Chihuahua

domingo 5 febrero, 2023
Ver más

    Madres de Chiapas y Edomex viajan a Chihuahua para exigir justicia por los feminicidios del país

    Por Patricia Mayorga

    La fuerza y la indignación por los juicios injustos contra los femicidios de sus hijas, trajeron a cuatro madres de familia a esta entidad, ubicada a más de 2 mil 600 kilómetros de distancia.

    Ayer por la mañana, frente a la icónica placa de Marisela Escobedo Ortíz, colocada en la entrada del Palacio de Gobierno, dos mamás de Chiapas y dos del Estado de México, exigieron justicia para sus hijas y llamaron a las 32 fiscalías del país a investigar los asesinatos de las mujeres con perspectiva de género.

    Afuera del edificio estatal gritaron: “De Juárez a Chiapas, ni una asesinada más”.

    “Estamos afuera del Palacio de Gobierno de Chihuahua, un lugar demasiado doloroso para nosotros las madres víctimas de violencia feminicida, porque aquí fue asesinada la señora Marisela Escobedo en el año 2010, por buscar justicia para su hija que había sido víctima de feminicidio también”.

    Maricruz Velasco, mamá de Karla Gómez Velasco Foto: Cortesía de las mamás.

    “Igual que ella, nosotras nos exponemos a que seamos violentadas, a que seamos acosadas, a que seamos intimidadas, a que cuando lleguemos a una instancia de gobierno nos empiecen a tomar fotos, nos sigan a donde quiera que vayamos. Esa violencia institucional siempre está presente en nuestro camino y simplemente por buscar justicia para nuestras hijas, víctimas de toda esta violencia que se vive en este México feminicida”, dijo Lidia Florencio Guerrero, mamá de Diana Velázquez Florencio, junto a la placa de Marisela, donde colocaron las fotografías de sus hijas.

    Ante los peatones que pasaban por el lugar, dijeron que tuvieron que salir de sus estados para ser escuchadas, a pesar de que el gobierno está para salvaguardar a la ciudadanía y cuestionaron: “¿dónde está el gobierno, que se hace como que no pasa nada?”.

    Al tomar el micrófono, Irinea Buendía detalló que llegaron en una caravana de resistencia por la justicia de sus hijas.

    “Estamos aquí por una sentencia de Mariana Lima Buendía de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y que es un parámetro nacional para investigar con perspectiva de género todas las muertes violentas de mujeres. Esta sentencia de Mariana Lima Buendía que nos la dieron el 25 de marzo de 2015, le pusieron su nombre en honor a su nombre”, gritó su mamá en altavoz.

    En entrevista, Maricruz Velasco Nájera, madre de Karla Yesenia Gómez Velasco (asesinada el 4 de julio de 2018 en Chiapas), dio a conocer la impunidad que persiste en los casos de mujeres asesinadas las llevó a realizar caravanas para hacer más visibles los casos de sus hijas.

    Este viernes estuvieron en Ciudad Juárez, donde participaron en un conversatorio organizado por la Red Mesa de Mujeres y el Instituto Municipal de las Mujeres, en el marco de los 16 días de activismo por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia de Género contra la Mujer.

    “Conocimos el Arroyo del Navajo y el Campo Algodonero”, relató Maricruz Velasco, quien reiteró que en todo el país persiste la impunidad y la corrupción en los organismos encargado de procurar y administrar la justicia.

    Durante el sábado se presentaron frente al Palacio de Gobierno, estuvieron en la Cruz de Clavos, símbolo de la impunidad en la entidad y posteriormente realizaron un acto de memoria en la placa de Marisela Escobedo, quien fue asesinada el 16 de diciembre de 2010, cuando exigía justicia para el feminicidio de su hija.

    “La señora Irinea Buendía nos convocó a esta caravana. En el caso de su hija Mariana Lima Buendía, ya se hizo el cierre de audiencias y están esperando que en mayo sea la sentencia. Lo que esperamos es la pena máxima, que quede el precedente que haga honor a este crimen”, explicó Maricruz Velasco en entrevista.

    “Eso nos motivó para empezar a caminar, que sepan en los estados que estamos caminando y decirles a las otras madres que debemos de hacer que la sentencia de Mariana sea ejecutada en las fiscalías de los 32 estados”, enfatizó Velasco, y llamó a las mamás chihuahuenses continuar en la lucha.

    Mariana Lima Buendía fue asesinada el 28 de junio de 2010 por su esposo, el comandante de la Policía Judicial del municipio de Chimalhuacán, en el Estado de México. Ella tenía 28 años. Las autoridades declararon que fue un suicidio.

