Chihuahua

sábado 4 diciembre, 2021
Ver más

    Objeción de conciencia médica: ¿Qué es y por qué Corte ordena modificarla?

    La invalidez de la norma se dio con el voto de ocho ministros y ministras que vieron una norma escueta al no definir con detalle los derechos de las pacientes que buscan abortar, con la premisa de que antes de publicarse la sentencia tendrá que establecerse los lineamientos para el Congreso federal.

    Con información de Marcos Vizcarra y Josué David Piña / Revista Espejo

    La Suprema Corte de Justicia de la Nación declaró inválido el artículo 10 Bis de la Ley General de Salud, que habla sobre la objeción de conciencia en la comunidad médica para acompañar o practicar abortos.

    La resolución es para legislar de nueva cuenta y se delimite la objeción de conciencia, un precepto legal que permite negarse a practicarlo basándose en su libertad de pensamiento para abstenerse.

    Pero…¿Qué es la objeción de conciencia?

    La objeción de conciencia habla sobre el respeto a la libertad de pensamiento y sobre la posibilidad de que los equipos médicos se puedan abstener de hacer procedimientos que se encuentren en contra de la ética profesional, o en contra de la moral o la convicción religiosa de cada quien.

    La Ley General de Salud (LGS) tiene un artículo al respecto:
    Artículo 10 Bis de la LGS: 
    “El personal médico y de enfermería que forme parte del Sistema Nacional de Salud, podrán ejercer la objeción de conciencia y excusarse de participar en la prestación de servicios que establece esta ley. Cuando se ponga en riesgo la vida del paciente o se trate de una urgencia médica, no podrá invocarse la objeción de conciencia, en caso contrario se incurrirá en la causal de responsabilidad profesional”.

    La invalidez de la norma se dio con el voto de ocho ministros y ministras que vieron una norma escueta al no definir con detalle los derechos de las pacientes que buscan abortar, con la premisa de que antes de publicarse la sentencia tendrá que establecerse los lineamientos para el Congreso federal.

    “Siento impotencia ante normas tan deficientes que se refieren a asuntos tan importantes”, dijo la ministra Margarita Ríos-Farjat.

    La discusión por la objeción de conciencia comenzó el 13 de septiembre, con un proyecto del ministro Luis María Aguilar, pero este se alargó por el rechazo de los ocho ministros y agregados solicitados por el resto.

    En medio de este análisis también hubo presiones, según reveló el magistrado presidente, Arturo Zaldívar.

    “Todos los grupos conservadores que se oponen al derecho de las mujeres están presionando para que este tribunal reconozca una objeción de conciencia ilimitada, porque saben perfectamente que si esto pasa, ahí se acaba el ejercicio de las mujeres a tener un aborto digno, lo que es obligatorio para el Estado de acuerdo a la propia sentencia de este tribunal constitucional”, señaló Zaldívar.

    Este es el tercer tema con carácter de inconstitucionalidad que discute la Corte con relación al aborto en menos de un mes. El primero ocurrió el 7 de septiembre declarando inconstitucional la criminalización de las mujeres por abortar en el Coahuila. Dos días después también declaró inconstitucional la Ley de Derecho a la Vida en Sinaloa, que preveía darle el carácter de persona al embrión desde su concepción. Ambas acciones, estableció el Poder Judicial de la Federación, tienen efecto para todo el País.

    En una tercera sesión, la Corte deberá definir los lineamientos para que el Congreso legisle y dé paso a que la objeción de conciencia también incluya los derechos de quienes busquen abortar.

    OBJECIÓN DE CONCIENCIA, MÁS ALLÁ DEL ABORTO

    Debido a estas decisiones de la corte, en la discusión pública ha entrado en juego una posible nueva regulación en torno a la objeción de conciencia, un derecho que hasta la fecha tiene garantizado todo el personal de los hospitales públicos de México.

    Cabe destacar que esta disposición se encuentra regulada dentro de la Norma Oficial 046 y en el caso específico de los pacientes de aborto, menciona que en todas las instituciones de salud pública debe de haber un equipo no objetor: es decir, un equipo de especialistas capacitados y que estén de acuerdo en este tipo de procedimientos sin que les genere un conflicto personal.

