Chihuahua

sábado 8 mayo, 2021
Ver más

    “Tendedero pacheco”, fumadores de cannabis denuncian abusos y discriminación

    Texto y fotografías por Raúl Fernando

    Despidos, discriminación y abuso de autoridad son algunos de los problemas denunciados por usuarias y usuarios de cannabis este 20 de abril en ciudad Chihuahua en el “tendedero pacheco”, una forma de protesta virtual contra la prohibición de la planta y el prejuicio social que prevalece a pesar de la nueva legislación sobre su consumo en México, organizado por el Movimiento Cannábico Chihuahua.

    “Yo tenía tiempo trabajando en un lugar. Siempre fui muy reservado con todos mis asuntos personales hasta que un día comenté que pues consumidor”, dice uno de los testimonios recopilados. “Se notó la diferencia de trato en mi trabajo hasta que un día mi jefa llegó y me dijo que me habían acusado de estar vendiendo marihuana”.

    Al usuario que escribió esta denuncia se le obligó a renunciar o de lo contrario enfrentaría una demanda legal por vender las flores dentro del espacio laboral, aunque este afirma que simplemente es un consumidor.

    “Es una situación en donde sientes que te ahogas, sientes que todo lo que hagas aunque lo hagas bien termina mal y solo por la culpa de algo que te hace más un bien que un mal”, concluyó el testimonio.

    Otro de los testimonios recopilados relata una historia de abuso de autoridad por parte de la policía estatal y el sistema de justicia mexicano por posesión de la planta. 

    “Siempre me he reconocido como una persona muy privilegiada al haber encontrado el cannabis y haber podido desarrollar libremente mi gusto por fumarlo sin afectar a terceros y sin tener confrontaciones”, dice el denunciante al principio de su relato. “Ni con mi familia, ni en la escuela, ni en el trabajo”.

    Pero una noche, al salir de su trabajo en el centro de la ciudad, fue detenido por una “revisión de rutina”. 

    “Antes de cualquier otra cosa, me esposaron. Mientras revisaban mis cosas y encontraban la marihuana traté de hacer lo que sabía que se debía hacer. Lo declaré como mi consumo y me subieron a la patrulla”.

    El denunciante estuvo detenido por treinta y nueve horas, las primeras doce en el aislamiento y oscuridad de la celda de castigo. Le concedieron su derecho a una llamada telefónica hasta el día siguiente y fue entonces que se dio cuenta que en su mochila ya no estaba su teléfono donde tenía guardado el número de su madre, y que tampoco estaban ahí su cartera, ni sus lentes, ni las galletas que se había comprado para cenar la noche anterior.

    “Todo el proceso de estar detenido es tortuoso, terminé compartiendo celda con un abusador de menores, un presunto homicida y un señor al que lo detuvieron porque creyeron que se había robado unas pallets de la basura”, cuenta el denunciante.

    Tres meses después de ser liberado, un juez deliberó que el denunciante debería permanecer sobrio y tomar terapia contra las adicciones durante un año para poder permanecer sin cargos.

    “Me quedé siempre con la idea de que es una estupidez que la única razón por la que alguien podría privarme de mi libertad es por algo que en mi mundo no le molesta ni a la máxima autoridad de la cultura mexicana: mi madre”. 

    El “antidoping” es otra de las prácticas denunciadas en el tendedero, consistente en un examen toxicológico aplicado por las empresas para detectar el uso de algunas sustancias entre sus empleados. Al denunciante se le realizó un examen de orina y salió positivo en THC, uno de los principales componentes psicoactivos de la flor.

    “Me lo hicieron saber de inmediato y murmurando entre las doctoras dijeron ‘este es marihuano’”, dice el testimonio. “Así te catalogan entre ellos y cuando te miran hablan a tus espaldas cosas que de verdad están muy fuera de la realidad”.

    “Pretenden sacarme de mi área y ponerme en otra parte con el fin de que al pasar el tiempo yo renuncie ya que es un trabajo más pesado. Yo me esforcé para conseguir el puesto que tengo… y si es subido de puesto es gracias a mi trabajo, me quedo tiempo extra, trabajo los sábados… hago muchas cosas para siempre estar bien con los jefes y que hoy sólo por hacer algo que no me afecta en nada en mi trabajo tenga estos problemas yo”.

