Raíchali

Mujeres normalistas de Chihuahua exigen justicia por sus 43 compañeros desaparecidos en Ayotzinapa

Patricia Mayorga / Raíchali

Las estudiantes de la normal rural de Saucillo del norteño estado de Chihuahua, apenas terminaban la primaria cuando desaparecieron a 43 normalistas de Ayotzinapa, asesinaron a otros tres y dejaron en coma a uno más, en luna noche negra de Iguala, en el estado de Guerrero. Hoy, exigieron justicia por aquellos compañeros que deberían estar en alguna aula como maestros.

En la marcha del sexto aniversario de la conmemoración de aquella tragedia, las jóvenes marcharon desde la glorieta de Francisco Villa, ubicada en la avenida Universidad, hasta la plaza de Armas y gritaron en una de las mantas que cargaron: “Quiero estudiar y no morir en el intento”.

Después del pase de lista de los 43 estudiantes desaparecidos, alrededor de 100 normalitas vestidas de playeras negras, lanzaron globos rojos al aire. Atrás de sus playeras, se leía con letras blancas: “Hoy el cielo llora, mañana la luna sangra, en la tierra 43 semillas crecen y serán el sol de la justicia”

Las Academias de primero, segundo, tercero y cuarto año de la normal Ricardo Flores Magón llegaron esta tarde de Saucillo para participar en la acción conmemorativa:

“Han pasado seis años de la masacre, seis años de búsqueda, seis años sin que sus papás sepan de sus hijos (…) de lucha de sus familias, por un mejor futuro (…) 43 compañeros a los que les arrebataron su meta, un gobierno que no tiene la cara para decir la verdad. Eran estudiantes de primer año”, dijeron algunas de las jóvenes en representación de sus grupos, para recordar lo que sucedió con los 43 estudiantes de la normal Isidro Burgos, de Ayotzinapa en el estado de Guerrero.

Desde el norte, las normalistas refirieron que Guerrero, localizado al sur del país, es uno de los más pobres de México. “No es como Chihuahua, que tiene privilegios. Pero eso no quiere decir que no le pueda pasar a cualquiera, cualquiera podemos desaparecer. ¿Qué podemos esperar de quienes no les interesan los rostros ni quienes estamos aquí.


Ayotzinapa, no es caso perdido, se repite. México es un país asesino, es un país que no avanza. No nos damos a la tarea de empatizar con este tipo de problemas”, reprocharon otras jóvenes más en su intervención.

Cuestionaron e interpelaron a las personas que paseaban este sábado por el centro de Chihuahua:

“¿Cuándo vamos a hacer algo, cuándo nos maten a todos?”, dijeron seguidas de consignas para exigir justicia y la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

Por la tarde, las jóvenes regresaron a tu tierra con las mantas que ellas mismas elaboraron con más mensajes: “Ayotzinapa aguanta, Saucillo se levanta”, “en México te asesinan por ser estudiante”.

Por la mañana, los padres de los 43 estudiantes estuvieron frente al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador; la secretaria de Gobernacón, Olga Sánchez Cordero; el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas y Omar Gómez Trejo, titular de la Unidad Especial de Investigación y Litigación del caso Ayotzinapa del gobierno federal.

Las autoridades les informaron que esta administración ha detenido a 80 personas, entre éstas a la fiscal Blanca Alicia N, agentes federales y municipales de Iguala, Guerrero. Hay órdenes de aprehensión contra militares y está prófugo de la justicia Tomás Zerón, ex titular de la Agencia de Investigación Crimnal, a quien le atribuyen la autoría de la “verdad histórica”, en complicidad con sus superiores.

A Zerón lo acusan además de tortura, manipulación de la información, faltas del debido proceso, detenciones arbitarias, el robo de mil millones de pesos de la entonces Procurarudía General de la República.

Encinas les informó que han realizado búsquedas en seis municipios de Guerrero, en donde han realizado 30 acciones en 217 puntos. Exhumaron seis cuerpos en Cocula y en la Barranca del Trigre, en Iguala. En fosas clandestinas se localizaron 21 cuerpos, ninguno fue identificado como alguno de los normalistas.

En La Barranca localizaron un hueso del pie derecho, del normalista desaparecido, Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, en julio pasado.

ESPERÁBAMOS LLEGAR A LOS SEIS AÑOS CON ALGO: MADRE DE ESTUDIANTES DESAPARECIDO

A nombre de los padres, María Martínez Seferino, madre de Miguel Ángel Hernández Martínez, uno de los 43 normalistas desaparecidos hace 6 años, habló frente a los funcionarios:

“Como madre le pido que sigamos caminando juntos (…) Pero sí pedirle que apriete un poquito más. Nosotros queríamos llegar hoy 26 con algo más. Entiéndanos, ya 6 años y no tenemos nada. Sí nos dolió que el año pasado estuvieron saliendo varios libres, llevándose información.

“Nos da coraje ver que los detienen pero están encerrados y no dicen nada, no dan la información que tienen. Para nosotros como madres es desesperante y nos da coraje cuando dicen que hacemos actividades fuertes. Si por nosotros fuera, destruyéramos todo, porque nos faltan nuestros hijos. Nos quitaron lo que más queremos. Usted como padre nos entiende. Y yo le digo: pónganse un día tan siquiera en nuestro lugar”.

Le dijo también al presidente:
“Que los mexicanos necesitamos confiar en alguien, necesitamos entender a alguien que nos ayude, porque hemos estado viendo que en lugar de que vengan a proteger a sus mexicanos, vienen a desaparecerlos a matarlos. Y no es posible que los delincuentes sean más poderosos que usted, señor presidente. Dicen que a nuestros muchachos se los entregaron a la delincuencia.

“A nosotros no nos interesa eso, se los llevaron los policías, participaron militares, hubo videos, hubo fotografías, operaron el C4 ¿Dónde están todas esas pruebas? ¿Y cuándo van a llegar a los militares, señor? Para nosotros cada día que pasa, ahora si que nos desespera (…) salimos y regresamos a la casa con las manos vacías. Nosotros los mexicanos estamos teniendo esperanza en usted.

“(…) Y si no les gusta vernos en las calles, no les gusta que estemos bloqueando, pues entréguenos lo que buscamos y con gusto nos retiramos. Si estamos acá es porque nos pusieron. Y como le digo: tenemos que tener una esperanza para seguir viviendo. Porque realmente porque como dicen, parecemos locos. Pues tal vez sí, locos de dolor, porque ¿dónde lo dejamos? ¿Qué hacemos con este dolor que lo cargamos acá? ¿Cómo podemos hacerle como padres? Más que, agarrarnos de usted y seguir caminando, luchando. Y no nos defraude.

“Tenemos esperanza en usted, en que vamos a lograrlo. Tápeles la boca a esas personas que hablan mal de usted y lo mismo de nosotros. Demuéstreles que usted es un ser humano y que si le interesan las vidas y no las cosas materiales.
“(…) En nuestra casa nos falta un miembro. Vemos la cama vacía, la mesa. No es posible, ya voy a comer: ‘¿y mi hijo?, ¿ya comió? ¿está enfermo? ¿cómo está?’ (…) Y señor presidente: les vamos a hacer obsequio de unas prendas. Son hechas por las madres de los 43. No es un regalo, es un mensaje para que cuando las vea se acuerde que aún en nuestra casa y cuando llegue a la suya, se acuerde que nos faltan nuestros 43 y más. Mataron a 3 en Iguala y hay un joven que aún sigue en coma, imagínese a esa madre (…)”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.