Chihuahua

miércoles 6 julio, 2022
Ver más

    La escasez de medicinas aumenta en Chihuahua

    Las instituciones de salud públicas dejaron de cubrir millones de recetas en el país; Chihuahua se ubica como el cuarto estado con mayor carencia de medicamentos, insumos médicos y vacunas, revela informe del colectivo Cero Desabasto

    Rocío Gallegos / La Verdad / Imagen de internet

    Ciudad Juárez- Desde hace unos meses, Hery comenzó a perder fuerzas en sus piernas, su movilidad comenzó a deteriorarse de manera acelerada y su animo también al ver que su salud recae, por no poder suministrarse el tratamiento completo que requiere para la insuficiencia renal que padece.

    Sus riñones perdieron la capacidad de limpiar su cuerpo de residuos que se le van acumulando en su sangre, por lo que cada semana debe someterse a tres hemodiálisis. Sin embargo, desde septiembre del año pasado comenzó a recibir su tratamiento a medias por la escasez de medicinas que registra la institución donde recibe el servicio médico, cuenta el hombre de 50 años, quien pide que se le identifique solo con su primer nombre. Él es derechohabiente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

    Aunque su médico cada mes le expide una receta con las medicinas necesarios para atender su padecimiento, dice que desde hace seis meses le dejaron de surtir la Eritropoyetina, una sustancia en ampolleta que requieren los pacientes renales luego de cada hemodiálisis para prevenir anemia.

    “No me dan la eritropoyetina, lo único que me dice es que ‘no ha llegado’, ‘qué no hay’, no te dan más explicaciones”, asegura al narrar las respuestas que le dan en la farmacia de la clínica número 46 del IMSS, donde debe surtir sus medicamentos.

    Pero Hery no es el único que ha sufrido debido al incumplimiento en el surtido de sus recetas en los últimos meses. Durante el 2021 las quejas por desabasto en instituciones públicas de seguridad social en el estado de Chihuahua escalaron y casi se cuatriplicaron con relación al 2019, así lo documenta el colectivo Cero Desabasto.

    En el informe Radiografía del Desabasto en México Informe de Transparencia en Salud 2017-2021, se revela que hasta el 31 de diciembre de 2021, no se surtieron efectivamente un poco más de 24 millones de recetas en las principales instituciones de seguridad social – IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena, Semar–.

    El colectivo, integrado por 81 organizaciones en el país, en el país ha recabado 7 mil 996 reportes de pacientes por falta de medicamentos, insumos médicos y vacunas en instituciones de salud públicas.

    Chihuahua se ubica en cuarto lugar de los estados que concentran mayor número de inconformidades con el 6.9 de las quejas en el país. La lista es encabezada por la Ciudad de México (26.6 por ciento), Estado de México (10.4 por ciento) y Jalisco (8.2 por ciento), se indica.

    De acuerdo con el documento, durante el 2021 se recibieron 223 reportes de desabasto de medicamento del estado de Chihuahua, un 28 por ciento más que en el 2020, cuando se registraron 174 quejas. En el 2019, cuando se lanzó la plataforma, los reportes sumaron 47 en la entidad.

    El año 2021 ha sido el récord histórico de reportes recibidos en todo país, los últimos dos trimestres superan los mil trescientos registros (mil 807 y mil 311 sucesivamente), contabilizando al cierre del año 3 mil 237, se indica en el radiografía del desabasto.

    Esto fueron recolectado a través de la plataforma cerodesabasto.org, donde las personas pueden agregar los reportes, como paciente o personal de la salud.

    Las personas que registraron un mayor número de reportes en 2021 fueron por: cáncer, diabetes, y post trasplantados e hipertensión. Las claves más reportadas por pacientes trasplantados son por los medicamentos tacrolimus, ácido micofenólico y sirolimus, documentó el colectivo de organizaciones.

    Las personas que padecen diabetes reportan, en su mayoría, la falta de metformina, insulina glargina y sitagliptin.

    Los fármacos son esenciales y el no surtimiento de éstos menoscaba la salud e incluso puede poner en riesgo la vida de las personas, alertan las organizaciones del colectivo, de las cuales el 40 por ciento se enfocan su atención en población vulnerable de manera general, el 20 por ciento en personas que viven con Cáncer, un 16 por ciento de ellas en personas que viven con alguna enfermedad crónica, el 14 por ciento en personas que viven con VIH y el resto en pacientes renales o con alguna enfermedad relacionada con la salud mental.

    Precisamente el deterioro de su salud es lo que ha alertado a Hery, quien teme un impacto acelerado en su salud y poner en riesgo su vida por no suministrarse el tratamiento completo que requiere como paciente de insuficiente renal.

    Sus ingresos económicos no le alcanzan para comprar por su cuenta la Eritropoyetina, debido a que en las farmacias comerciales la caja del medicamento cuesta hasta en casi 4 mil pesos, con seis inyecciones, es decir, para dos semanas de tratamiento.

    La situación económica se le complicó porque desde noviembre no pudo seguir su trabajo como herrero, el deterioro de su salud le impidió continuar y sus ingresos se disminuyeron.

    Aunque ha recurrido a inyectarse hierro como un sustituto del medicamento que no le surten, este no es suficiente.

    “Los doctores me dicen que me inyecte hierro mientras llega la Eritropoyetina, pero siento que no es lo mismo” dice, “está mal eso de no tener los medicamentos que necesitamos, para nosotros (los enfermos renales) es indispensable recibir una inyección después de cada sesión hemodiálisis, yo no la he recibido desde hace meses”.

    Este texto lo publicó La Verdad, que junto a Raíchali y 12 medios más en 8 estados del México conformamos la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Ve aquí la publicación original.


    TE PUEDE INTERESAR: Ayuntamientos de Juárez cedieron 32% de El Chamizal, sin cumplir con decretos legales

    https://mailchi.mp/fe855c935849/boletin-raichali
    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.