Chihuahua

sábado 20 abril, 2024

Encuentran cuerpo de migrante en boyas del río Bravo colocadas por Texas

La Secretaría de Relaciones Exteriores confirmó el hallazgo del cuerpo sin vida de una persona migrante en la zona de boyas de Eagle Pass, las mismas que fueron colocadas por el gobierno republicano de Greg Abbott.

Texto: Alejandro Ruiz / Pie de Página

Fotografías: @GregAbbott_TX (gobernador de Texas)

Alrededor de las 14 horas, el Departamento de Seguridad de Texas notificó al Consulado mexicano en Eagle Pass del hallazgo de una persona sin vida atorada en la parte sur de las boyas que semanas atrás colocó el gobierno de Greg Abbott.

Los hechos ocurrieron este 2 de agosto, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores mediante un comunicado, en el cual añadieron que el Grupo Beta encabeza las maniobras de rescate del cuerpo.

Aunque hasta el momento se desconoce la nacionalidad de la persona, así como su causa de muerte, la cancillería mexicana presume que se trata de un migrante, pues expresó su  preocupación «sobre el impacto a los derechos humanos y seguridad personal de los migrantes que tendrán estas políticas estatales”, haciendo referencia a las decisiones del gobierno de Texas.

Y precisó que esto va “en sentido opuesto a la estrecha colaboración entre nuestro país y el Gobierno federal de los Estados Unidos» .

Apenas una semana atrás, el gobierno mexicano envió dos cartas de queja al presidente estadounidense, Joe Biden, reclamando que el programa de fortalecimiento a la frontera de Gregg Abbott violaba los tratados internacionales entre ambos países.

La respuesta del Departamento de Justicia de los Estados Unidos fue iniciar un proceso jurídico contra el gobernador texano, quien aseguró que no tiraría las boyas que colocó en Eagle Pass.

“Medida inhumana y electorera”

A inicios de julio el gobernador ordenó la instalación de boyas y otros obstáculos acuáticos en el río Bravo, cerca de la ciudad de Eagle Pass, en el condado de Maverick, lo que viola tratados internacionales, por lo que el Departamento de Justicia de Estados Unidos inició un proceso en contra de Abbott.

La semana pasada, The Houston Chronicle, un diario de Texas, publicó un reportaje en el que aseguró que los agentes de la patrulla fronteriza tenían la orden de empujar a los migrantes que cruzaran el río de nuevo a sus aguas, así fueran infantes o personas mayores. La medida fue calificada como inhumana por el presidente López Obrador y forma parte de una estrategia muy agresiva para reducir la migración de parte del gobernador de Texas, Gregg Abbott.

Como parte de esa estrategia, que ha sido calificada como de oportunista y electorera por el presidente mexicano, también se contempló la instalación de obstáculos que impidan el paso de cualquier persona por el río Bravo, sin embargo, esos obstáculos están siendo instalados en territorio mexicano.

De los 305 kilómetros que ocupan estos obstáculos, 230 son parte del territorio mexicano, como pudo constatar una comisión fronteriza enviada por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

“A esta comisión (Comisión Internacional de Límites y Aguas) le encargamos que fuera a hacer un recorrido territorial para que nos informara qué es lo que estaba realmente pasando, y ahí entonces vimos que se están construyendo terraplenes que provocan obstrucción y desviación del flujo del río, contenedores metálicos de carga dentro de la zona de inundación y una malla con incluso púas para evitar el paso, y las boyas plásticas flotantes”, explicó Alicia Bárcena, secretaria de Relaciones Exteriores durante la conferencia de prensa del presidente de este miércoles.

Ante estos hechos, la secretaria envío un par de quejas al gobierno de los Estados Unidos. Cómo respuesta, el presidente de esa nación, Joe Biden, inició un proceso legal en contra del gobernador Abbott por violar los tratados de límites territoriales entre ambos países

“El Departamento de Justicia de Estados Unidos presentó una demanda contra el estado de Texas. Entonces, hay una decisión del gobierno federal de apoyar a México en relación a esta acción, que es una acción bastante unilateral y muy de un estado de Estados Unidos”, añadió Bárcena.

La demanda fue presentada este lunes, sin embargo, la noticia no se había difundido ampliamente de este lado de la frontera hasta este miércoles, que el tema fue mencionado durante la conferencia de prensa del presidente López Obrador.

Ese mismo lunes el gobernador Gregg Abbott respondió que no retiraría las boyas ni los obstáculos, pues su gobierno tiene la facultad de hacer valer las leyes migratorias en su territorio. Su instalación forma parte de un plan para detener la migración que costará más de 4 mil millones de dólares. La barrera está hecha de tal manera que se pueda desplazar a lo largo del río según las necesidades marcadas por el gobernador Abbott.

En esta parte de Texas el río Bravo es uno de los obstáculos más duros para quienes migran hacia Estados Unidos. Su paso caudaloso ha sido la causa de muerte de cientos de miles de personas que intentan cruzarlo.

Este contenido fue realizado por Pie de Página, integrante de la Alianza de Periodistas de a Pie a la que Raíchali pertenece. Para ver la publicación original, has clic aquí.


TE PUEDE INTERESAR:

Déjanos tus comentarios

Recientes

spot_imgspot_img

Notas relacionadas

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.