Chihuahua

jueves 16 septiembre, 2021
Ver más

    La fuerza vecinal en el cuidado de parques ante la ausencia de gobierno

    Ante el descuido de los parques de la ciudad en tiempos de falta de agua, vecinos y vecinas de Ciudad Chihuahua se unen para cuidarlos con sus  propios recursos, a la vez que exigen a las autoridades de tomen responsabilidad de estos y les ayuden.

    Por Raúl Fernando

    La caída del Parque Urueta

    Las fuertes ráfagas y lluvia que visitaron Ciudad Chihuahua la tarde del lunes arrancaron pinos, álamos, truenos y otros grandes árboles cuyas raíces no lograron aferrarse a la tierra. Sus grandes troncos bloquearon algunas calles y provocaron daños materiales, pero no se reportaron pérdidas humanas.

    En el caso del Parque Urueta, la tormenta derribó varios de sus árboles más longevos. 

    “Va a ser mucho trabajo, se perdieron veinte años”, dijo una de las vecinas del parque mientras miraba un viejo árbol en el suelo y con las raíces al aire.

    Uno de los árboles, seco desde hace tiempo, derribados por la tormenta.

    Organizadas en un comité, vecinos y vecinas del Urueta han denunciado ante la Dirección de Mantenimiento Urbano el descuido por parte de ellos y de la concesionaria encargada, Clean del Norte, constituida legalmente como Servicios Chuvíscar.

    En 2019, a esta empresa se le encargaron más de 60 espacios públicos por un contrato de $3,108,157.92 pesos mexicanos.

    De acuerdo con información proporcionada por la Dirección Mantenimiento Urbano a Raíchali, a las concesionarias les corresponde únicamente acciones de limpieza y mantenimiento básico, como reparar “juegos dañados, bancas, mobiliario en general”.

    Si se trata de instalar nuevo mobiliario, el municipio debe de proporcionarlo y la empresa lo instala.

    Ante la falta de respuesta por parte de las autoridades, los vecinos y las vecinas del comité visitan el parque todas las tardes para darle cuidado ellas mismas.

    Con cubetas cargan agua de una orilla a la otra y con sus propias herramientas recortan el pasto y cuidan de los árboles, ya que los aspersores sólo se encuentran en un extremo y los trabajadores de la concesionaria no tienen herramientas.

    “¿Qué podemos hacer? Nomás recoger, no tenemos herramienta” dijo uno de los trabajadores de la concesionaria que omitió decir su nombre para evitar represalias, mientras los enviados del Ayuntamiento cortaban los árboles caídos en trozos más pequeños.

    Una de las vecinas con su herramienta.

    Uno de los trabajadores de planta incluso compró, de su propio bolsillo, una manguera de 50 metros para conectar a los aspersores y poder regar un poco más allá de la orilla del parque.

    De acuerdo con la Dirección de Mantenimiento Urbano, a la concesionaria se le exige que “cuente con el personal suficiente, herramientas necesarias, vehículos para el traslado y cierta capacitación a sus trabajadores”.

    Algunas de las vecinas agradecieron que llegara la cuadrilla de la concesionaria Clean del Norte después de la tormenta, ya que pudieron establecer el contacto para futuros arreglos. 

    Una fuga, reportada y olvidada ya hace mucho, inundó una de las áreas de juego. Sigue sin repararse, pero se retiró el resbaladero para evitar que los niños llegaran directo al charco. Las vecinas creen que pueden aprovechar esta fuga para extender su alcance de riego.

    “Si dejamos todo a que lo haga un municipio o un particular, pasan cosas como estas, como que tenemos que ir retomando el control de los espacios públicos porque son de nosotros”, dijo otra de las vecinas.

    De la concesionaria al municipio, descuidos en el Parque el Platanito

    La concesión del Parque el Platanito terminó a finales de 2020 y no se renovó. Desde entonces, el Ayuntamiento se hace cargo de este. 

    Los jardineros y trabajadores que por años se habían encargado del parque y ganado la confianza de los vecinos, no fueron recontratados por el municipio por su avanzada edad. Aún así, con su propio tiempo y dinero, acudían a cuidar lo que podían.

    Vecinos reunidos por la mañana para revisar las tomas de agua del Parque el Platanito.

    “Don Cuco siempre había trabajado en el parque y le abría a ala llave para que se regara”, dijo una de las vecinas en entrevista con Raíchali, “nosotros hemos hecho algunas reparaciones y nos cooperamos para pagarle al señor y apoyar con el riego. Le falta mucho material al parque y eso no lo pone municipio”.

    Este grupo de vecinos y vecinas ha luchado también por recuperar la parte del parque que le fue cercenada y que ahora está a punto de convertirse en una gasolinera de la compañía Carvel.

    Inconformes con la manera en que municipio ha cuidado del parque, exigieron a las personas encargadas una mayor atención y cooperación con las vecinas y los jardineros voluntarios.

    Sin embargo, denuncia que ha ocurrido lo contrario.

    “Cerraron la puerta con candado para que no tuvieran acceso, quitaron una llave con la que riegan una línea de árboles” dijo la vecina, “no quieren que nosotros estemos cuidando el parque”.

    La vecina también denunció que entregaron un oficio al director de Mantenimiento Urbano, Federico Muruato, sin que este haya respondido.

    Las lluvias de julio ayudaron al reverdecimiento de varios parques de la ciudad, como sucedió con El Platanito, pero esto no salvó a aquellos que fueron arrancados del espacio donde ahora construyen la gasolinera de la compañía Carvel, a la cual se han opuesto los vecinos de la Col. Infonavit Nacional, y trasplantados en el mismo parque.

    Los árboles removidos para la construcción de la gasolinera Carvel, secos después de cuatro meses.

    Denuncias colectivas por la Ciudad Deportiva

    La Ciudad Deportiva está pasando por un largo proceso de remodelación con una inversión de 60 millones de pesos de parte del Gobierno del Estado. Los trabajos tienen la intención de modernizar el gran parque de Chihuahua, pero a la vez se interrumpieron procesos de cuidado básico de su flora, según denunciaron ciudadanos.

    “Llegó un punto en el que no tenían conexión para regar los árboles, porque estaba todo destruido, veías puros escombros, y se juntó con la sequía los primeros meses del año”, denunció Gerardo Cano, un ciudadao preocupado por la salud de su parque.

    Cano y otras personas que acuden al parque regularmente consiguieron que se  interpusieran más de 50 denuncias a través del portal de observa.gob.mx.

    Las quejas señalaban los árboles secos, pinos enfermos, con plaga y la falta de mantenimiento en general.

    La Ciudad Deportiva reverdeció después de las lluvias, aunque algunos pinos no se han recuperado por completo.

    “Lo primero que hicimos fue ir a las oficinas de la deportiva”, continuó “nos dijeron que ya lo estaban viend pero todavía pasó un mes y seguía todo igual, y levantamos unas quejas… pasamos la voz y ya cuando comenzaron las lluvias nos llegó un coreo automatizado que ya habían atendido el problema”.

    Cano considera que la salud del parque ha mejorado con las lluvias, aunque sigue al pendiente de ver cómo continúa.

    TE PUEDE INTERESAR: Giran citas penales a vecinos de El Platanito inconformes con gasolinera

    https://mailchi.mp/fe855c935849/boletin-raichali
    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    Notas relacionadas

    Déjanos tus comentarios
    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.