    De acuerdo con Miguel Chacón, uno de los voceros del Movimiento Cannábico Chihuahua, es ilegal realizar este tipo de exámenes a los empleados y tomar decisiones en base a sus resultados. Sin embargo, las empresas encuentran la manera de evadir la ley.

    “Básicamente no pueden decir que no te contrataron porque te hicieron un antidoping, pero no hay un órgano regulador que esté supervisando que las empresas no hagan eso”, dijo Chacón en entrevista con Raíchali. “Siempre te dicen que es una prueba médica. Te hacen un antidoping, que es ilegal pero ya accediste, y te corren por otra cosa o no te contratan por otra cosa”.

    “Lo más seguro es que cuando esta persona firmó su contrato lo hayan hecho firmar una cláusula que diga que le van a hacer pruebas cada cierto tiempo o si no que le hayan hecho firmar una hoja en blanco al final, que es lo más común”.

    El tendedero fue organizado por el Movimiento Cannábico Chihuahua como parte de las jornadas nacionales por un trato digno hacia los consumidores de la planta. Originalmente las denuncias se escribirían y colgarían de un cordón en una de las plazas principales de la ciudad capital, pero el incremento de contagios de COVID-19 en la ciudad obligó a la organización a posponer el evento indefinidamente.

    Legislación cannábica en pausa

    El dictamen que regula el cultivo, posesión, comercialización y consumo de cannabis en México sigue en discusión por la cámara de diputados y está pendiente su publicación en el Diario Oficial de la Federación. Los legisladores obtuvieron una nueva prórroga y discutirán el proyecto el próximo 1ro de septiembre.

    “Esta vez no quedan muy claras cuáles son las razones de la prórroga, simplemente siguen diciendo que no han tenido el tiempo de catalogar todos los factores que influyen en la generación de esta ley”, dijo el activista, “con lo cual el movimiento nacional está de acuerdo porque no se han cumplido ninguna de las exigencias de la Suprema Corte de Justicia ni se ha cumplido con las cuatro exigencias que tenemos como movimiento nacional”.

    El Movimiento Cannábico Chihuahua pertenece a una red de activismo nacional que aboga por los derechos de los y las consumidoras de cannabis en México. Han sido críticos con el proyecto de ley por considerar que este no se enfoca en los derechos de la gente común, si no en los de las empresas.

    Las exigencias del movimiento nacional son:

    -Un trato digno con una ley que no nos discrimine, estigmatice, penalice o criminalice.

    -Cultivos libres sin fines de lucro: asociados, compartidos, solidarios e individuales.

    -Posesión personal libre sin intención de venta.

    -Espacios de consumo compartidos en igualdad con fumadores de tabaco.

    “La quinta exigencia que tenemos como peculiaridad en el estado de Chihuahua es la perspectiva de género al momento de legislar”, declaró Chacón, “que se tenga en cuenta que es un riesgo la situación que sucede con las mujeres en México y que se exponencía si eres una mujer pacheca”.

    Una de las protesas cannábicas organizadas por el Plantón420 frente al Senado de la República en la Ciudad de México. 1ro de septiembre de 2020.

    El 20 de abril es un día internacional de celebración y de protesta en el que los consumidores de la planta organizan acciones por su legalización o meramente para reunirse a pasar un rato juntos y fumar cannabis.

    La historia cuenta que durante la década de 1970, cinco jóvenes californianos se reunían a las 4:20 pm junto a un busto del científico Louis Pasteur para buscar unos plantíos de cannabis abandonados.

    Aunque nunca encontraron “el tesoro”, el contacto de uno de los jóvenes con la banda norteamericana de rock psicodélico “Grateful Dead” y un artículo publicado por la revista “The High Times” popularizaron la hora para hacer referencia al consumo de la flor.

    La hora del día pasó a ser también un día del año, ya que la forma inglesa de escribir el 20 de abril es precísamente 4/20.

    TE PUEDE INTERESAR: “Que se deje de perseguir a los consumidores de marihuana”, exigencia del Movimiento Cannábico Chihuahua

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    Notas relacionadas

    Déjanos tus comentarios
    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.