Raíchali

Caso Miroslava Breach: ‘El Larry’ y Jaciel trabajan para el alcalde de Chínipas, asegura testigo



Las investigaciones en torno al caso señalan a Jaciel, medio hermando de El Larry, como el chofer del Malibú gris en el que se trasladó y se dio a la fuga Ramón Andrés Zavala Corral, quien le disparó a la periodista en al menos ocho ocasiones

Chihuahua.- La sexta jornada de audiencia de juicio oral por el asesinato de la periodista Miroslava Breach, inició con el desahogo de las primeras pruebas testimoniales que ligan al acusado Juan Carlos M. O., alías El Larry, con el crimen cometido el 23 de marzo de 2017.

Un testigo de identidad reservada reconoció que hace aproximadamente tres años conoció a El Larry en Chínipas, a donde acudió una navidad a conocer a la familia de su entonces novio Jaciel V. V., implicado en el caso y quien se encuentra prófugo de la justica.

Las investigaciones en torno al caso señalan a Jaciel como el presunto chofer del Malibú gris en el que se trasladó y se dio a la fuga Ramón Andrés Zavala Corral, quien le disparó a la periodista en al menos ocho ocasiones y, el 19 de diciembre de 2017, fue encontrado sin vida en Álamos Sonora.

Cuando conoció a Jaciel, en 2015, él estudiaba en la Facultad de Educación Física de la Universidad Autónoma de Chihuahua, tenía una purificadora en Chínipas, venía bolas de arroz y además, le dijo que trabajaba con Juan Carlos “moviendo carros” para el narcotráfico.

Además, su expareja le había contado que ambos trabajan para el entonces alcalde de Chínipas, Hugo Schultz, pero insistió en que nunca le especificó qué actividades realizaban.

A Schultz Alcaraz, presidente municipal de Chínipas en el periodo2013-2016, lo han señalado dentro del caso en varias ocasiones: él acudió con el entonces líder del Partido Acción Nacional (PAN), José Luevano, para pedir ayuda por presiones que había recibido a raíz de un reportaje de publicado en La Jornada en marzo de 2016.

Al panista se le canalizó con el entonces vocero del partido, Alfredo Piñera, quien según dos audios que fueron localizados en una computadora asegurada en la casa de Jaciel, llamó tanto a Miroslava como a la corresponsal de Proceso, Patricia Mayorga, para sacar información sobre las fuentes que consultaron para la investigación Impone el crimen organizado candidatos a ediles en Chihuahua.

Pero su nombre ya había aparecido también en la columna Don Mirone que escribía Miroslava para Norte de Ciudad Juárez, en donde se refirió a él como el mensajero de Los Salazar, en referencia a las amenazas que ella misma había recibido por varios medios.

“Viene algo grande en Chínipas”

Durante la audiencia, la testigo explicó que a Juan Carlos sólo lo vio en dos ocasiones. A él se lo presentaron como el medio hermano de Jaciel y, aquella navidad, lo vio llegar a la casa acompañado de hombres con armas largas y cortas.  

La segunda vez que recordó haber coincidido con El Larry, fue en una casa que él tiene en el fraccionamiento Cafetales en la capital de Chihuahua, la cual mencionó que se la rentaba a una agente ministerial, de quien aseguró no tener más datos.

Su relación con Jaciel terminó “por seguridad”. De acuerdo con su testimonio, él le dijo que no podían continuar porque él era “una mala persona” y le advirtió que venía “algo grande en Chínipas”, conversación que, estimó, sucedió hace tres años.

Aunque él se quería salir de ese trabajo, narró la testigo, tenía miedo de represalias en su contra porque le confió que “sabía demasiado” y estaba seguro de que lo asesinarían en cuanto “pisara la cárcel”, por lo que huyó de Chihuahua después del crimen.

A pregunta expresa de la Fiscalía Especializada en la Atención a Delitos contra la Libertad de Expresión (Feadle), aseguró que del asesinato de la periodista supo hasta que fue llamada a declarar por la Fiscalía General del Estado y ahí “ató cabos” con lo que Jaciel le había contado.

Mencionó que después de acudir a la fiscalía local, optó por irse de la ciudad por miedo, pues en varias ocasiones recibió amenazas para no presentarse ante las autoridades y, pese a que cambió su número de teléfono, las llamadas no se detuvieron.

Incluso, al momento de reconocer físicamente a El Larry durante la audiencia, la testigo se mostró nerviosa y preocupada al saber que estaba presente mientras rendía su testimonio.   

Otra prueba que se abordó en la audiencia fue el hallazgo de la letra de un corrido, el cual se encontraba en una hoja suelta dentro de un cuaderno localizado en el cateo a cargo de la Fiscalía General del Estado en calle Las Torres 1914, colonia Villas del Rey, el 26 de marzo de 2017.

En ese domicilio vivía Jaciel y fue ahí en donde también estaba el Malibú gris plata captado por las cámaras de seguridad cerca de la casa de la periodista, e identificado como el vehículo en el que trasladaron al pistolero.

La testigo confirmó que Jaciel escribió una canción para narrar la vida de su “compa El Wa Wa Wa”, de quien cuenta que se ganó “una plaza” por su lealtad y que “Larry…sita a él lo va a identificar”.

Antena registró tres celulares
cerca del lugar de los hechos

En la audiencia que inició poco antes de las 10:00, también se presentaron los datos técnicos de la antena de Telcel que logró registrar la comunicación entre el número celular de Jaciel con el de otras dos personas, de quienes aún no se ha revelado la identidad.

El analista Alberto Medrano, quien se encontraba en el departamento de informática forense, detalló que analizó el comportamiento de ocho números celulares, de los cuales, tres se encontraban en el mismo rango.

Detalló que acreditó la cercanía de las líneas gracias a una antena que se encontraba a 200 metros de la vivienda de la periodista. En el comportamiento de las líneas que detectó destaca que tuvieron comunicación entre las 6:35 y 6:52 de la mañana.

El comportamiento que se analizó fue el del número de Jaciel con otros dos celulares, uno de ellos con lada de 642, en Navojoa, Sonora. Sin embargo, aun no se proporcionan los nombres de los otros dos usuarios.

Estimó que el alcance de una antena de ese tipo es de 1 a 1.5 kilómetros, en colonias como Lomas de Vallarta, pues, a menor población, más alcance. En esa misma lógica, dijo que la cobertura en carretera puede ser de hasta 30 kilómetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.