Raíchali

No más reuniones con Conagua, nos ha faltado al respeto: Aurech

Jaime Armendáriz / Raíchali

Representantes de productores de Chihuahua estuvieron en la Ciudad de México para gestionar reuniones con la Secretaría de Relaciones Exteriores o con el presidente Andrés Manuel López Obrador, a fin de insistir en la inconformidad por la extracción de agua de las presas del estado, y con ello anunciaron que no se reunirán ya con la Comisión Nacional del Agua (Conagua).

“Ya no queremos más reuniones con Conagua, nos han faltado al respeto. Llevamos año y medio con reuniones fallidas, rompiendo todos los acuerdos por elos y viendo que cada vez hay más presas abiertas”, expresó Salvador Alcántar, presidente de la Asociación de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahua (Aurech) en una rueda de prensa ofrecida en la capital del país.

Aunque al momento no han conseguido cita formal con la Oficina de Presidencia de la República o con la SER, para los campesinos es importante tener un diálogo directo con esas instancias, pues consideran que Conagua ha mal informado al presidente y ellos tienen “otros datos para aclarar el mal entendido”.

En la rueda de prensa presentaron el hashtag #SinAguaNoHayVida para insistir en que habrá problemas para los productores con el ritmo de extracción de recurso hídrico iniciado por la Federación desde hace varias semanas.

También proyectaron un video sobre las consecuencias en los pobladores del ejido Chorreras, municipio de Aldama, y que señalan afectaciones por la salida de agua de la presa El Granero. “¿De dónde van a pagar agua si aquí ya no hay?” cuestionan los habitantes en la grabación. Además, le mandan un mensaje a AMLO para rechazar que la lucha, intensificada este año, sea producto de temas políticos, “existe una necesidad real en las familias”.

Presa El Granero – 4 de agosto de 2020

El agua se está acabando. ⌛Las familias y la presa YA están en peligro. ❗❗Nos estamos quedando sin agua.❗❗ Sin embargo, seguiremos buscando a través del diálogo con el Presidente Andrés Manuel López Obrador que se paren las extracciones de Chihuahua.Nuestro problema, el cual se agrava cada hora que pasa no es una cuestión de política, es una cuestión de necesidad. Nos estamos quedando sin agua, #AMLO escúchanos. El agua es vida y si no tenemos agua, no tenemos vida.#SinAguaNoHayVida

Posted by Aurech – Asociacion de Usuarios de Riego del Estado de Chihuahuhua on Wednesday, August 5, 2020

El Granero solo es una de las 3 presas de la entidad de las cuales se ha extraído agua. La otra es La Boquilla y Las Vírgenes. En todas existe presencia de elementos federales, situación que ha generado molestia en los campesinos y algunos enfrentamientos durante el primer semestre del 2020.

Martín Parga, representante legal de las unidades de riego en la zona Centro Sur de Chihuahua, especificó que durante año y medio se ha intentado hablar con Conagua para contrastar cifras sobre el pago de recurso hídrico al Tratado de Aguas con Estados Unidos, vigente desde 1944, y que obliga a ambas entidades a poner agua a disposición de su contraparte; México debe hacerlo cada 5 años.

Pero una de las preocupaciones en los productores de la entidad es que el recurso es enviado a otras entidades, como Tamaulipas, donde se permitió una mayor siembra con respecto a la capacidad de riego.

Salvador Alcántar aseguró que de enero a marzo la Conagua había extraído 385 millones de metros cúbicos de las presas Marte Rodolfo Gómez, en Tamaulipas, la Venustiano Carranza de Coahuila, y El Granero, pero la Federación les reportó que solo se habían asignado 24 millones al tratado, es decir, que no conocen el paradero de más de 360 millones de metros cúbicos.

La Aurech especificó que Conagua les dio una proyección de mil 911 millones de metros cúbicos por las lluvias de la temporada, “pero nosotros decimos que no calculan las pérdidas, la evaporación, la filtración, y estarán poniendo en riesgo la columna vertebral de la agricultura”, manifestó Parga.

Los productores especificaron que no tienen ninguna propuesta más que contrastar datos y cumplir con el Tratado una vez pasado el 24 de octubre, para conocer el déficit de agua, ver si llovió o no y con eso tomar decisiones.

Alcántar reiteró que la autoridad no cuenta con cifras exactas de los volúmenes aportados al Río Bravo y por ello deben existir estaciones hidrométricas con tecnología de punta para evitar en el futuro las confrontaciones por las cifras dispares entre Conagua y los campesinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.