Chihuahua

martes 29 noviembre, 2022
Ver más

    Incendio en los manantiales hogar del cachorrito de Julimes

    Las aguas termales de Julimes son un humedal de importancia internacional donde habitan especies únicas en el mundo. La organización Vida en el Río San Pedro denunció un incendio reciente en el área y su abandono por parte de las autoridades.

    Por Raúl Fernando

    Hace tres semanas un incendio alcanzó la vegetación de los manantiales geotermales de Julimes, un humedal de importancia internacional donde habita el cachorrito de Julimes —una especie de pez endémica considerado en peligro de extinción crítico—, el cual puso en riesgo el delicado equilibrio ecológico de esta zona.

    La organización ciudadana Vida en el Río San Pedro denunció que un incendio provocado para limpiar zonas de cultivo cercanas se extendió hasta la vegetación que rodea las aguas termales de “El Pandeño”, un micro ecosistema de 3 hectáreas que es el único lugar donde habita esta especie.

    Esta Unidad de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA) es parte de las 367.6 hectáreas que fueron designadas como sitio Ramsar No. 2201 en el 2013 por ser un lugar único en el desierto chihuahuense y por su importancia para especies endémicas y en riesgo, así como aves migratorias.

    “A pesar de la fragilidad de este ecosistema, existen todavía numerosas prácticas humanas que ponen en riesgo la sobrevivencia de las especies que ahí habitan al entrar sin autorización al área, bañándose en la ciénaga y los canales de la UMA, depositando basura, destruyendo el cercado y propiciando incendios”, denunció la organización.

    La más grande amenaza para el cachorrito de Julimes (Cyprinodon julimes), en peligro de extinción, es la actividad humana, pues vive en un reducido canal de aguas termales que van de los 38 a 48 grados centígrados y donde hay muy poco oxígeno, por lo que no tiene depredadores naturales.

    El cachorrito de Julimes (Cyprinodon julimes), especie endémica y en peligro crítico.

    También hay otras especies endémicas cuya supervivencia está críticamente amenazada y depende de este frágil y reducido ecosistema, como la Cochinilla de Julimes (Thermosphaeroma macrura), el Caracol del Pandeño (Tryonia julimensis) y el Caracol de Julimes (Tryonia sp.), además de otras decenas de especies de plantas, aves, reptiles y cianobacterias.

    El incendio en los alrededores de los ojitos de agua y sus canales ponen en peligro el equilibrio ecológico de la zona.

    De acuerdo con su registro en la Convención de Ramsar, este lugar también es un área de los pastizales prioritarias para su conservación (GPCA, por sus siglas en inglés) por ser hábitat y refugio temporal de las aves migratorias que pasan por el estado de Chihuahua.

    Este artículo fue elaborado con fotografías e información de Vida en el Río San Pedro.


    TE PUEDE INTERESAR: ¿Por qué el Río San Pedro es un sitio Ramsar?

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.