Chihuahua

jueves 1 diciembre, 2022
Ver más

    Un asesinato frena el retorno triqui a su comunidad

    La comunidad triqui de Tierra Blanca Copala, en Oaxaca, nuevamente no pudo regresar a su tierra, de donde fue desplazada hace un año y medio. Después de varias mesas de negociación, la organización que señalan como responsable de su desplazamiento forzado (MULT) acusa al dirigente del MULTI de un asesinato reciente 

    Texto y fotos: Arturo Contreras Camero / Pie de Página

    CIUDAD DE MÉXICO.- A un año y seis meses de haber sido desplazada por un grupo armado, la comunidad triqui residente en Ciudad de México vio frustrado de nueva cuenta su intento de retorno a su comunidad. Este domingo cerraron por unas horas la circulación de Eje Central y avenida Juárez, donde han sostenido varios campamentos, para pedir al gobierno un retorno a su comunidad.

    Según informaron durante una conferencia de prensa, el retorno a Tierra Blanca Copala se vio frustrado por el asesinato de Luciano Pérez Martínez que sucedió el pasado jueves 12 de mayo. Pérez Martínez era miembro del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui (MULT), el grupo señalado de desplazar a la comunidad de Tierra Blanca Copala, que recibió refugio y apoyo del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULTI). 

    Mientras que los miembros del MULT exigen que se eclarezca el asesinato de su integrante para continuar con las negociaciones de retorno y señalan que fue obra intelectual del dirigente del MULTI, esta organización se deslindó del asesinato. La comunidad desplazada en Ciudad de México argumenta que es ilógico que ellos estén detrás del asesinato, pues con las pláticas de retorno tan avanzadas, no echarían a perder el avance logrado.

    El regreso de la comunidad desplazada estaba programado para este lunes 16 de mayo, que incluiría el transporte primero a una comunidad cercana y después a la comunidad, sin embargo la Secretaría de Gobernación, la entidad que coordina las mesas de negociación, informó este 15 de mayo que el retorno se pospondría. 

    “Una de las partes comunicó que derivado de un hecho violento registrado en la cabecera municipal de Santiago Juxtlahuaca, suspendería su participación en las mesas de diálogo y pausaría los trabajos para el retorno a Tierra Blanca, por lo que desde esta subsecretaría se hace un llamado respetuoso a las organizaciones a continuar con los acuerdos y objetivos trazados en las mesas de trabajo”, dice el comunicado de la Segob. 

    Momentos después del asesinato en Juxtlahuaca, el mismo 12 de mayo, los líderes del MULTI se enteraron de las demandas del grupo que los desplazó y de la cancelación de diálogo y del posible retorno retorno. 

    “¡Nosotros estamos en la mesa, le apostamos al diálogo pero no queremos más simulación, que se haga valer el acuerdo, que se respeten los acuerdos!”, dice uno de los hombres triquis durante la conferencia de prensa que sucedió al cierre de las avenidas. 

    “Si el Estado sigue posponiendo este retorno, nosotros ya estamos cansados y volveremos accionar a través de nuestra única arma que es la lucha social. Nosotros podemos venir de nuevo a esta avenida a tomarla, pedimos que el gobierno haga su trabajo, que el MULT no impida el retorno a nuestra comunidad de origen”, dijo una de las mujeres triquis durante el mensaje que emitieron desde el cruce de Eje Central y avenida Juárez.

    El 26 de diciembre de 2020, los pobladores de Tierra Blanca Copala, en Oaxaca, fueron echados de su comunidad a punta de balazos por un grupo que ellos identifican como paramilitar. Las familias desplazadas que lograron huir de la agresión llegaron al pueblo de Yosoyuxi, en el municipio de Juxtlahuaca, en donde recibieron refugio y apoyo del Movimiento de Unificación y Lucha Triqui Independiente (MULTI). Después se trasladaron a Ciudad de México, donde han exigido al gobierno federal que establezca condiciones para un regreso seguro de las 143 familias desplazadas.

    Luego de meses de negociaciones, las familias triquis desplazadas por violencia que salieron de la Ciudad de México tampoco no pudieron ingresar a su pueblo en Tierra Blanca, Oaxaca, en julio pasado pese a que los gobiernos federal y estatal aseguraron que ya existía un acuerdo con otras comunidades de la zona. Se tuvieron que refugiar por varios días a una hora de distancia y posteriormente volver a Ciudad de México.

    Desde el 27 de abril pasado, después de permanecer dos días retenidas por la policía de la Ciudad de México, primero en un estacionamiento hecho albergue y después en el patio de una vecindad, las mujeres triquis desplazadas de Tierra Blanca, Copala, lograron llegar a la Casa del Estudiante, donde aún continúan.

    La comunidad triqui desplazada de Tierra Blanca logró el 5 de mayo pasado que las autoridades escucharan la demanda que los trajo a la ciudad hace 15 meses. Se realizó una mesa de diálogo entre los desplazados, dirigentes del MULT y representaciones de los gobiernos federal y de Oaxaca para poder volver a su tierra. Acordaron que el 16 de mayo sería la fecha límite en la que se acordó su retorno a la comunidad. Lo cual no volvió a ocurrir.

    Este contenido fue realizado por Pie de Página, integrante de la Alianza de Medios de Periodistas de a Pie. Para ver la publicación original, has clic aquí.


    TE PUEDE INTERESAR: No nos conquistaron. Nunca nos fuimos

    https://mailchi.mp/fe855c935849/boletin-raichali
    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.