Raíchali

En el Tren Maya lo que hay que evitar es el ejemplo de Cancún: Fonatur

Daniela Pastrana / Pie de Página

Al Tren Maya “hay que entenderlo como un proyecto de bienestar”, asegura el director del Fondo Nacional del Fomento al Turismo (Fonatur), cabeza del controvertido proyecto de mil 554 kilómetros de vías con 19 estaciones que conectarán ciudades con puertos, aeropuertos y otras infraestructuras de cinco estados del sureste del país. Un tren que será para el transporte de pasajeros locales y para la carga de productos. Pero, sobre todo, para el turismo, actividad de donde el gobierno federal proyecta afianzar la rentabilidad de la obra.

“También tendrá la parte importante de ingreso, que es el transporte de turistas, en donde sí es bastante rentable”, dijo este domingo Jiménez Pons, al presentar la propuesta en la conferencia de prensa diaria del gobierno federal sobre los programas de bienestar.  

A su lado, el secretario del ramo, Miguel Torruco, remató con una idea que concita las peores pesadillas de ambientalistas: “El proyecto más ambicioso que se recuerde después de Cancún en los últimos 50 años es el Tren Maya (…) contamos con 190 productos de alto impacto, hacia ahí vamos dirigidos para satisfacer las necesidades y expectativas del consumidor”.

Leer más en nuestro medio aliado Pie de Página

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.