Chihuahua

domingo 26 mayo, 2024

Paralizado, el proceso de identificación y repatriación de cuerpos de venzolanos; familiares exigen presencia de gobierno de su país

Familias y amigos de víctimas venezolanas del incendio ocurrido en la estación migratoria de Ciudad Juárez, exigen al gobierno de Venezuela que actúe para identificar los cuerpos y llevarlos a su país

Patricia Mayorga

Un grupo de familias y amigos cercanos de las víctimas del incendio de la estación migratoria ocurrido el 27 de marzo pasado, exigió al gobierno de Venezuela que haga los trámites que le corresponde para que puedan identificar a sus seres queridos y repatriarlos a su país.

Yésica, una joven de 28 años, buscó por diez 10 días a su esposo José Rafael Mendoza Ferrer, hasta que el miércoles por la tarde le confirmaron que es una de las víctimas mortales del siniestro.

Son originarios de Mérida, Venezuela, y llegó a Ciudad Juárez con su esposo y dos hijos de 8 y 5 años hace 6 meses. Él limpiaba vidrios el lunes 27 de marzo por la mañana, cuando llegó la redada del ayuntamiento de Chihuahua en coordinación con el Instituto Nacional de Migración (INM) y se lo llevó junto con otros migrantes venezolanos.

“Mi esposo está desaparecido porque aún no se identifica como tal su fallecimiento. Yo fui a Fiscalía, abrí el caso de él. La fiscal me dijo que teníamos que descartar los hospitales porque no era una lista oficial, y en otro lado que podía estar. Pero ya pasó una semana y no me han dicho nada, no me han llamado. Ella inclusive me dio su número, yo le llamo, no me contestó más nunca, no me dice nada”, denunció la joven en rueda de prensa, horas antes de que le llamaran para informarle que sí era su esposo.

Yésica contó que después de recorrer los hospitales de Ciudad Juárez acudió a la Fiscalía General de la República, pero no obtenía información y la poca que le daban era confusa.

Fue hasta que se encontró con representantes del gobierno de El Salvador y en su desesperación, Yésica les pidió ayuda para saber cómo podría identificar a su esposo.

Memorial de migrantes afuera de la estancia migratoria, en Ciudad Juárez

“Y yo le dije a él, por favor ayúdeme porque yo necesito saber lo que está pasando. Él se tomó el tiempo y nos contactó con (la Comisión Ejecutiva) Atención a Víctimas. Él me dijo que iba a hablar con el embajador de Venezuela porque parece ser que tiene que llamarle a otra persona, porque si yo le llamo o un familiar le llama, él no va a hacer caso, tiene que llamarle una persona de su nivel”, reveló.

La esposa de José Rafael dijo que el embajador de Venezuela no está tomando en serio este asunto, ya que le informaron que fue un par de veces a la fiscalía y no informó a los familiares de las víctimas venezolanas.

El proceso con las víctimas de Venezuela va muy atrasado, dijo. “Nosotros exigimos que dé la cara aquí (…) Ahí está el nombre de él (de su esposo), estoy yo que soy su esposa, está su mamá esperando y no quieren dar información”.

La Fiscalía General de la República (FGR) le informó a Yésica que le entregaron información al funcionario de Venezuela, pero éste no había comunicado a las familias.

“Aquí el llamado se le hace es a la embajada de Venezuela. Eso en Venezuela está oculto, pero acá no, porque aquí nosotros estamos viviendo este problema, las familas en Venezuela están esperando respuesta, que el embajador les llame . EL señor no aparece, él hace visita de médico, sale y entra y se acabó todo”, agregó.

Yésica también pidió al apoyo al embajador de Honduras y él la contactó con la CEAV, dependencia que la explicó que aunque su embajador no esté, tiene el derecho de reconocer el cuerpo de su esposo.

Fue hasta que intervinieron los funcionarios de otros países, cuando el embajador llamó a la joven.

El joven matrimonio con sus hijos cruzó la selva del Darién (frontera entre Colombia y Paraguay), subieron al tren para cruzar México hasta llegaron a Ciudad Juárez, donde él encontró la muerte.

“Quiero que se haga justicia porque el hecho de que somos migrantes, de que andemos de paso, no quiere decir que esto es que ya, lo mandan para allá (un cuerpo) y el otro para allá, que aquí no hay quien reclame, por el derecho a la vida y por el derecho que ellos tuvieron esa noche y que se lo negaron: el derecho a vivir”, remató.

Cristina Coronado, coordinadora del Ministerio para Migrantes de la Sociedad Misionera de San Columbano. cuestionó al gobierno mexicano: “¿Es necesario que ellos tengan un abogado externo o el gobierno está encargado de todo? Porque lo que se hizo ya se mandó a la licenciada que es el enlace para que ella mande a las embajadas la información. Ya se envió toda la información de la familia de Yésica, esposa de José Rafael. No han contactado a la mamá, que está allá sufriendo. Hemos recibido llamadas de familias de Venezuela diciendo por favor ayúdenos, estamos solas”

Rennier, primo de Joel Alexander Luján Peña y Yésica, esposa de José Rafael Mendoza Ferrer
Foto: Patricia Mayorga

RENNIER LUCHA POR REGRESAR EL CUERPO DE SU PRIMO JOEL ALEXANDER, A SU PAÍS

Joel Alexander Luján Peña cumpliría 21 años tres días después de su muerte. Su primo, Rennier, cantó entre lágrimas y la voz quebrada, las mañanitas mexicanas y la canción venezolana de Luis Silva, Feliz cumpleaños, junto con sus amigos migrantes afuera del memorial que mantienen afuera de la estación migratoria.

Con el dolor a cuestas y un duelo suspendido, Rennier denunció en la rueda de prensa que él tuvo que indagar el paradero de su primo porque nadie les daba información. Lo acompañaron algunos compañeros de camino, pero no lograban conocer si su primo estaba o no fallecido.

“Entonces yo fui a la Fiscalía, me dijeron: ‘los vamos a contactar’, pero hasta el momento no he recibido ninguna llamada. He recibido llamadas de abogados, ha recibido llamadas de periodistas, por eso después acudí aquí con esta organización que nos está apoyando con más honestidad”, dijo a los medios de comunicación.

Al gobierno mexicano le pidió que se pronuncie a través de los medios de comunicación para que explique al pueblo mexicano, para que las personas que les están ayudando tengan conocimiento sobre el procedimiento.

“Más que todo con nosotros los venezolanos que nos sentimos desamparados, porque así es como estamos, a la suerte, a ver quién te agarra. Nosotros no queremos que esto siga de esta manera, simplemente queremos que se pronuncien, que nos digan: Mira, el procedimiento es éste”.

A Rennier le parece ilógico que si él está en México, en Ciudad Juárez, el representante del gobierno de Venezuela que ha visitado esta frontera, no le haya comunicado nada y tampoco a su tía, la mamá de Alexander.

Recuerdan a Alexander en el plantón permanente de migrantes afuera de la estación migratoria

“Le habían (a la mamá de Alexander) llamado de una supuesta embajada, la cual se investigó y el número que la llamó no era de un embajador como tal. Después mi tía habló directamente con el embajador y le dijo a ella que iban a proceder para traerla hasta acá, que ellos se iban a hacer cargo de todo, pero hasta ayer que pregunté cómo iba y hasta ahí, no han dicho más nada”.

Y es que en el camino de búsqueda de su primo, el joven venezolano se enteró que los representantes de los gobiernos de Guatemala, El Salvador, de Honduras y Colombia, han logrado avanzar en los procesos de identificación y traslado de cuerpos.

