Chihuahua

sábado 23 enero, 2021
Ver más

    Alto a la violencia de género, exigen en marcha feminista

    Texto y fotos Raúl Fernando Pérez Lira / Colaboración para Raíchali

    Integrantes de organizaciones y activistas feministas marcharon este 25 de noviembre desde la glorieta de Pancho Villa al Palacio de Gobierno en la ciudad de Chihuahua, a fin de exigir un alto a la violencia de género.

    Esta fue una de las actividades realizadas en varias partes del país durante el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

    La marcha fue organizada a nivel local por el capítulo chihuahuense de la Federación Mexicana de Universitarias (FEMU) y otras activistas, con la participación de estudiantes de la Escuela Normal Rural “Ricardo Flores Magón” de Saucillo.

    Debido a las restricciones sanitarias por la pandemia del Covid-19 fue obligatorio para todas las asistentes usar cubrebocas y guardar la distancia mientras marchaban.

    Para Pamela Martínez, vocera del FEMU, es importante salir a la calle para pedir justicia para no invisibilizar al movimiento.

    “Yo pienso que así como tenemos el derecho a permanecer en casa, también tenemos el derecho a salir y a exigir justicia. En Chihuahua sabemos que es un estado con un alto número de feminicidios. Efectivamente hay acciones virtuales pero consideramos que no tienen el mismo impacto que el salir a la calle a manifestarse” dijo la activista en entrevista con Raíchali.

    En lo que va del 2020 van al menos 2 mil 874 mujeres y niñas asesinadas en el país, y otras 5223 han desaparecido entre enero y agosto, según datos que Pamela y el FEMU recuperaron del Observatorio Nacional del Feminicidio. Además, se ha visto un incremento en casos de violencia doméstica, pues muchas mujeres han sido obligadas a pasar la cuarentena con sus agresores.

    “Ahora en pandemia tenemos otra situación que es que la labor de la mujer y de la madre en el hogar no es remunerado y ha incrementado, porque no sólo se tienen que hacer cargo de las actividades del hogar, sino de su trabajo y de atender la educación de sus hijos en casa. Eso pone a la mujer en situación de desigualdad”, agregó Pamela.

    Las mujeres marcharon hacia el palacio de gobierno cantando consignas como “¡Si Sor Juana, viviera, con nosotras estuviera!”.

    Una vez en la Cruz de Clavos, las feministas leyeron pronunciamientos y se abrió el micrófono para quienes quisieran participar. Una de las asistentes aprovechó para recalcar que ese espacio, dedicado a honrar a las víctimas de feminicidio y de violencia en el estado, no es una tumba y llamó a las demás a retirar arreglos florales colocados minutos antes por el gobernador Javier Corral y funcionarios estatales en un evento oficial.

    Anabela Murguía, una de las activistas encargadas de la organización del evento, recuerda la represión que vivieron las feministas de ciudad Juárez en septiembre, cuando 28 de ellas fueron golpeadas y arrestadas por agentes de la policía municipal al terminar una protesta contra las agresiones a las mujeres en la ciudad, el estado y el país.

    “Entonces se hace un círculo de violencia, tanto en el delito cometido como en su legítima denuncia”, dijo la activista en entrevista. “En Cancún no tuvieron reparos para dispersar la marcha a tiros”.

    Aunque los tres poderes del gobierno del estado firmaron una declaratoria en 2017 para avanzar en la igualdad de género, Anabela cree que no ha habido avances reales en esta cuestión. Por otra parte, señala que en 2019 la alcaldesa decidió abrir carpetas de investigación contra las feministas que realizaron pintas durante una protesta, anunciando que habría “cero tolerancia” a quienes infringieran la ley.

    Una de las consignas a nivel nacional para esta fecha es la lucha contra la precarización y violencia laboral que sufren las mujeres. En Chihuahua no es la excepción. 

    “La industria maquiladora es emblemática por sus bajos salarios, las jornadas extenuantes, el acoso y hostigamiento que las mujeres sufren”, declaró Anabela, “Y ahora incluso están arriesgando su vida, y muriendo, porque las compañías se han negado a tomar medidas contra la pandemia, otra muestra de lo poco valoradas que son”.

    “Estos problemas no se van a resolver con clases de cocina o tarjetas de apoyo. Las mujeres no somos sólo bocas que alimentar, y nuestros espacios no son sólo la cocina y la peluquería” concluyó Martha Treviño, otra de las activistas que organizaron la convocatoria.

    Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, declarado como tal por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 1993 y gracias a los esfuerzos de grupos activistas que por años lucharon por la visibilización de este problema. La fecha honra el aniversario del asesinato de las hermanas Mirabal, activistas dominicanas asesinadas por su oposición al entonces dictador de la isla Rafael Trujillo.

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    Notas relacionadas

    Déjanos tus comentarios
    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.