Raíchali

«La normal rural de Saucillo también agoniza»

Chihuahua.- A dos días de plantón en las oficinas de la Secretaría de Educación, las normalistas de Saucillo clausuraron el edificio Héroes de la Revolución para exigir a las autoridades que cumplan con el pliego petitorio que negociaron con ellas hace un año.

En un mitin realizado la tarde del jueves por el quinto aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, las alumnas lamentaron que los funcionarios de educación no tengan palabra y, pese a los acuerdos tomados, les cierren las puertas.

«Nosotras no somos la excepción. Nuestras compañeras se encuentran plantadas en el edificio de Educación, Cultura y Deporte, exigiendo el cumplimiento de lo ya minutado, ya firmado y negociado… Aquí se muestra claramente la falta de palabra y compromiso que tienen los servidores públicos»

Su desesperación las llevó a tomar el edificio este viernes. Los dos puertas principales fueron bloqueadas por normalistas de Saucillo y de Ayotzinapa; otro grupo se concentró en el acceso al estacionamiento.

Las afectadas recordaron que cada año se hace una negociación de un pliego petitorio con Servicios Educativos del Estado de Chihuahua (Seech) para las mejoras de la institución.

Uno de los puntos de ese acuerdo para este año fue en el rubro de organización institucional para que el cierre del escalafón sea hasta el 15 de octubre de este año, sin embargo, la plataforma para inscribir a las alumnas de nuevo ingreso cerró e 27 de septiembre.

Al percatarse de la situación, acudieron a las oficinas del Departamento de Formación y Actualización Docente sin éxito, pues les pidieron ir a la Secretaría de Educación.

Pero ahí tampoco consiguieron nada. Al solicitar una audiencia de carácter urgente con el secretario Carlos González Herrera, les comentaron que estaba ocupado. Ellas decidieron quedarse hasta que puedo era atenderlas, pero llegó el viernes y no han obtenido una respuesta.

Explicaron que reducir las fechas de inscripción afecta directamente al sistema de internado, pues actualmente están en proceso de inducción y si alguna de las compañeras deserta, no alcanzan a cubrir el espacio para que otra joven pueda estudiar. 

«Nosotras estamos abiertas al diálogo porque es una situación que nos afecta como escuela, que nos afecta al internado que es nuestra escénica de normal rural»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *