Raíchali

Jóvenes exigen frenar la explotación de pozos y proteger las áreas naturales de Chihuahua


Jóvenes de diferentes edades marcharon este viernes desde la glorieta de Pancho Villa hasta el Palacio de Gobierno para exigir que se realicen acciones concretas para frenar el cambio climático.

Ante la evidentemente crisis que enfrenta el planeta, explicaron, ciudadanos y colectivos de Chihuahua decidieron unirse al movimiento internacional Viernes por el Futuro, para demandar que se emita una declaración de emergencia climática.

En el caso particular de Chihuahua, los jóvenes pidieron a las autoridades erradicar el uso irresponsable o inadecuado del agua, así como prevenir la sobre explotación de pozos.

También demandaron restaurar, proteger y conservar las áreas naturales del municipio, así como transformarla a la capital en una ciudad sostenible que tenga como prioridad al transporte público y al no motorizado.

Además, suscribieron los siete puntos del posicionamiento del movimiento Fridays for Future:

  • Cumplir los acuerdos de París y las contribuciones nacionalmente determinadas de México.
  • Tomar las acciones necesarias para mantener las emisiones de gases de efecto invernadero a un nivel que eviten un aumento mayor de 1.5 grados de temperatura, movilizando los recursos necesarios y la transformación e la economía hacia una de cero emisiones.
  • Comprometer a las empresas y corporaciones, mediante acuerdos claros, concretos y vinculantes, reducir a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero que producen para 2050.
  • Acelerar la transición energética justa, impulsando gradualmente la participación de las energías renovables en la matriz energética.
  • Crear y seguir el liderazgo de una Asamblea Ciudadana dedicada al proceso permanente de consulta y colaboración con la sociedad civil, la academia y la comunidad científica para la toma de desiciones en mantenía energética y justicia climática.
  • Implementar acciones inmediatas para revertir el daño causado a los ecosistemas mediante acuerdos claros, concretos y vinculantes, que garanticen la protección y conservación de las especies y patrimonio natural, e incluya la implementación de medidas de adaptación a nivel nacional, tanto en comunidades rurales como urbanas.
  • Generar un modelo socioeconómicos que garantice los derechos fundamentales al aire, tierra, agua, alimentos y ecosistemas saludables, además de reconocer los derechos de los pueblos indígenas ante cualquier acción o conducta que degrade los territorios en donde habiten, apegándose a los principios de justicia climática.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!