Raíchali

Feminicidio de Liliana, mujer wixárika, evidencia investigaciones judiciales sin perspectiva de género en comunidades indígenas

Dalia Souza / ZonaDocs

“Las omisiones y acciones de la Fiscalía del Estado de Jalisco en el caso del feminicidio de Liliana Carrillo González y de las mujeres de las comunidades wixárikas en Jalisco agudiza la discriminación y violencia institucional, sistemática y estructural que han padecido históricamente e, incluso, son hechos posiblemente constituidos de delitos graves por parte de los servidores públicos”, señalaron en rueda de prensa el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (CLADEMMéxico y CLADEM Jalisco, junto con Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF)  y el Observatorio de Justicia y Derechos Humanos de las Mujeres y Niñas en Zacatecas.

Con ello, manifestaron su rechazo por el actuar de la Fiscalía del Estado de Jalisco y de la propia Comisión Estatal de Derecho Humanos Jalisco (CEDHJ), en el feminicidio de Liliana Carrillo González, mujer wixárikade 20 años en manos de su esposo.

Y es que, recordaron a las autoridades que el feminicidio “es considerado una violación grave a los derechos humanos de las mujeres y constituye la consecuencia final y más grave de un continuum de violencia”, donde los cuerpos de las mujeres, jóvenes y niñas reflejan la violencia desmedida de la que son víctimas, previa, durante y posterior a la privación de su libertad o de su vida.

Continuar leyendo en nuestro medio aliado ZonaDocs. Apoya el periodismo independiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.