Chihuahua

domingo 3 julio, 2022
Ver más

    Sin freno, asesinatos y agresiones contra periodistas en México

    Los asesinatos ocurridos contra los trabajadores de la comunicación en enero del 2022, ya representan casi la mitad de todos los casos del 2021. Esto, sumado a las agresiones documentadas durante los primeros días de febrero, demuestran la continua incapacidad del Estado mexicano para proteger y garantizar el libre ejercicio del periodismo.

    Por Óscar Rosales

    Fotografía de portada: Hans M

    Este inicio del 2022 se ha convertido en un recordatorio del peligro que viven diariamente los y las periodistas, así como los trabajadores de la comunicación en México. Enero registró un ataque armado contra un periodista y cerró con cuatro asesinatos, mientras que en los primeros dos días de febrero se han registrado, al menos, tres agresiones en dos distintos hechos.

    Los asesinatos se dieron de manera acelerada, prácticamente uno por semana.

    El primero de ellos fue el de José Luis Gamboa, apuñalado el 10 de enero, en el Puerto de Veracruz. El 17 de enero, el fotoperiodista Margarito Martínez fue baleado en la puerta de su casa en Tijuana y seis días después, la periodista Lourdes Maldonado sufrió el mismo destino, en la misma ciudad. Para el 31 de enero, Roberto Toledo, reconocido por el medio de comunicación Monitor Michoacán como miembro de su equipo, fue asesinado afuera de las oficinas del portal digital.

    Tan solo estos cuatro crímenes representan el 44% de los asesinatos ocurridos contra el gremio en todo el 2021, año el que se registraron 9 casos, según los registros Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

    En el caso de las agresiones que se tienen registradas, estas comenzaron desde el 26 de enero, en lo que fue un ataque armado contra el periodista José Santiago, en un viaje sobre una carretera en Oaxaca. El director y fundador del periódico digital Pluma Digital Noticias tiene la compañía de dos escoltas del Mecanismo Federal de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas.

    En febrero, empezaron desde el primer día del mes: la primera agresión se dio contra los fotoperiodistas Ernesto Álvarez e Iván Montaño, golpeados en la alcaldía Azcapotzalco, en Ciudad de México (CDMX); el dos de febrero fue un ataque a punta de pistola contra el periodista Nezahualcóyotl Cordero, en Cancún.

    México sigue siendo, junto con Afganistán, uno de los países más peligrosos para ejercer periodismo, según el informe anual de Reporteros sin Fronteras en 2021.

    Aquí un recuento del más reciente asesinato y la serie de agresiones hasta el 2 de febrero.

    CASO TOLEDO, EN PROCESO DE DOCUMENTACIÓN

    El asesinato de Roberto Toledo, ocurrido el lunes 31 de enero en Zitácuaro, Michoacán, ha generado todo un debate público, ya que existen quienes defienden su papel como trabajador con labores periodísticas en el medio Monitor Michoacán, mientras que otros, incluido el gobierno federal y municipal, han dicho que “no era periodista”, sino más bien un auxiliar del despacho de abogados de Joel Vera, subdirector del periódico digital.

    En un video publicado en la cuenta de Facebook de Monitor Michoacán, Armando Linares, director del medio, informó del atentado que acabó con la vida de Toledo y le reconoció como miembro del equipo.

    Según los reportes de la Fiscalía de Michoacán, el trabajador de 55 años de edad recibió ocho balazos de tres hombres armados, tras abrir la puerta de una de las oficinas que, asegura Linares, pertenecen a Monitor Michoacán.

    https://www.facebook.com/MonitorMichoacan/videos/470810227835913

    “Exhibir corrupciones de gobiernos corruptos, de funcionarios y políticos corruptos, el día de hoy nos llevó a la muerte de uno de nuestros compañeros”, dice el director de Monitor en el video.

    El municipio de Zitácuaro se le conoce por ser una puerta de entrada y salida de drogas hacia el Estado de México, y que varios grupos del crimen organizado se disputan, entre ellos el Cartel de Jalisco y La Familia de Michoacán. En los últimos años varios periodistas y organizaciones de la sociedad civil han denunciado la corrupción de los cuerpos policiacos y de procuración de la justicia en el estado.

    “Nuestra única defensa es una pluma, un lapicero, una libreta. Lamentamos este hecho y lo condenamos”, consigna Linares en el video de Facebook.

    En diversas entrevistas a otros medios, Armando Linares ha enfatizado que Roberto si bien no tenía formación académica y profesional como periodista, si colaboraba con la producción de videos y la toma de fotografías. En el portal de Monitor Michoacán se pueden encontrar al menos dos notas con el nombre de Roberto Toledo, por lo que Linares ha expresado que el asesinato de Toledo es considerado también como un ataque dirigido a todo el medio.

    Cochera de la oficina donde se encontraba Roberto Toledo. Fotografía: Cuartoscuro

    Organizaciones defensoras de la libertad de expresión exigen que el asesinato de Toledo tenga como una de sus principales líneas de investigación el ataque contra la libertad de expresión y el posible ejercicio de la labor periodística.  

    El CPJ y Artículo 19, han condenado el crimen y expusieron que se sigue documentando e investigando todo lo posible acerca del caso.

    “Es muy pronto para sacar conclusiones y por lo mismo nuestra exigencia al Estado mexicano es que se investigue de manera exhaustiva y de manera más profunda este tema”, puntualizó Jan-Albert Hootsen, representante del CPJ en México.

    La organización Articulo 19 explica que en la investigación debe aplicarse el Protocolo Homologado de Delitos en contra la Libertad de Expresión.

    “Las autoridades están obligadas a investigar. Tienen la obligación de meter varias líneas de investigación, varias hipótesis”, explicó Pedro Cárdenas, Coordinador de Documentación y Seguimiento de Casos de Articulo 19.

    Periódico ya había denunciado amenazas

    Monitor Michoacán ya había denunciado públicamente la existencia de amenazas hacia su personal. Se había tomado una fotografía del perfil personal de WhatsApp de Armando Linares, director del medio, para involucrarlo a él y a terceros, en situaciones “fuera de la ley”, expone él en un video de Facebook.

    Estos ataques, asegura Linares, se dieron a raíz de dos publicaciones que realizó Monitor Michoacán: una donde señalan la posible siembra de pruebas durante una detención por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán, y la otra acerca de los contagios de covid-19 dentro del personal de las oficinas de la administración pública del estado.

    El director de Monitor Michoacán afirmó que unas horas después de la segunda publicación, empezó a circular en redes una fotografía de él, junto con un tercero, acusándole de realizar actividades ilícitas con un grupo criminal.

    Nos deslindamos completamente de todo lo que han estado publicando y señalando perfiles falsos para tratar de desinformar”, defendió Linares.

    https://www.facebook.com/MonitorMichoacan/videos/477968100504112

    “Sabemos que los ataques vienen directamente de la administración pública, porque nosotros no señalamos absolutamente a nadie que no sean los errores de la administración pública que tiene cuatro meses de haber comenzado”, denunció.

    Linares afirmó que ya se tenían identificadas a algunas personas involucradas en las amenazas, las cuales también se hicieron llegar a varias personas del equipo.

    “Temo por mi vida, por supuesto. Estaré solicitando la protección federal”, denunció el periodista, quien aseguró ya se estaba trabajando un acercamiento con las autoridades para atender la situación.

    Federación niega que fuera periodista, hay réplica

    Después del video publicado por Armando Linares donde se informaba sobre el asesinato de Roberto Toledo, el Coordinador General de Comunicación Social de la presidencia, Jesús Ramírez Cuevas, condenó en un tweet el hecho y prometió acciones en conjunto para esclarecer el caso.

    Sin embargo, 5 horas después, el vocero se retractó y escribió en otro tweet que “de acuerdo con investigaciones judiciales”, Roberto Toledo se desempeñaba como auxiliar de un despacho de abogados y no como periodista. Esta afirmación sigue generando todo un debate público sobre el papel de Toledo dentro del gremio.

    De la misma forma, el ayuntamiento de Zitácuaro comunicó en un post de Facebook lo conocido en torno al asesinato de Roberto Toledo y lo definió como un “colaborador técnico” de un despacho de abogados del municipio.

    A manera de réplica, Monitor Michoacán publicó un post en Facebook, en el que lamentó el asesinato y exigió que el ayuntamiento no tergiversara la información, reiterando que Toledo si era parte del periódico digital.

