Raíchali

Pierdan el miedo y luchen por su territorio, pide Isabel Monarca a pueblos originarios

  • En conmemoración del Día Internacional de los Pueblo indígenas, la segunda siriame de Huitosachi, acudió a la Ciudad de México para compartir su experiencia en la defensa del territorio
  • En entrevista antes de su participación, llamó a las comunidades indígenas a perder el miedo ante el despojo de los mestizos y a defender su territorio

Chihuahua.- A la comunidad rarámuri de Huitosachi les dijeron que su territorio era prestado y que podían sacarlos de sus casas en cualquier momento.

 Les ofrecieron 2 mil pesos por familia para que se fueran. Los engañaron haciéndoles firmar documentos para una supuesta entrega de apoyos, los acosaron, amenazaron y hasta les destruyeron las casas que llegaban a construir.

Las agresiones que sufrieron para despojarlos de sus tierras llegó al grado de que les bloquearon el agua potable y cerraron el acceso a su predio de 253 hectáreas, en donde vivían cerca de 18 familias.

¿El motivo? construir un campo de golf como nueva atracción turística en la zona de las Barrancas del Cobre, en el municipio de Urique, un proyecto de la inmobiliaria Campo Lindo, propiedad del empresario Federico Elías Madero. 

Pero la tristeza que sentían no los frenó. En 2009, la comunidad inició la batalla legal para ser reconocidos como los legítimos propietarios de su territorio ancestral, sentencia que se hizo oficial nueve años después, el 25 de marzo de 2017.

Foto: Huitosachi celebra el triunfo legal de defensa del territorio ancestral con un Yúmari / marzo 2017


La historia de resistencia de Huitosachi llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación como parte del foro Pueblos indígenas y comunidades afroamericanas: autonomía, resistencia y dignidad

Isabel Monarca Cruz, segunda siriame de Huitosachi fue invitada para participar en la mesa Resistencias para la defensa del territorio y patrimonio ancestral, con un mensaje muy claro: los pueblos originarios no debemos tener miedo de defender lo nuestro».

«Nosotros vivíamos tristes, no estábamos a gusto. Pensaban que sí nos podían sacar, decían que era muy poca gente, que no tenía fuerza, pero nosotros dijimos que no nos pueden sacar porque nosotros caminamos, amanecemos y pisamos la tierra. Ese señor nunca caminó, él no es dueño es la tierra que nosotros pisamos cuidando las vacas, chivas, escuchando a los pájaros…»

De su participación como parte de la conmemoración del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, comentó que se siente bien de poder compartir la experiencia de Huitosachi, al considerar que el despojo es uno de los problemas que más afecta a las comunidades. 

Cuando su comunidad llevó ante los tribunales su caso, recordó, muchas personas pensaron en mejor irse por el miedo que habían sembrado los chabochi, sin embargo, lograron fortalecerse y tener la paciencia de esperar a que la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación les diera la razón. 

«Me siento bien (de participar) porque hay que saber, pues, lo que pasa en las comunidades, que se sepa, decirles que echen para adelante porque muchos dicen que no se puede lograr… Otras comunidades han tenido miedo y por eso ya no quieren platicar sobre su territorio. Nosotros queríamos que fuera rápido y no es rápido, eso también hay que compartirlo»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: Content is protected !!