Chihuahua

domingo 3 julio, 2022
Ver más

    “Rompan el pacto de impunidad”: La manifestación ciudadana y política durante audiencia de Maru Campos

    La candidata del PAN por la gobernatura de Chihuahua sería acusada de haber recibido al menos 10.3 millones de pesos durante el sexenio de César Duarte.

    Texto: Óscar Rosales

    Fotografías: Raúl Fernando Pérez

    Al son de los gritos de “justicia” y repletos de pancartas con mensajes como “Chihuahua observa”, “Cero impunidad” y “No al Duartismo”, fue que decenas de ciudadanos y diversos personajes políticos se manifestaron la mañana del miércoles afuera de la Ciudad Judicial, durante la audiencia de la alcaldesa con licencia, María Eugenia Campos Galván.

    La Fiscalía General del Estado (FGE) busca imputarle cargos por haber recibido dinero del exgobernador priísta César Duarte, mediante la denominada “nómina secreta”, junto con la exdiputada María Ávila del Partido Verde Ecologista (PVEM) y Rodrigo Rosa, excoordinador de congresistas del PRI.  

    Sin embargo ayer se difirió por tercera ocasión la audiencia ante un amparo promovido por la defensa de la panista.

    El reloj de la justicia

    Convocados a través de las redes sociales, la protesta dio inicio al menos una media hora antes de la audiencia programada a las nueve de la mañana.

    Los manifestantes se reunieron en torno al Monumento a la Justicia, justo en el centro del patio de entrada, donde actores políticos, como Oscar Castrejón, excandidato a la presidencia municipal del 2016 por MORENA, y Víctor Quintana Silveyra, académico, fundador de Morena en Chihuahua y exsecretario de Desarrollo Social en el gobierno estatal actual, lideraron las exigencias mientras esperaban a que llegaran los acusados. 

    Pero nadie se apareció por la entrada principal del recinto, dándose a conocer momentos después que la defensa y acusados ingresaron al edificio a través del sótano. 

    “Llegaron escondidos, sin dar la cara al pueblo. Podrán con esos abogados burlar la ley, burlar la pena, ¡pero no pueden burlar su conciencia!”, bramó Castrejón por el micrófono, quien enfatizó que la alcaldesa panista aún gozaba de privilegios al llegar tarde a la audiencia. “Veinte minutos tarde, porque sienten que los protegen”.

    “El poder judicial ha estado ayudando mucho al clan Duartista y difiere y difiere las audiencias, venimos a exigir a que ya rompan ese pacto de corrupción, que dejen esa liga de corrupción que traen con la defensa”, señaló Castrejón en entrevista. 

    A su vez, algunos ciudadanos externaron sus inconformidades, a la espera de una confirmación que indicara el inicio de la audiencia. 

    “Venimos a asegurarnos que se den cuenta que la ciudadanía de Chihuahua está observando, no importa quien sea, de que partido sea, la justicia se debe hacer”, comentó uno de los ciudadanos asistentes.

    “Nosotros como personas comunes lo que queremos es que se haga justicia, es lo que dicen que quieren hacer. Nos interesa que no se aproveche para fines político-electorales”.

    Al lugar también acudieron algunos miembros del grupo Wikipolítica, quienes señalaron su interés por la imparcialidad del proceso, así como el actuar de las autoridades. “Que no se vendan, a pesar que queremos que la justicia sea imparcial, sabemos que históricamente siempre ha servido a otros intereses, queremos que los jueces hagan bien su trabajo”.

    Después de no haber recibido información por varios minutos, Quintana anunció que se permitiría la entrada a 15 personas al auditorio donde se llevaba a cabo el proceso. La noticia fue recibida con júbilo, mientras los manifestantes se reunieron en torno al activista con intención de entrar al recinto.

    Cristal de incertidumbres

    Tras la entrada de los ciudadanos al tribunal, algunos manifestantes se dispersaron y dejaron el recinto. Otros continuaron atrincherados en las entradas del edificio, mientras escuchaban a quienes pasaban a tomar la palabra en el micrófono. 

