Al líder indígena lo mataron en riña familiar: Fiscalía

Redacción/Raíchali

El Fiscal de distrito de zona Occidente Jesús Manuel Carrasco Chacón aseguró que el homicidio de José Antonio Montes Enríquez ocurrido en el poblado de Creel, se derivó de una riña por un conflicto familiar, y descartó que el crimen se haya suscitado por la actividad que realizaba la víctima en la región serrana.

Así lo señaló el rueda de prensa a días de haberse dado a conocer que personas cercanas a Antonio acusaron un posible crimen de Estado, debido a que la hoy víctima tenía programada una protesta para acusar presunto mal manejo del fideicomiso estatal creado en 2016 para indemnizar a comunidades indígenas por no consultarlas para la construcción del aeropuerto de Creel, obra iniciada en la administración de César Duarte.

El funcionario estatal relató que el 06 de junio pasado Antonio y el agresor, identificado como Cesar P. G., en compañía de cuando menos cuatro personas más, estuvieron ingiriendo bebidas embriagantes en la comunidad de Creel y aproximadamente a las seis de la tarde decidieron regresar a la comunidad El Manzano.

En el trayecto hicieron una parada para orinar y la hermana del agresor, le quitó las llaves del vehículo porque éste conducía de manera inconveniente, ya que andaba ebrio.

Esa situación generó un pleito entre ambos hermanos y en el cual intervino José Antonio Montes Enríquez, quien fue agredido por Cesar P. G., con una piedra con la que le pegó en la cabeza provocándole la muerte, aseguró el Fiscal.

Dio a conocer que en la carpeta de investigación se anexó el resultado de la necropsia que estableció que la causa de la muerte fue traumatismo craneoencefálico severo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.