Chihuahua

jueves 8 diciembre, 2022
Ver más

    Pijy, la joven mixe a quién le suplantaron la identidad para perdonar una violación sexual

    Oaxaca.- A Pijy originaria de San Juan Mazatlán Mixe y de 24 años de edad, cuyo nombre significa “Flor” en Mixe (ayuujk) le suplantaron la identidad para perdonar una violación sexual de la que fue víctima cuando tenía 15 años de edad.

    Diana Manzo / Istmo Press

    La joven supo de este delito el pasado 20 de septiembre, cuando su agresor Plácido (N) llegó a su casa y se burló frente a su mamá diciéndole que ya nadie lo iba a encarcelar, pues todos los cargos judiciales bajo la causa penal 210/2013 en su contra ya habían desaparecido, lo cual es una mentira.

    Saber esta noticia preocupó a su madre y a la joven, quienes acudieron ante el juez de control y en el ministerio público de Matías Romero, y la sorpresa fue que al revisar los documentos todo era verdad, a Pijy le habían suplantado la identidad con una credencial de elector falsa donde la novia de su agresor se había hecho pasar por ella, para conceder el sobreseimiento del juicio, que significa que los cargos en contra de su agresor quedaban sin efecto.

    Ante esta suplantación de identidad, Pijy pidió ayuda, por lo que Joaquín Galván, defensor comunitario Mixe le brinda el acompañamiento necesario para exigir justicia y castigo a todos los involucrados.

    En entrevista, Joaquín Galvan lamentó que la joven además de todo lo que ha pasado, también sea revictimizada, dijo que este caso no es el único, pero al parecer podría ser pionero para destapar una cadena de corrupción que se vive en el ministerio público y juzgado de Matías Romero.

    De acuerdo con el activista mixe, el juez de control, Omar Morales Simón rechazó la orden de aprehensión contra el imputado, porque el pasado 20 de septiembre se presentó una mujer de nombre Karla a las instalaciones de la Vicefiscalía con una identificación oficial falsa con datos de Pijy pero otra fotografía.

    “La mujer que se hizo pasar por Pijy es la actual pareja sentimental del agresor sexual quien enfrentaba un juicio por violación, ella entró a las instalaciones, habló con la psicóloga de la Fiscalía y se presentó ante en el MP para narrar que la violación era falsa y que tenía un hijo con el agresor, lo anterior sin que las autoridades cuestionaran su identidad”, detalló.

    ***El caso de Pijy no es el único***

    En sus redes sociales, el activista denunció que por este caso ha sufrido acoso y también otras defensoras que se han pronunciado a favor de justicia para Pijy.

    Además, dijo que al agresor de Pijy se le relaciona con el partido Morena, y además desea ser candidato a la presidencia municipal por San Juan Mazatlán Mixe, de donde es originario.

    “Este señor es operador político de Morena en la zona y presume de tener poder, quiere ser candidato de su pueblo, y por eso quiso borrar todo antecedente penal, pero por fortuna nos dimos cuenta, este señor es un violador y debe pagar con la cárcel por lo que hizo”, señaló.

    Asimismo añadió que el Instituto Nacional Electoral (INE) ya giró órdenes de investigar a su personal, para dar con los responsables de crear una identidad falsa que perjudique a la joven mixe.

    Desafortunadamente expresó que este caso de Pijy no es el único, porque al parecer lo mismo ocurrió con Fanny, una joven también mixe quién supuestamente otorgó el perdón también a un agente municipal antes de presuntamente suicidarse.

    “Estamos a punto de descubrir una cadena de corrupción en el juzgado y ministerio público de Matias Romero, están en la mira, no vamos a desistir, el caso de Pijy debe haber justicia, y aunque las autoridades nos han dicho que van a robustecer las medidas para evitar situaciones similares, no vamos a tolerar impunidad y corrupción, que sabemos impera en estas instituciones judiciales”, recalcó.

    Por este caso, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) inició el expediente DDHPO/0043/RIJ/(10)/OAX/2022 además de dictar una medida cautelar a favor de la víctima.

    De la fiscalía de Oaxaca y el congreso local hay total silencio, no se han pronunciado públicamente al respecto, lo cual avala este abuso de poder que existe en las instituciones.

    “Urge que el estado proteja a Pijy, por seguridad la trasladamos a otra zona para su resguardo, y lo que más urge es que todos los involucrados paguen por lo que hicieron, no puede ser que por ser mujer e indígena violenten sus derechos humanos”, concluyó.

    Este texto fue publicado por Istmo Press, integrante de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Ve aquí la publicación original.

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.