    “No podemos permitir que personas que enfrentan este tipo de problemas todavía vengan a querer vernos la cara y aspirar a ser gobernador”, exclamó Ximena Reyes, militante de MORENA. 

    A la manifestación también acudieron otros funcionarios políticos, como los diputados morenista Ulises García y Benjamín Carrera, junto con el regidor Magdaleno Silva, quienes acompañaron a Quintana y Castrejón en sus declaraciones. 

    “Que no nos traten de engañar. La única víctima que hay en el juicio es el pueblo de Chihuahua. Fueron los recursos del pueblo de Chihuahua los que se sustrajeron, fueron los recursos públicos los que se fueron a bolsillos privados, recursos que se hubieran podido utilizar para educación, en salud, en apoyo para grupos vulnerables”, enfatizó Quintana. 

    “No es una cuestión ni broncas intrapartidaria, ni interpartidarias, ni electorales, es nada más aplicar la ley con estricto apego al derecho”.

    Por su parte, García comunico cuál sería su actuar desde el congreso. “Haremos un llamamiento a que la justicia sea clara, sea pública porque este caso no es común y es muy importante para los chihuahuenses. Desde la cámara de diputados estaremos haciendo lo propio para que esto se resuelva con estricto apego a la ley”, expresó el diputado.

    Después de más de una hora de espera, dejaron entrar a otras 20 personas a la audiencia. Sin embargo, y para la sorpresa de muchos, por el cristal del edificio se pudo ver a la alcaldesa panista junto con su abogado, el exprocurador Francisco Molina y un grupo de personas con las cuales se detuvo en el pasillo a intercambiar algunas palabras durante varios minutos. 

    Los manifestantes que aún seguían presentes aprovecharon la oportunidad y extendieron sus pancartas sobre la ventana que daba directamente al rostro de Maru. Al unísono de “fuera”, expresaron su descontento, mientras que del otro lado del cristal no hubo inmutación alguna.

    “No nos vamos a enganchar con esas provocaciones del clan Duartista”, dijo Castrejón, quien definió este suceso y el resto de hechos durante la mañana como atípicos. 

    “No salen a decir que esta pasando. Ya van dos horas y no dicen nada.”

    Moneda al aire

    Después de tres horas reunidos a la espera de más información, Quintana y Castrejón confirmaron los rumores que ya se habían difundido: la candidata para la gobernatura tenía otro juicio de amparo en su poder. 

    Bajo el folio 271/2021, del Juzgado Octavo de Distrito, el juez de control Eduardo Ornelas determinó diferir la audiencia por tiempo indefinido hasta que un juez federal resuelva el amparo.

    “La defensa logra nuevamente mentirle a la justicia federal para que no se lleve a cabo la imputación y que se vuelva a diferir, lo que prueba que tienen el camino andado para la prescripción”, manifestó Castrejón.

    Luego de concluida y dispersa la manifestación, Maru Campos salió a dar algunas declaraciones ante la prensa, en las que afirmó que la FGE sigue sin entregar las carpetas de investigación, por lo cual no puede llevarse a cabo una buena defensa. Señaló que Gobierno del Estado esta “ocultando algo” y es el principal responsable de dilatar el proceso judicial. 

    “Yo soy la primera interesada en que ya se dé esta audiencia inicial, en que podamos ya presentar pruebas, que podamos terminar ya con esta situación”, expresó.  

    Afirmó que no siente en riesgo su candidatura a la gobernación y lamentó la presencia de actores políticos en la manifestación, sin embargo, también aseguró que tenía evidencia de que los ciudadanos no sabían con certeza por qué se manifestaban.

    Sin responder con precisión sobre cuales eran los documentos que no se entregaron para llevar a cabo la audiencia y sin dar más declaraciones, la panista abandonó el tribunal.


    TE PUEDE INTERESAR: Del PAN, PRI y PVEM, los exdiputados a juicio por recibir dinero de Duarte

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.