Chihuahua

viernes 22 octubre, 2021
Ver más

    Los archivos que ayudan a devolver identidades

    Voz y texto desde Sinaloa: Marcos Vizcarra

    Imagen: La Lechuga Ilustradora

    Las Rastreadoras de El Fuerte, en Sinaloa, con Mirna Medina a la cabeza, fueron pioneras en los rastreos en campo en busca de fosas clandestinas. Ahora, gracias al trabajo realizado junto al Grupo de Investigación en Antropología Social y Forense (GIASF), formado por mujeres antropólogas, realizaron una metodología de investigación colaborativa para la búsqueda de personas desaparecidas y para la recuperación de la memoria histórica.

     Escucha el podcast corto de esta historia. 10:36 min

     Escucha el podcast largo de esta historia. 23:04 min

    Cuando una mujer pierde a su hija, esposo, hermana o cuñada suele portar una playera de color blanco, símbolo de la promesa de buscar hasta encontrarle.

    Esa camiseta la usará todos los días y la cambiará por otra del mismo color. A veces tendrá la fotografía de su persona desaparecida y otras solo la leyenda “Te buscaré hasta encontrarte”. 

    Al cumplir esa promesa, cambiará de playera.

    ***

    En la radio local se escucha la noticia: “integrantes de Las Rastreadoras han encontrado los cuerpos de dos personas”. Es el 21 de mayo de 2020. El locutor se escucha serio, de corte fúnebre.

    Se refiere a Las Rastreadoras de El Fuerte, un colectivo formado por más de 600 familias que buscan a personas desaparecidas en el norte de Sinaloa. Ese día encontraron los dos cuerpos gracias a la llamada de un informante anónimo que delató la ubicación a Mirna Nereyda Medina Quiñónez, fundadora de la organización.

    Un par de horas después de ese hallazgo en Los Mochis, detrás de una zona conocida como La Cartonera, las mujeres encontraron el cuerpo de otra persona en otra fosa clandestina. Este colectivo ha encontrado a 200 personas con el mismo método durante seis años: aceptar la colaboración de mensajeros anónimos.

    Ese método, sin embargo, no serviría de nada si no hubieran creado antes una base de datos.

    Es un archivo tan extenso y efectivo que cualquier agencia forense podría envidiar. En este guardan detalles, secretos y descripciones muy detalladas de personas desaparecidas que puedan ayudar a su identificación, como cicatrices, marcas de accidentes, tatuajes, lunares o cualquier marca de nacimiento. Cosas que hacen únicas a esas personas.

    La información que han recopilado Las Rastreadoras es tan importante como lo son las búsquedas en campo, pues no sólo encuentran cuerpos, también han ayudado a identificarlos.

    Continúa leyendo en www.adondevanlosdesaparecidos.org

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    Notas relacionadas

    Déjanos tus comentarios
    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.