Chihuahua

martes 20 abril, 2021
Ver más

    “Tengo derecho a decirle al INE lo que se me hinche”: Félix Salgado

    Unos seis mil simpatizantes de Félix Salgado marcharon hoy por la ciudad para manifestarle su respaldo y rechazar al INE. El órgano electoral sesionaba casi al mismo tiempo que el arranque de la marcha pero no fueron a protestar allá, retornaron al sitio del que partieron. Félix sostuvo que le regresarán la candidatura y anunció juicio político contra los siete consejeros que aprobaron la cancelación de la misma

    Texto: Marlén Castro / Amapola Periodismo

    Chilpancingo.- –¿No vamos a ir al INE?, –preguntó un habitante de Marquelia que participó hoy en la marcha contra el Instituto Nacional Electoral (INE), por la cancelación del registro al candidato de Morena al gobierno de Guerrero, Félix Salgado Macedonio.

    –Se supone que eso haríamos, –contestaron los compañeros de su contingente, quienes creían que se dirigían a ese sitio. 

    A esa hora, los consejeros del órgano federal sesionaban en la sede local, en la calle Encino número 8.

    Los simpatizantes de Félix Salgado y militantes de Morena cargaban cartulinas con consignas contra el órgano electoral y a favor del candidato.

    ¡INE corrupto! ¡Fuera INEptos! ¡Félix amigo el pueblo está contigo! 

    Cuando salieron del parque Margarita Maza de Juárez, al sur de la ciudad, alrededor de las once y media de la mañana, creían que se dirigirían a la Junta Local Ejecutiva, como el resto de los participantes de la que dijeron sería una megamarcha, la cual fue grande, pero no llegó a esas proporciones. Entre 6,000 y 8,000 personas, aproximadamente, acompañados de grupos de tlacololeros de los barrios de San Antonio, San Mateo y la colonia Los Ángeles.

    Tomaron la avenida Insurgente, caminaron frente al mercado central y pasaron por el zócalo, pero en la calle Quintana Roo, donde debían doblar para entroncar con la calle Encino, la marcha siguió de largo. 

    Entonces se preguntaron a dónde iban.

    Los marquelianos, militantes de base, no fueron los únicos que desconocían hacía dónde caminaban. Guadalupe Deloya, una militante con cierto nivel de incidencia en las decisiones partidistas, tampoco supo porque no se desviaron en la calle Quintana Roo, justo en el centro de la ciudad.

    Levantó los hombros, en señal de que desconocía la razón por la cual no bajaron hacia las oficinas del INE. 

    El conductor de una camioneta blanca del Comité Ejecutivo Estatal de Morena, ahora encabezado por el secretario general con funciones de presidente estatal, Marcial Rodríguez Saldaña, iba hasta adelante del contingente. Fue quien marcó la ruta de la marcha.

    El resto de contingentes provenientes de casi todos los municipios del estado, principalmente de Acapulco, siguieron los pasos de esta unidad, a la que seguían dos combis viejas, con cuernos en la parte delantera y pintadas con tonos del color de los toros, apodo que se puso Félix Salgado así mismo.

    En la primera de las combis iba la esposa de Félix Salgado, María de Jesús Pineda Echeverría. El chofer de la combi que emulaba a un toro cada cierto tiempo soltaba una grabación que asemejaba el mugido de un rumiante.

    ¡Brrrrrrrrrrrrrrr¡ ¡Brrrrrrrrrrrrrrrr! ¡Brrrrrrrrrrrrrrrrrr! 

    Atrás de las combis iban los tlacololeros, y atrás de éstos una masa de gente que se tomaron de los brazos y rodearon la fila en la que iba Félix Salgado y Marcial Rodríguez Saldaña. 

    Entre este grupo de gente había diputados locales, como el actual líder del Congreso local y de la bancada de Morena, Alfredo Sánchez Esquivel; la alcaldesa de Acapulco, Adela Román, quien hace apenas una semana, ante la acusación de violación sexual contra Félix le exigió que diera la cara, y ahora, formaba parte de un reducido contingente que lo protegía para que no quedara al alcance de la prensa para entrevistarlo. 

    ¡Cierren, cierren el paso a los de los medios! –Se escuchaba decir a algunos de este grupo compacto. 

    Atrás venía el resto, gritando consignas contra el INE y porras para el toro. 

    Entre estos contingentes había uno de Acapulco que entre consigna y consigna contra el INE soltaba otra contra Marcial Rodríguez.

    ¡INE corrupto el pueblo está adisgusto!

    ¡Marcial corrupto el pueblo está adisgusto!

    Una chica con autoparlante soltabas las consignas y el resto de su grupo la seguía.

    –¿La consigna es contra Marcial?, –se le preguntó para confirmar.

    Dijo que sí.

    –¿Por qué le dicen corrupto?, –se le preguntó.

    –Yo no sé, a mí sólo me dijeron que es lo que debo gritar, –y regresó a ver a quien parecía el líder de este grupo, quien resultó ser Galdino Nava, un morenista acapulqueño que durante la segunda mitad del 2020 recorrió la entidad para hacerse de la dirigencia estatal de Morena y que pedía apoyo para Luis Walton Aburto, aspirante a la nominación con la que se quedó Félix Salgado. 

    La marcha recorrió toda la avenida Insurgentes e Ignacio Ramírez, dobló en la Avenida Alemán, recorrió casi toda su longitud y dobló en el parque Unidos por Guerrero, donde tomó ahora la avenida Alvarez, pasó por abajo del paso a desnivel (porque el zócalo está cerrado) y Guerrero, pasó de nuevo por el mercado, pero ahora por el otro costado y regresó a donde había partido, luego de dos horas y media de marchar por la ciudad.

    En la glorieta del parque Margarita Maza de Juárez estaba listo un templete para un mitin, lo que corroboró que ir a protestar al INE nunca estuvo contemplado para los organizadores, pero a los contingentes nunca se los comunicaron.

    El mitin sirvió para conocer los afectos de los marchistas. 

    Adela Román fue abucheada. Marcial Rodríguez, igual, Rosario Merlín pasó por lo mismo. Parece que nadie cubre el ancho para los seguidores felixistas y militantes morenistas. 

    –A la chingada, a la chingada, –le gritaron a Adela Román mientras hablaba.

    Se callaron hasta que Félix Salgado tomó la palabra.

    Dijo que los de enfrente, o sea la coalición del PRI-PRD, se reunieron y se pusieron a celebrar. 

    “Claro que voy a ser gobernador”, sostuvo. 

    Félix Salgado aseguró que le regresarán su candidatura y cuando eso pase iniciará un juicio político contra los siete consejeros nacionales del INE que aprobaron cancelarla, para separarlos del cargo.

    “Ese INE ya no debería existir”, sentenció. Sus seguidores lo aplaudieron.

    “Queda claro del lado de quien están. Debieran ser árbitros, no jugadores”, prosiguió.

    Se desbordaron cuando mencionó que el INE planteó que no tenía derecho de estar hoy en la marcha. 

    Entonces mencionó: “Le digo al INE que hay tratados internacionales que avalan mi derecho a votar y ser votado y a que se me respete mi libertad de expresión. Tengo todo el derecho de decirle al INE lo que se me hinche”.

    Este texto se publicó en Amapola Periodismo, integrante de la Alianza de Medios de Periodistas de a Pie. Aquí la publicación original.


    TE PUEDE INTERESAR: Resistencia en el equinoccio: La lucha ecologista se mantiene en Chihuahua.

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    Notas relacionadas

    Déjanos tus comentarios
    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.