    No obstante, la realidad es que no todos, si no es que la mayoría de los hospitales de México, cuentan con especialistas en la materia, cuando es el Estado quien debe proporcionarlo.

    A esta desventaja para el personal de salud que se opone a llevar a cabo un aborto se suma la reciente declaración del magistrado de la SCJN, Luis María Aguilar, al sostener que la objeción de conciencia “no es un derecho ilimitado que permita discriminar a mujeres y minorías”.

    Pero para el médico gineco obstetra, Juan Carlos Balcázar Rodríguez, este punto abordado por los representantes del Poder Judicial le parece una incongruencia, ya que considera que no se le puede quitar el derecho a alguien para otorgárselo simplemente a otro.

    En este caso, señala que darle el derecho a la mujer a decidir quita el derecho al personal médico a decidir también sobre esta práctica.

    Es por eso que la objeción de conciencia es y debe ser respetada en el gremio médico. Creo que el que se hayan pronunciado hasta la fecha más de 15 colegios médicos y asociaciones de todo el país… las asociaciones más importantes de los médicos a nivel nacional se pronunciaron a favor de la objeción de conciencia exigiendo que se respete este derecho que se tiene como personal de salud”, comentó.

    El integrante de la Comisión de Bioética de la Federación Mexicana de Ginecología y vicepresidente del Colegio Sinaloense de Ginecología comentó que si bien la SCJN dictaminó no quitar la objeción de conciencia, criticó que los puntos a discusión para su modificación vulneren sus garantías.

    Dice no entender por qué la Suprema Corte tiene interés en ponerlo a discusión cuando este derecho ya se encuentra estipulado y descrito en las normas.

    El doctor Juan Carlos Balcázar Rodríguez tiene especial interés sobre el punto que buscará que no se genere una discriminación en el manejo de la objeción de conciencia, donde sería el personal médico quienes podrían sufrir una acusación de discriminación por negarse a llevar a cabo un aborto.

    “Bueno, si esto es así, también estarían discriminando mi postura, porque tanto tienen derecho las personas que deseen abortar, como yo también tengo derecho a negarme de asesinar un ser humano. Las personas que deciden abortar no están asesinando a un cúmulo de células como le llaman, no están tratando de asesinar a un animalito. Es increíble que tenga más validez las fiestas taurinas, que las hayan quitado; que se proteja más el huevo de una tortuga a un ser humano. Es increíble este tipo de posturas, criticó.

    Por otro lado, Balcázar Rodríguez aclaró que el aborto en casos de violación no está a discusión, ya que en este tipo de casos es factible que lo pueda hacer una mujer sin ser condenada: “una mujer que abortó no tiene por qué ser juzgada por el hecho de realizarse un aborto”, precisó.  

    Sin embargo, el especialista advierte que si se pierden derechos dentro de los términos de la objeción de conciencia, las nuevas regulaciones trazarán el camino legal para que en México se popularicen otro tipo de cuestiones que podrán chocar con el pensamiento moral, ético y religioso de muchos integrantes del sector salud.

    “Es que la objeción de conciencia va mucho más allá de un aborto, la objeción de conciencia va en el tema de la eutanasia, en el tema de personas que quieran realizarse cambios de sexo. Ahorita se está manejando mucho, en varios países y los vamos a ver en México en poco tiempo. Se está viendo terapia de niños para cambio de sexo con el argumento del libre desarrollo de la personalidad. Niños de 8, 9,13; esto lo vemos en otros países”, explicó.

    De seguir adelante esta discusión y dictámenes dentro de la Suprema Corte de Justicia e la Nación, el ginecólogo vislumbra que en un futuro próximo de manera legal ya no podrán negarse a realizar este tipo de cirugías.

    “¿Qué es lo que vamos a hacer? Esto parecería un sueño, algo irreal, pero es algo que ya se ve en otros países: a eso nos vamos a enfrentar como personal de salud”.


    La información de este contenido fue publicada en Revista Espejo, integrante de la Alianza de Medios de Periodistas de a Pie. Para ver las publicaciones originales, ingresa aquí: E1 y E2.


    TE PUEDE INTERESAR: Mapa de normas sobre objeción de conciencia y aborto seguro

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    Notas relacionadas

    Déjanos tus comentarios
    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.