“Le exigimos al embajador de Venezuela que se presente. Hay otras personas que quizá venían desamparados, venían solos y hacían familia con nosotros los mismos venezolanos, que nos hacemos familia de migrantes. Y ahora están solos (en el Servicio Médico Forense) ¿Y cómo su familiar se va a enterar si no hay una embajada, si no hay nadie que se presente aquí y contacte a esa la persona y le diga: ‘señora, tenemos una mala noticia, su hijo, su hermano, su sobrino, quien sea, está muerto o está mal herido”.

La madre de Joel Alexander otorgó un poder notariado a Rennier, que le autoriza para hacer el reconocimiento, pero ni así ha logrado avanzar “ ¿Cómo hacerle, si el embajador de Venezuela no quiere?, ¿se quedan ahí?”, cuestionó.

A RANNIER EDILBERT NO LE PERMITIERON MOSTRAR SU PERMISO DE TRABAJO, LO DETUVIERON

El gobierno mexicano le otorgó a Rannier Edilbert Reiquen Infante un permiso laboral, según su expediente 135 805024 a partir del 12 de enero de 2023. pero el lunes 27 de marzo que lo detuvieron, los agentes municipales y del INM no quisieron escucharlo ni le permitieron mostraro.

Rennier Edilbert, quien cumpliría 30 años el 14 de abril, trabajaba en uno de los cruceros del centro de Ciudad Juárez junto con otros migrantes venezolanos, cuando llegó la redada y se lo llevó. Murió el mismo lunes 27 de marzo por la noche, en el incendio.

“Es nuestro amigo (…) somos 4 quienes estamos dando la cara acá. En el caso de Rannier, por lo menos ya entregamos todas las identificaciones, lo que estamos esperando es que el cónsul se manifieste con todos los cuerpos, para que haga el cronograma de las videoconferencias”, denunció Mauri del Carmen González.

En el memorial de migrantes afuera de estación migratoria

La migrante venezolana dio a conocer que la mamá de Rannier Edilbert le dio una carta poder y cuenta con un video en el que la autoriza para hacer los trámites necesarios para repatriar el cuerpo de su amigo.

“La mamá no puede viajar, ni la tía tampoco, porque no están en condiciones de salud. Todo el cargo en Ciudad Juárez me lo dio a mí, tanto para repatriar el cuerpo, que es lo que más anhelamos porque ya llevan 9 días, 9 días sin saber en qué situación puede estar”, agregó Miuri del Carmen González

También los amigos de Rennier Edilbert Reiquen recorrieron los hospitales de Juárez para buscarlo, sin tener respuestas.

“Nosotros hicimos la búsqueda mucho antes de ir a Fiscalía, en Semefo no aparecía, no me daban los nombres de las víctimas que estaban intubadas, pero sí me pedían el nombre de él, para ver si estaba en la lista. La respuesta fue negativa”.

Carmen González dijo que tienen incertidumbre porque la fiscalía no les dice “ si sí o si no”.

“Pedimos al cónsul que se apersone porque así como supo escribirme pidiéndome información que no es arte ni parte mía, de un hombre que fue dado de alta y está prófugo de la justicia, ahora no nos compete la información de los cuerpos, las personas heridas, o el traslado. Así que ahora me responda cada vez que vayamos a fiscalía, a reconocer el cuerpo o qué es lo que está pasando con los cuerpos de nuestro gobiernos. Siempre hemos estado solos, sin el gobierno y lo seguimos estando”, externó González.

Los amigos de Rannier también están en contacto con la familia del caso de Óscar José Regalado Silva, porque la esposa se quedó en Panamá y sus padres están en Venezuela.

“Nosotros le estamos brindando el apoyo a él para que sepa todo el papeleo que ya lo tengo en mi teléfono para llevarlos hoy, porque era el único que faltaba por todas las entrevistas que se hacen en fiscalía. A la esposa en Panamá, la cónsul de Venezuela no le quieren dar la autorización para viajar de allá para acá, que tiene que tener una invitación de la Fiscalía. Ahora tenemos que ver cómo es eso de la invitación”, detalló Miuri del Carmen González.

Miuri del Carmen González , amiga de Rannier Edilbert Reiquen Infante, Edgar Naranjo Yanez,, primo de Orangel José López Guerrero (arriba de azul)

POR FALTA DE TRÁMITE ENTRE GOBIERNO DE MÉXICO Y VENEZUELA, NO PUEDE VIAJAR HERMANA DE ORANGEL LÓPEZ

La hermana de Orangel José López Guerrero está en espera de que el gobierno de Venezuela le permita salir a Ciudad Juárez para reconocer el cuerpo de su hermano.

“Mi tía está en Colombia, tengo el permiso que tiene en Colombia. Lo tasladarían en Venezuela porque vamos a regresar un día a Venezuela y quieren que esté allá él. Por mi parte, quiero seguir hacia Estados Unidos, pero algún día regresaré”, dijo Edgar Alexander Naranjo Yanez, primo de Orangel López.

La rueda de prensa fue en la Catedral de Ciudad Juárez, donde los acompañó el comité civil que ofrece apoyo a personas migrantes desde el año 2018.

La principal demanda de las familias de las víctimas venezolanas al gobierno de su país, es que el representante consular haga su trabajo y permita que avancen los trámites para recuperar los cuerpos de sus seres queridos.

En la audiencia del migrante venezolano imputado por homicidio doloso por acción y lesiones, Jeison N, se presentó Gustavo Sánchez, primer secretario de Venezolano que tiene la representación consulta en México. Se retiró después de escuchar los alegatos de la defensa de Jeison.

Orangel José López Guerrero

El sacerdote Francisco Javier Calvillo, director de la Casa del Migrante cuestionó la desinformación y las omisiones de los gobiernos estatal y federal en México para informar de manera efectiva a las familias sobre el procedimiento para recuperar los cuerpos. Asimismo, hicieron un llamado al gobierno venezolano a atender las demandas de los migrantes de su país.

El padre Calvillo informó que hay una mesa de coordinación para realizar los trámites de repatriación de los cuerpos, a cargo de Ruth Rosas por parte de gobierno federal y Juan Carlos Meza de Grupo Beta.

Sin embargo, “la pregunta es, ¿los venezolanos qué, cómo cuándo?”.

Cristina Coronado advirtió que han aparecido de repente grupos de derechos humanos y abogados que los van a representar, que les ofrecen apoyo para el traslado de las familias a Ciudad Juárez, pero les cobrarán 40 por ciento de la indemnización cuando logren obtenerla.

El comité civil está enterado de la presencia de las otras embajadas a Ciudad Juárez, para hacerse cargo de los procesos de sus connacionales, pero los venezolanos no han logrado avanzar.

“Nos preocupa que el consulado de Venezuela no haga presencia, pero también nos preocupa que el gobierno federal no tenga alguna respuesta clara (…) y el silencio del gobierno del estado”, acotó el sacerdote.

Han pasado doce días de la tragedia migratoria, pero no se han entregado todos los cuerpos de las víctimas mortales: 18 de Guatemala, 1 de Colombia, 7 de El Salvador, Ecuador, 7 de Honduras y 7 de Venezuela.

Hasta ahora, se conoce que la viceministra de Diáspora y Movilidad Humana del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador, Cindy Mariella Portal Salazar, denunció durante la semana la opacidad y lentitud con el que gobierno mexicano ha actuado en el tratamiento de los casos de migrantes fallecidos y lesionados y anunció el proceso de repatriación de los cuerpos de sus compatriotas, que debería ocurrir en menos de 72 horas.

Algunas familias de víctimas de Honduras llegaron a Ciudad Juárez el miércoles por la noche para reconocer los cuerpos de sus hijos y llevarlos de regreso con ellas. Las familias de Guatemala han reconocido los cuerpos de sus seres queridos por videoaudiencias, con personal de la Fiscalía General de la República y la Comisión Ejecutiva Nacional de Víctimas (CEAV), ya que no les propusieron viajar a la frontera.

Déjanos tus comentarios

Recientes

spot_imgspot_img

Notas relacionadas

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.