Chihuahua

martes 20 abril, 2021
Ver más

    Sacrifica la Iglesia a víctimas de curas pederastas

    El juicio contra el padre Aristeo representa una oportunidad para hacer justicia, asegura Alberto Athié, sacerdote que renunció a su ministerio para pugnar por las víctimas de la pederastia dentro de la Iglesia católica

    Texto: Rocío Gallegos Foto: Alberto Athie / La Verdad

    “La iglesia ha tendido más a proteger a los abusadores y a su imagen que proteger a los niños”, afirma tajante en entrevista con La Verdad, medio aliado de Raíchali, durante su visita a esta frontera, para comparecer como testigo experto en el juicio contra el sacerdote Aristeo Baca, acusado de violación y abuso sexual de una niña de su feligresía.

    Considera que el juicio contra el párroco en la ciudad representa una oportunidad de justicia para la víctima, pero también abre una puerta de esperanza para otras personas que han denunciado la pederastia clerical en el país. Aunque advierte que en el caso de párroco de la Diócesis local aún se debe esperar el veredicto del tribunal.

    Athié Gallo inició su cruzada contra los abusos sexuales dentro de la iglesia católica hace más de 25 años, cuando una víctima del fundador de los Legionarios de Cristo, Marcial Maciel Degollado, le contó su historia.

    Narra que después de 6 años de buscar justicia para ese caso al interior de la Institución, se dio cuenta que era imposible porque se da prioridad a la preservación de su imagen y al prestigio de sus autoridades, protegiendo a los abusadores más que a los derechos de las víctimas.

    “Cuando viví eso yo dije: ‘¿qué paso aquí?’ ¿qué nos pasó aquí…? yo lo asumí en plural y como parte de qué nos pasó en el camino que lo que más nos ha importado es protegernos, que proteger a los niños y a las niñas”, expone el activista y representante ciudadano de víctimas sobrevivientes de abuso sexual ante el Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas.

    Sostiene que esa situación es una contradicción brutal con el evangelio, porque pone en cuestionamiento no solo el seguimiento a las enseñanzas de Jesús, sino el papel de la Iglesia.

    – ¿Cuál es el papel de la Iglesia?

    – Hacer que el evangelio se vuelva una luz para un camino, no solo interno, también social. Yo sí creo que el evangelio tiene una dimensión constitutivamente social y debe ser algo que ilumine las vidas de las sociedades, en este caso de las niñas y los niños. Hay una frase muy fuerte de Jesús refiriéndose los niños que dice: no se conviertan en piedra de tropiezo porque más les vale amarrase una rueda de molino al cuello y arrojarse al mar, que lastimar a un pequeño.

    “Esa frase es impactante”, agrega el hombre de 65 años al referirse a un pasaje citado en el libro de Lucas, en la biblia, sobre Jesús con sus discípulos.

    Asegura que cuando él trató de decir algo respecto a niños y niñas que habían sido tocados, abusados por un superior, como en el caso Maciel, todos en la Iglesia se le echaron encima.

    Continúa leyendo en nuestro medio aliado La Verdad


    TE PUEDE INTERESAR: Otra presunta víctima del padre Aristeo testifica en juicio

     

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    Notas relacionadas

    Déjanos tus comentarios
    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.