    Madres de víctimas de feminicidio en Edomex y Chiapas, suman sus fotografías a la cruz de clavos, colocada frente al palacio de gobierno de Chihuahua Foto: cortesía de las mamás

    Con su esposo, Irinea Buendía emprendió el viacrucis en busca de justicia. Cinco años después lograron que el caso se reabriera para investigarlo como feminicidio y no como suicidio, gracias a un fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación. El 23 de junio de 2016 lograron que el agresor fuera aprehendido.

    Maricruz Velasco compartió que a su hija Karla Gómez la asesinaron el 4 de julio de 2018. Su agresor fue aprehendido pero el delito lo tipificaron como homicidio doloso y no como feminicidio.

    Hace un año aproximadamente, sentenciaron al agresor de Karla Gómez Velasco, a 8 años de prisión. “Pero mi esposo y yo seguimos haciendo acciones en el estado de Chiapas: hacemos marchas, damos conferencias, hasta nos hemos llegado al grado de tirar en huelga de hambre. Por todas esas acciones que hacemos, hemos hecho dos años de caravana del estado de Chiapas hasta la Ciudad de México caminando por el estado de Oaxaca, de Puebla. Hemos visibilizado toda esa corrupción que hay en el estado”.

    Así lograron presionar para que incrementaran la pena del agresor de su hija a 11 años, pero no reclasificaron el delito.

    “Entonces eso nos ha fortalecido y nos ha ayudado a que este hombre les dieran 3 años más de los que le habían dado, pero no le quitan el homicidio doloso. La misma Fiscalía del estado hizo perdedizas muchas pruebas donde prácticamente se visibilizaba que fue un feminicidio. A mi hija la golpearon adentro de la vivienda, la tiraron y le pasaron el carro encima para hacerme creer que fue un accidente. Nosotros lo hemos investigado porque la misma médico forense dio un dictamen que no es. Hoy no creemos este dictamen porque a mi hija la violaron, la asesinaron y luego le pasaron el carro encima”, denunció.

    Maricruz Velasco está convencida que detrás del homicida de Karla hay gente importante y por eso no pueden acceder plenamente a la justicia.

    “Lo único que quiero es que se sepa la vedad, qué pasó con el asesinato de mi hija. Yo sé que todas las acciones que hagamos no me va a regresar a mi hija, pero si voy a buscar que se le haga una justicia digna”.

    Lidia Florencio, Irinea Buendía, Maricruz Velasco y Adriana Gómez, exigen ante la placa de Marisela Escobedo, que se cumpla la sentencia Mariana Lima Buendía, ordenada por la SCJN en 2015

    Irinea Buendía, mamá de Mariana Limas viajó desde el Estado de México junto con Lidia Florencio Guerrero, mamá de Diana Vélázquez Florencio, una joven de 24 años asesinada el 2 de julio de 2017, también en Chimalhuacán. Su agresor, Jesús Alejandro Montes, fue sentenciado en enero pasado a 93 años de prisión, después de 4 años de lucha de su mamá.

    Maricruz Velasco y Adriana Gómez Martínez viajaron desde Chiapas, y previamente se reunieron en la Ciudad de México para emprender la caravana hacia el norte.

    Adriana Gómez es mamá de Jade Guadalupe Yung Gómez, asesinada en el Instituto del Deporte de Chiapas el 14 de enero de 2020. El caso fue manejado como homicidio, pero este año, el Observatorio Nacional de Feminicidos, que asumió el caso, logró la exhumación del caso y ahora se investiga como femicidio.

    La niña de 13 años había denunciado a sus padres que era víctima de bullying, por lo que están convencidos que no se trató de un suicidio. Han encontrado una serie de irregularidades y contradicciones en el caso, así como opacidad en el acceso al expediente y las presuntas pruebas de su muerte.

    Las cuatro mamás regresan este domingo a sus respectivos estados y continuarán con la lucha de justicia para exigir que cesen los feminicidios y la corrupción en los órganos de justicia.

    Sentenciaron que no se quedarán calladas. “Vamos a seguir recorriendo todos los estados que podamos para dar a conocer esta sentencia Mariana Lima Buendía, que siente precedente en toda la República Mexicana”.

    “Ni una más, ni una asesinada más”, “Estados corruptos, por tu culpa estoy de luto”, “no son muertas, son asesinados”, “no es un caso aislado, se llama patriarcado”, sentenciaron al finalizar su protesta.


    TE PUEDE INTERESAR: El Gobierno de Chihuahua es indiferente ante la violencia de género: Movimiento Estatal de Mujeres

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.