    “Es preocupante que las autoridades, independientemente de si son nivel municipal, estatal o federal, a las 4 horas ya se este intentando definir o limitar líneas de investigación”, expresó Pedro Cárdenas, Coordinador de Documentación y Seguimiento de Casos de Articulo 19.

    Cárdenas explicó que la labor periodística no se define por un trabajo de tiempo completo como periodista. La organización ha documentado durante la pandemia que varias personas periodistas han tenido que recurrir a varios trabajos a la vez, sin que eso implique deje de lado su ejercicio con la información.

    Fiscalía integra equipo para la investigación en Zitácuaro

    En un comunicado de prensa, la Fiscalía General del Estado de Michoacán informó de la conformación de un equipo interinstitucional de trabajo para esclarecer los detalles del homicidio de Roberto Toledo, en las que participan 3 dependencias distintas.

    Asimismo, en el comunicado dicen que se estableció contacto con la Fiscalía General de la República para un estudio preliminar del caso.

    AGRESIONES, A LA PAR DE ASESINATOS

    • OAXACA

    En la madrugada del miércoles 26 de enero, José Ignacio Santiago, fundador y director del periódico digital Pluma Digital Noticias, fue atacado a balazos mientras se dirigía por carretera en una camioneta a la ciudad de Juchitán. El periodista de nota roja cuenta con la compañía de dos escoltas asignados por el Mecanismo Federal de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas desde el 2020.

    Según las declaraciones vertidas en la Fiscalía General del Estado de Oaxaca, los escoltas de Santiago se percataron de que un taxi con sujetos que portaban armas largas perseguía su vehículo. Los escoltas trataron de perderlos, pero los hombres armados intentaron cerrarles el paso de frente. El escolta conductor logró evadir el cierre, por lo que los hombres en el taxi abrieron fuego contra ellos. José Ignacio salió ileso.

    El ataque se dio tan solo un día después de la Movilización Nacional en más de 62 ciudades por los asesinatos de Luis Gamboa, Margarito Martínez y Lourdes Maldonado.

    • CDMX

    Durante la tarde del primero de febrero, luego de una balacera que dejó a dos personas muertas y una herida en la alcaldía Azcapotzalco, en Ciudad de México, los fotoperiodistas Iván Montaño y Ernesto Álvarez fueron golpeados por vecinos y familiares de las víctimas que, según algunas versiones, fueron incitados por un policía.

    Derivado de estas agresiones tanto físicas como verbales, fueron detenidos dos jóvenes de 27 y 32 años, quienes tienen antecedentes de ingreso al sistema penitenciario, según una ficha informativa de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la CDMX. La dependencia también informó que se abrió una carpeta de investigación para citar a declarar al cuerpo policiaco.

    • CANCÚN

    Poco después de la agresión en CDMX, en la periferia de la ciudad de Cancún, el periodista y director del portal CG Noticias, Nezahualcóyotl Cordero, fue amenazado con un arma en las afueras de su casa. El comunicador esta inscrito en el Mecanismo Federal de Protección a Periodistas y Defensores de Derechos Humanos y cuenta con un botón de pánico.

    Según las declaraciones de Cordero, un sujeto llegó a su domicilio, amenazó a su familia y, posteriormente, le apuntó a él directamente con un arma y le dijo “vengo por ti, maldito periodista”.

    El periodista asegura que cuando el hombre iba a disparar, el arma esta se atascó, por lo que aprovechó el momento y forcejeo con su agresor, lo que permitió momentos después que vecinos salieron a su auxilio.

    Los vecinos terminaron por linchar al agresor y comentaron que el sujeto ya era ubicado en la colonia, pues se dedicaba a asaltar.

    Un día después, apareció una manta en un supermercado de Cancún, en la que se nombra a Nezahualcóyotl. La manta dice textualmente: “Mara tú vas bien, pero tu marino policía Ruber Oyarbide rompió el acuerdo que se tenía y por eso se desatara un infierno en tu paraíso. Preguntale a Neza, el periodista que tiene la historia y por eso le quieren dar piso. Anda suelto el Pingo”.

    La Fiscalía de Quintana Roo informó que ya inició una carpeta de investigación por los hechos.


    TE PUEDE INTERESAR: En lugar de investigar las desapariciones, el Estado mexicano persigue a periodistas, defensores y peritos independientes

    https://mailchi.mp/fe855c935849/boletin-raichali

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.