multifamiliar, es como un edificio… el escenario que es de PTR de acero, que es tres veces el de un teatro, 30 metros de largo por 20 de fondo, esto no es una obra de teatro, es un espectáculo masivo donde todas las artes están representadas, que sólo tendría una comparación, con festivales como Shakespeare in the park (…) tiene un presupuesto anual de 50 millones de dólares y pone dos obras, cada una cuesta 25 millones de dólares y no ponen la equivalencia a 25 millones de dólares, son 500 millones de pesos.

    – Hablaba de comparar manzanas con manzanas, ¿cuánto ganan los actores?, se le cuestiona …

    – El 30 por ciento infraestructura, 20 por ciento salarios, pero no puedo ahondar en ello, yo estoy cumpliendo con la ley. Ya les tocará a las autoridades dar cuentas (…) Las políticas públicas culturales, la toma de decisiones para un a política cultura, es muy válido que critiquen al gobierno que las hagan y que vean el costo beneficio”.

    (Otra versión de este trabajo fue publicada en la Revista Proceso #2401)

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.