Chihuahua

martes 20 abril, 2021
Ver más

    Resistencia en el equinoccio: La lucha ecologista se mantiene en Chihuahua.

    La primavera se abre paso en Chihuahua y junto con ella la promesa de los activistas ambientales de la entidad por continuar la defensa de las áreas y recursos naturales.

    Por Óscar Rosales / Fotos cortesía

    Para los diversos colectivos ambientalistas de Chihuahua, el mensaje es claro: la protección del medio ambiente debe ser inmediata, precisa y prioritaria, tanto en la agenda política como para la sociedad civil.

    Por lo tanto, integrantes de Salvemos Los Cerros Chihuahua, Extinction Rebellion, Cooperación Ecológica A.C., Fridays for Future, ColillasCUU, Superhumanos, entre muchos otros grupos, han expresado inquietudes muy puntuales que dan razón de ser a su constante movilización en Chihuahua.

    Sostienen que el diálogo y la manifestación pacífica por las causas que defienden, son las maneras que pueden llevar a otras partes su mensaje de lucha, que engloba un sinfín de crisis ambientales por las que atraviesa actualmente el estado.

    Una carrera por el agua

    Bien es sabido que el estado de Chihuahua atraviesa una de las sequías mas severas de las últimas décadas. Este suceso generó que el estado fuera declarado zona de Desastre Natural del 1 de mayo al 30 de noviembre del 2020, por lo que el agua se ha convertido en un tema central dentro los movimientos ecologistas.

    El doctor en astrofísica, Emilio Enríquez, de Extinction Rebellion, manifestó la preocupación colectiva que existe en torno a esta crisis que se vive en un estado con 48 municipios con sequía severa, según datos del Monitor de Sequía de la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA).

    “Los mismos datos te lo dicen: la ciudad tiene máximo veinte años de agua. Si te vas por allá, para partes de Aldama, de las colonias nuevas, tienen máximo cinco años. No van a terminar de pagar sus casas cuando no tienen el servicio más básico”, señaló.

    Aunado a eso, 19 de los 67 acuíferos del estado se encuentran sobreexplotados, según datos del Sistema Nacional de Información del Agua.

    Para el astrofísico, el riego de ciertos monocultivos en el estado grande, es una de las principales actividades que propicia el abatimiento de los mantos freáticos.

    “Hay cultivos que no deberían ser legales aquí en Chihuahua, las nogaleras, la alfalfa, consume demasiada agua y los únicos beneficiados de ello son pocas personas en realidad. La población en su conjunto vamos a asumir las consecuencias”.

    Y además de enfrentar problemas por la escasez del recurso vital, Chihuahua tiene un serio problema de contaminación en el Río Chuvíscar, que hasta la fecha no ha sido resuelto de manera total.

    Resistentes como rocas

    La preservación y defensa de los cerros de Chihuahua, es otra causa que mantiene alerta a los activistas de la ciudad.

    Luis Andrés Rivera, “Lucho”, de Salvemos Los Cerros Chihuahua, exigió que Gobierno del Estado acepte la propuesta de preservación ecológica de los 18 cerros de Chihuahua, los cuales han sido incendiados de manera intencional en diversas ocasiones.

    “Son incendios provocados, que nosotros hemos apagado. Ya hay un patrón de crimen organizado, de organización delictiva, que está detrás de estos actos terroristas que es incendiar un área natural”, declaró Rivera.

    El activista aseguró que los siniestros son generados en lugares donde el colectivo ha realizado algún acto de reforestación o de limpieza.

    Según un registro de Salvemos Los Cerros Chihuahua, que fue entregado a las autoridades municipales, los incendios han sido provocados en cinco cerros distintos desde el año pasado: Cerro Grande, en noviembre; Cerro Coronel Guaguachic, en diciembre; Cañón del Marro, en enero; Cerro del Arco, en febrero y el Cerro del Mogote, en marzo.

    A excepción del incendio en el Cerro del Arco, todos fueron sofocados por el grupo de alpinistas Tejones del Infierno, sin ningún tipo de ayuda de gobierno o la iniciativa privada.

    Los activistas sospechan que la intención detrás de estos incendios es destruir la flora y fauna existente y así, quienes estén interesados en dichos espacios, puedan argumentar que es necesario un cambio administrativo en el uso de suelo, para impulsar otro tipo de proyectos.

    “Al pasar todo esto ellos ya pueden decir que el cambio de uso de suelo es necesario. Esto es como un patrón que se ha repetido en todo el país, que las áreas naturales son incendiadas y luego se presentan cambios de uso de suelo para megaproyectos habitacionales, carreteros e industriales”, señaló Rivera.

    Los defensores de los cerros enfatizaron la necesidad de crear una comisión a nivel estatal y municipal, que integre a especialistas, gobierno y sociedad civil, para el reconocimiento y protección de los cerros.

    Lo anterior, se suma a las exigencias de cancelar las gasolineras Carvel en el Cerro Grande y en el parque “El Platanito”.

    Comentaron que esta propuesta, junto con otros puntos de relevancia, como el apoyo a brigadistas y la libre determinación de asentamientos indígenas en el Cerro Rubén Jaramillo, serán presentados a los candidatos de los próximos procesos electorales, dado que la actual administración ha hecho caso omiso a sus demandas.

    “Por ejemplo, desde el 2018 está el estudio técnico justificativo para declarar el cerro grande como área natural protegida. Ya vamos para tres años que tienen atorada esa iniciativa, pese a que tiene todo lo necesario para que proceda”, detalló.

    “Nosotros no vamos a apoyar ningún partido, ellos van a tener que tomar acciones si es que quieren que nosotros les creamos”, sentenció Rivera.

