Chihuahua

domingo 3 julio, 2022
Ver más

    Histórico, SCJN devuelve a Oaxaca territorio invadido por decreto ilegal de Congreso chiapaneco

    El fallo de la SCJN, que se dio nueve años después que se presentó la Controversia Constitucional, ratifica que las 160 mil hectáreas de selvas y bosques disputadas entre Oaxaca y Chiapas desde 1967, corresponden a las comunidades zoques de San Miguel y Santa María Chimalapa.

    Texto: Diana Manzo / Istmopress y Pedro Matías / Página 3

    Foto: Diana Manzo

    Video: Cortesía de José Luis Sarmiento / Puntotv

    JUCHITÁN, OAXACA.- Tuvieron que pasar nueve años para que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinara que las 160 mil hectáreas de bosque de los Chimalapas son de Oaxaca y no de Chiapas. Esta resolución se presentó en el pleno el pasado martes 9 y en una primera decisión, aprobada con 10 votos a favor y uno en contra – del magistrado Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena-, se fijó la línea limítrofe entre los dos estados, cuya disputa por el territorio ha provocado conflictos armados entre las poblaciones.

    En la sesión del jueves, la Corte ratificó el proyecto elaborado por el ministro Fernando Franco González Salas, donde se señala que la línea divisoria entre ambas entidades “iniciará en la barra de Tonalá, a los 16° de latitud norte en dirección noroeste hasta el cerro de Chilillo, de ahí con dirección noroeste hasta el cerro de la Jineta, y de ahí con rumbo noreste hasta el cerro de los Martínez”.

    Esto implica que el municipio de Belisario Domínguez, creado unilateralmente por el gobierno de Chiapas en noviembre de 2011, con una superficie de 84 mil hectáreas, quedará en territorio oaxaqueño. La sentencia ratifica que se reconocen los límites que la entidad oaxaqueña tiene establecido en su Constitución Política.

    Obtener esta resolución es un precedente externó Miguel Angel García Aguirre, de la organización Maderas del Pueblo, porque se hace justicia a la lucha de comuneros zoques que han dado su vida por cuidar una de las reservas territoriales de biosfera que tiene el país. Las 160 mil hectáreas comprenden también otros parajes, que los chiapanecos invadieron para vivir y aprovecharse de la flora y fauna que abunda en la zona. 

    “Ahora toca decirles a los indígenas tzotziles que sí se quieren unir o abandonar lo que tienen en las tierras zoques, porque la resolución tuvo un fallo a favor de Oaxaca, y eso nos compromete a seguir luchando por el territorio y la biodiversidad inmensa que tiene esta zona en oaxaca”, señaló García. 

    La historia

    En noviembre de 2011 el gobierno chiapaneco de Juan Sabines Guerrero creó el municipio Belisario Domínguez, en tierras de Los Chimalapas, un territorio zoque disputado entre Oaxaca y Chiapas desde 1967.

    Al crear Chiapas un municipio en territorio zoque, unos 400 comuneros de Santa María y San Miguel Chimalapa incendiaron el palacio municipal, quemaron urnas y dos patrullas, retuvieron a cuatro funcionarios electorales chiapanecos e impidieron elecciones en esa localidad ilegalmente creada, por lo que el 19 de julio de 2015 se instaló un puesto militar.

    La indefinición jurídica permitió que ganaderos, talamontes y narcos de Chiapas invadieran los terrenos comunales de Santa María y San Miguel Chimalapa, generando conflictos agrarios e interestatales. De 2011 a la fecha han sido rapadas alrededor de 50 mil hectáreas.

    A las 23:45 horas del 29 de noviembre de 2012, el gobierno de Oaxaca, junto con los comuneros zoques asesorados por el Comité de Defensa por Chimalapas, presentó una Controversia Constitucional contra el gobierno de Chiapas. 

    La Controversia número 121/2012 fue admitida formalmente el 20 de diciembre de 2012 por los ministros Franco González y Olga Sánchez Cordero.

    Y después de nueve años, la Corte resolvió regresar a Oaxaca las 160 mil hectáreas de bosque.

    Las reacciones

    El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, consideró que “este fallo constituye un hito histórico” después de más de 54 años de que el conflicto en ambas entidades.

    Por su parte, los campesinos zoques celebraron esta noticia y expresaron que, por el conflicto agrario, más de 50 mil hectáreas de bosque se dañaron. Ahora, la tarea será reforestar y salvar uno de los pocos pulmones naturales que tiene este país.

    Pero no todo es tan sencillo. En la zona en disputa hay 24 núcleos agrarios, entre ellos Díaz Ordaz, Cal y Mayor, Nueva Jerusalén, Canaán y Juan Sarabia, que, con el paso de los años se convirtieron en asiento de ganaderos y talamontes que ampliaron sus praderas y derribaron pinos, según han denunciado habitantes de Los Chimalapas. Ahora, esos núcleos agrarios pertenecerá a Oaxaca y sus pobladores podrán acogerse al estatuto comunal zoque de Santa María o San Miguel Chimalapa, si desean trabajar en la zona salvaguardando la selva y los bosques.

    Ante el fallo de la Corte, comuneros de Chimalapas temen la reacción de ganaderos, talamontes o narcos de Chiapas, y piden la intervención de la Secretaría de Gobernación para evitar cualquier tipo de violencia.

    El gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, consideró que “este fallo constituye un hito histórico” y destacó que a “más de 54 años de que el conflicto ha persistido en ambas entidades, con esto se ratificarían que un estimado de 160 mil hectáreas de selvas y bosques disputadas corresponden a las comunidades zoques de San Miguel y Santa María Chimalapa”.

    Este contenido se publicó por Página3 y republicado en Pie de Página, integrantes de la Alianza de Medios de Periodistas de a Pie. Para ver la publicación original, ingresa aquí.


    TE PUEDE INTERESAR: Salvar los bosques, el urgente llamado de la cumbre climática

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.