Chihuahua

martes 20 abril, 2021
Ver más

    21 días, ningún acuerdo formal, así va la toma del Congreso de Puebla

    Mely Arellano / LadoB

    Han pasado 21 días desde la toma del Congreso del estado por parte de jóvenes feministas de las colectivas Coatlicue Siempre Viva y la Coordinadora Feminista de Puebla. 

    De su amplio pliego petitorio han priorizado tres temas: la aprobación de la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y de la Ley Agnes, y la realización de una mesa de trabajo interinstitucional sobre la Alerta de Violencia de Género contra las Mujeres (AVGM).

    El presidente del Congreso y diputado de Morena, Gabriel Biestro, ha declarado en más de una ocasión que el diálogo avanza y que han dado solución a sus peticiones. Y cada vez, ellas lo niegan. No hay verdadero diálogo, han dicho, porque en lugar de propuestas ofrecen imposiciones.

    Además de imposiciones, en el Congreso también han encontrado acoso y tácticas que, como ellas mismas han denunciado, buscan asustarlas, agotarlas y hacer que desistan: como personas grabándolas todo el tiempo, presión por parte Biestro para que muestren sus rostros, les han negado el acceso al baño, les apagan la luz en zonas exteriores por las que deben pasar para ir al baño, entre otras prácticas.

    Ley Agnes, para febrero 

    El único acuerdo real al que parecen haber llegado –si es que no sucede algún cambio en los siguientes días– es sobre la Ley de identidad sexogenérica o Ley Agnes, que tiene como “fecha tope” (Biestro dixit) el mes de febrero. 

    Aunque no queda muy claro si eso significa que en febrero presentarán una nueva iniciativa, si en febrero se discutirá en comisiones la iniciativa que la diputada Estefanía Rodríguez presentó en junio pasado, o si, más bien, en febrero pasaría al pleno.

    Esto, la discusión legislativa de la iniciativa, no garantiza nada. Así lo ha dicho Biestro en varias ocasiones: que no puede comprometerse a la aprobación, ni de la Ley Agnes, ni de la ILE, porque no controla el voto de cada integrante del Congreso.

    Sin embargo, la diputada priista Rocío García Olmedo ha explicado que la ILE y la Ley Agnes se pueden aprobar tan rápido como quiera la coalición Juntos Haremos Historia, “sólo se requiere de la voluntad política (…) Porque ya está iniciado el proceso legislativo y eso es lo importante, que las iniciativas ya están presentadas y turnadas, lo que se requiere es la voluntad política con el propósito de que rescaten las iniciativas, y solicitar las opiniones a algunas comisiones”. 

    La aprobación del matrimonio igualitario, en noviembre, es tan sólo uno de muchos ejemplos de cómo la coalición ha usado a su favor la mayoría que tiene en la actual Legislatura para aprobar los temas de su agenda y conveniencia. 

    Pese a todo, las colectivas han aceptado las condiciones y la fecha sobre la discusión de la Ley Agnes.

    Continúa leyendo en nuestro medio aliado LadoB

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    Notas relacionadas

    Déjanos tus comentarios
    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.