    Repensar la ciudad

    Miguel Rivera, representante de Cooperación Ecológica A.C., señaló la incapacidad actual, tanto del gobierno municipal como estatal, de impulsar y generar iniciativas que protejan el medio ambiente, dado el retraso existente que hay en políticas públicas y priorización de este aspecto dentro de la cultura chihuahuense.

    “La ecología en Chihuahua, tanto en el estado como en el municipio, tienen muy poco presupuesto, no tienen poder de acción, no se pueden cumplir las leyes ambientales”, dijo Rivera.

    Pese a que en Chihuahua existe una Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología (SDUE), esta no ha sido suficiente para atender y resolver las problemáticas que aquejan al estado, por lo que Miguel considera que se necesita elevar el medio ambiente a un nivel de secretaría estatal.

    “Se encuentran relegadas las subdirecciones con muy poco presupuesto, con muy pocos recursos, tanto como capital económico como capital técnico. Tenemos un gran atraso de 25 años”, expresó.

    Según Rivera, la visión de la SDUE está enfocada de manera injusta en el desarrollo urbano de la ciudad y no en temas ecológicos.

    Como ejemplo, detalló que desde hace un par de años están prohibidos los popotes de plástico en Chihuahua, pero no se ha aplicado la ley por la falta de recursos materiales, económicos e intelectuales que permitan a llevar a cabo esta tarea y deja la aplicación de la ley a una cuestión meramente de convivencia personal.

    “Si con los popotes no pueden, ¿qué nos podemos esperar de temas la industria contaminando los mantos acuíferos, los ríos, de los arroyos, la destrucción de nuestra riqueza natural?”.

    En el mismo sentido, denunció la falta de programas de reciclaje reales y efectivos en la ciudad, lo que implica un retraso de, al menos, 50 años en el manejo de residuos urbanos.

    Por otro lado, Rivera señaló la urgente necesidad de repensar la forma en que se diseña y construye la ciudad. Para el activista, las carencias dentro de la planeación urbana han generado graves consecuencias sociales.

    “Tenemos colonias enteras como Punta Oriente, Vistas de Cerro Grande y Riberas de Sacramento en donde no hay transporte público o es muy deficiente. El servicio de seguridad pública es igual”, recalcó.

    Aseguró que también existen múltiples casos de violación hacia mujeres, niñas y niños de esas colonias debido a esas fallas en seguridad.

    Sumado a eso, Rivera afirmó que la falta de alumbrado público y los largos tiempos de traslado entre hogares y trabajos, han impedido un fortalecimiento en la cohesión familiar de las comunidades, lo que frena el desarrollo colectivo de quienes las integran.

    De acuerdo con el activista, las ciudades deben ser repensadas para facilitar la movilidad de los ciudadanos y garantizar mejores condiciones de vida. “Que las ciudades sean para las personas y no para los automóviles o fraccionadores”, exigió.

    Llamado de lucha

    Con la intención de integrar las constantes exigencias por las que luchan, los múltiples movimientos ecologistas de la ciudad sumaron esfuerzos y llevaron a cabo el sábado 20 de marzo el Festival Acción Ambiental en el Centro Histórico de la capital, un espacio que dedicaron al arte, la educación ambiental y la protesta pacífica.

    Todo esto en el marco de la celebración de tres fechas que buscan concientizar sobre el valor de distintos elementos naturales: el 21 de marzo, Día Internacional de los Bosques; 22 de marzo, Día Mundial del Agua y el 26 de marzo, Día Mundial del Clima.

    Bajo ese contexto, fue que alrededor de las cuatro de la tarde, los participantes en el festival cerraron pacíficamente el tramo de la calle Venustiano Carranza frente a la Plaza del Ángel, entre Libertad y Aldama, donde se manifestaron con pancartas alusivas a la causa.

    “Fuera gasolinera del Cerro Grande”, “Educación ambiental para todos”, “El PVEM bloquea propuestas ambientales”, “Clausurado por sequía”, fueron algunos de los mensajes que se dejaron ver sobre las calles.

    En el mismo acto, se realizó sobre la acera del Palacio de Gobierno la presentación de materiales didácticos sobre el impacto de los gatos en la fauna silvestre, exposición de minerales endémicos de la región y pintas representativas del movimiento.

    A la par, hubo un recorrido por las calles del centro en bicicleta, una colecta de colillas de cigarro, un tendedero con mensajes ambientalistas y pintas sobre el asfalto, todo con el objetivo de concientizar a los transeúntes sobre las causas de los movimientos en protesta.

    Los movimientos ecologistas exhortaron a los habitantes de Chihuahua a unirse y combatir las causas que dieron pie al festival.

    “Es hora de salir a las calles, es el momento de hacer desobediencia civil no violenta. Es la única manera en que los movimientos civiles en el mundo han hecho posible hacer cambios urgentes y radicales y es lo que se necesita ahora”, expresó Emilio Enríquez.

    Para Extinction Rebellion, la situación climática no puede ajustarse a políticas conservadoras. Advierte que, de no tener cuidado, nos convertiríamos en la última generación del planeta.

    Cooperación Ecológica A.C. hizo hincapié en la diversidad de movimientos ecologistas presentes en la ciudad y que existe un espacio para todos aquellos interesados.

    “Queremos vivir una sociedad más justa, pacífica, prospera y sostenible”, recalcó Miguel Rivera.


    TE PUEDE INTERESAR: El río San Pedro en Meoqui: celebrado un día, destruido todo el año

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    Notas relacionadas

    Déjanos tus comentarios
    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.