Chihuahua

sábado 20 abril, 2024

“Sexo o dinero”: Mujeres migrantes denuncian violencia sexual en la frontera sur de México

“Me das 30 dólares por cada una de ustedes o ya sabes, un acostón”: Así le dijeron a Miriam, venezolana de 25 años de edad cuando ingresó a México por la frontera sur entre Guatemala y el estado de Chiapas, acompañada de sus dos hijas menores- 5 y 13 años de edad-. Ella entregó dos celulares para que a sus hijas no le hicieran nada, pero ella si tuvo que pasar con “el jefe”.

Por Diana Manzo / Istmo Press

Desde el Centro de Movilidad en la Capital oaxaqueña, Miriam confiesa que tuvo mucho miedo. Un hombre robusto le dijo que pasara al cuarto y se bajara el pantalón. Miriam estaba menstruando y eso la salvó.

“Así no me sirves, vete de aquí”, recuerda que le dijo el hombre de tez oscura a quién todos le decían “el jefe”.

La mujer que salió de Venezuela hace dos meses asegura que sintió mucho miedo, pero no le quedó de otra que obedecerlo, porque de lo contrario temía por su integridad.

“Gracias a que estaba menstruando no me violaron, porque realmente eso iba a ocurrir, una violación sexual”, afirma.

La violencia sexual que viven las mujeres migrantes es real en esta zona fronteriza entre Guatemala y Chiapas. Ella asegura que el camión que las ingresó a Chiapas las llevó por un camino solitario y peligroso y es donde los asaltantes los abordaron.

“Las mujeres corremos mucho peligro y riesgo, yo salvé a mis dos hijas menores de edad y preferí arriesgarme. Quién no trae dinero, tiene que pagar para no ser violada. Yo me salvé porque estaba menstruando”, recalcó.

En el caso de los hombres, a ellos los asaltan y les quitan su dinero, celulares y toda pertenencia de valor.

No denunciamos por pena

Luisa y Karina también venezolanas recuerdan que a ellas las violaron introduciéndoles los dedos en la vagina buscando “plata”- dinero- .

“Nos dijeron que nos desvistiéramos, de ahí comenzaron a tocarnos en todo el cuerpo en busca de “plata” y finalmente la revisión llegó a nuestra vagina, pensando que traíamos dinero oculto en nuestras partes intimas.

Ellas no denunciaron por pena y además nadie les cree. La mayoría de las mujeres violentadas son jóvenes, entre 14 a 30 años de edad, afirmaron.

“Es denigrante lo que tenemos que pasar para poder alcanzar el sueño americano, estás violaciones son silenciosas, no las decimos por pena, y finalmente nadie nos cree, al contrario, nos dicen que es nuestra culpa, por querer migrar, por querer llegar a otro país, por alcanzar nuestros sueños”.

Una realidad, la violencia sexual a las mujeres migrantes

Perla Gómez, líder medical de Médicos Sin Fronteras dijo que es una realidad la violencia sexual que viven las mujeres migrantes entre los tipos de violencia qué hay en su tránsito.

Dijo que como Médicos sin Fronteras cuentan con un paquete medico completo, en la cual incluye exámenes físicos, psicológicos, trabajo social y pruebas rápidas.

“Es una realidad de la consulta la violencia sexual, y por eso nosotros lo incluimos en nuestros paquetes médicos, la intención es ayudar a las mujeres que migran en busca de alcanzar el sueño americano”.

Activistas y defensoras de los derechos de mujeres en la migración reafirmaron que más que una crisis migratoria, lo que se vive es una migración de refugiadas y refugiados que están ingresando miles por la frontera sur.

Dijo que una de las razones de las mujeres, es que en sus países no hay derecho a decidir sobre su cuerpo.

“Muchas mujeres se van por salvar si vida,la migración ha significado para ellas salvar la vida, lo que para las comunidades indígenas significa también huir por mucha represión”, concluyeron.

Este contenido fue publicado por Istmo Press, integrante de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Ve aquí su publicación original.


TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tus comentarios

Recientes

spot_imgspot_img

Notas relacionadas

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.