“La lucha feminista es afuera del corral”

“La lucha feminista es afuera del corral”, fue la consigna principal de la marcha realizada en Chihuahua este domingo por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra las Mujeres, protesta en la que las integrantes de Marea Verde se deslindaron de la Alianza Feminista del 25N.

En su posicionamiento, la Marea Verde realizó una crítica al papel que jugaron las organizaciones que conforman la Alianza durante los primeros dos años de la administración de Javier Corral, quien integró al gobierno a varios activistas, entre ellos Luz Estela Castro, consejera del Consejo de la Judicatura de Chihuahua.

La Marea Verde expuso: 


Hacemos el llamado a las organizaciones y activistas que defienden los derechos humanos de las Mujeres a asumir su responsabilidad por la ausencia durante estos dos años de administración del gobierno de Javier Corral en el cual no han trabajado por proteger a las Mujeres y Niñas del Estado de Chihuahua. Lo decimos para que sean autocriticas, ente el silencio que han guardado bajo una nómina del Estado y han solapado la violencia institucional que hoy se dicen denunciar.

No es solo responsabilidad del Estado el que no se haya solicitado la alerta de género, es también de las organizaciones de la sociedad civil que no lo han hecho, aun teniendo el recurso económico, jurídico e institucional para comenzar con el trabajo. Es lamentable que estados con menos feminicidios se encuentren dentro de esta alerta y Chihuahua no figure en la lista.

Por último, queremos anunciar que Marea Verde no se suma ni suscribe a la Alianza Feminista por el 25N, por el adultocentrismo ejercido en la organización y porque tuvieron que esperar dos años para denunciar que Javier Corral no está haciendo nada por las mujeres y niñas de Chihuahua, porque en esos dos años Corral gastó más dinero público en promocionarse en sus medios de comunicación que en el presupuesto de la Fiscalía Especializada en Delitos contra la Mujer. Estamos hablando de 200 millones de pesos más invertidos en la imagen de un gobernador que ustedes han protegido, en lugar de invertir y mejorar los servicios en la fiscalía o en capacitaciones para el personal de salud a fin de terminar con la violencia ejercida contra mujeres embarazadas o mujeres violentadas sexualmente.

En el mismo posicionamiento, las activistas aclararon que respaldan a la Alianza Feminista en su exigencia para que se active la alerta de género. A las familias de víctimas les recordaron que no están solas y que desde su trinchera lucharán para que ninguna mujer sea víctima de violencia.


En la protesta también participaron las integrantes del Movimiento Malinche, quienes presentaron su propio posicionamiento en el que expresaron:

Nosotras somos hijas del Campo Algodonero. Nosotras somos hijas de Voces sin Eco, de Justicia por Nuestras Hijas, de Nuestras Hijas de Regreso a Casa. Nosotras, sin conocerlas, somos hijas de Guillermina y de Norma y de Marisela y de todas las madres que en la rabia decidieron sembrar esperanza. Nosotras nos sabemos abrazadas por otras feministas, por aquellas a las que los feminicidios les obligó a cambiar permaneciendo; por las que alzaron fuerte la voz y los puños para denunciar y hacer visibles las violencias que día a día, en todos los espacios, atraviesan a niñas, adolescentes y mujeres. Somos sus compañeras en la esperanza, somos producto de sus luchas, de sus andares, de sus marchas, pancartas, posicionamientos, discusiones, diferencias y rupturas.

Como ustedes somos feministas, pero no somos ustedes y nuestro feminismo no es suyo. Nosotras somos otras. Nosotras somos nuestro andar y por ese andar les llamamos a:

1. Pronunciarse de manera clara por la despenalización del aborto. Necesitamos que lo hagan sin titubeos ni eufemismos, que lo hagan en todos los espacios que ocupan. Exijan la armonización del artículo 5º de nuestra Constitución Estatal con los derechos humanos de las mujeres reconocidos por el Estado Mexicano, eliminando en su redacción la protección jurídica de la vida “desde el momento de la concepción”. Exijan la derogación del Acuerdo 279 del C. Gobernador del Estado de Chihuahua que en la práctica constituye un argumento jurídico utilizado por los equipos médicos y administrativos de hospitales públicos para evitar el ejercicio del derecho de las víctimas de violación sexual al aborto y por ello, de la aplicación en nuestro estado de la NOM 046.

También solicitaron a los ejecutivos estatales y federales la reorganización del sistema público para garantizar la atención a todas las mujeres indígenas y a las habitantes de zonas de marginación social, así como un plan de acción para la disminución de la muerte materna en la Sierra Tarahumara.

En su posicionamiento, demandaron detener el financiamiento público a organizaciones que desarrollen en espacios escolares programas de educación sexual para niñas, niños y adolescentes sin enfoque de derechos humanos y denunciaron que el diputado panista Miguel la Torre promovió con FECHAC y Yo Amo la Vida A.C. el Fideicomiso Público F/4611-09, con el que transfieren anualmente más de medio millón de pesos a su Programa Integral de Sexualidad.

La Alianza Feminista 25N


Previo a la marcha de este domingo, la Alianza Feminista 25N protestó en la Cruz de Clavos contra la violencia de género y presentó su propio posicionamiento:

En un acto inédito, con la firma de la Declaratoria Chihuahua por las Mujeres por parte de los tres poderes en mayo de 2017, documento que engloba propuestas relacionadas con el acceso a la justicia en todos los ámbitos y afirma que para ello es necesario crear o modificar leyes y programas con suficiencia presupuestal, el Movimiento Estatal de las Mujeres creó altas expectativas sobre su avance y cumplimiento.

 Con sorpresa hemos constatado que no ha sido así, al contrario, los aspectos convenidos para realizarse por los tres poderes están lejos de cumplirse, unos más que otros. La paridad de género en el gabinete dejó de ser compromiso hace ya tiempo. El acuerdo iniciaba con paridad en el primer nivel y al instalarse la actual administración encabezada por Javier Corral fue cumplida y se esperaba que avanzara hacia los diferentes niveles. Pero lejos de realizarse, se retractó, y al día de hoy ese acuerdo se cayó.

Hemos insistido por varios medios, sin obtener una respuesta, en dialogar sobre una iniciativa que reforme la constitución y exprese la paridad en todos los poderes y en todos los niveles, el presupuesto para los Centros de Justicia para las Mujeres, la atención laica y científica del embarazo adolescente, entre otros. En la legislatura pasada (2016-2018) se cumplieron algunos objetivos de la Declaratoria, quedan pendientes temas fundamentales como acoso y hostigamiento sexual, reformas al código civil y familiar, entre otros; es por ello que urgimos a quienes integran esta legislatura 2018-2021 a que tengamos reuniones periódicas para lograr se trabaje y legisle al 100% los puntos contenidos en la Declaratoria Chihuahua por las Mujeres.

Al Tribunal Superior de Justicia le solicitamos audiencia con el presidente Pablo Héctor González, necesaria para conjuntamente analizar casos concretos; la insuficiencia de la atención en los juzgados familiares, la ausencia de análisis de la perspectiva de género en el proceso de las sentencias, auditorías de género e institucionalizar la perspectiva de género en la Ley Orgánica, entre otras.

Desde el Movimiento Estatal de Mujeres recordamos que el Estado está comprometido a implementar lo mandatado por un marco legal internacional, nacional y estatal de derechos humanos de las mujeres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *