Chihuahua

domingo 26 mayo, 2024

“¡Mátame, si puedes!”, pero “no voy a traicionar la lucha”: advierten indígenas a autoridades

PEDRO MATÍAS / PÁGINA3

Puente Madera, Oaxaca. (pagina3.mx).- “¡Mátame, si puedes!”, retó el indígena Binnizáa Ismael Luis López al comisariado de Bienes Comunales, César Octavio Morales, y a sus pistoleros.

Y aunque le ofrecieron dinero para dejar la defensa de El Pitayal donde se pretende imponer un Polo de Desarrollo para el Bienestar le reviró: “No los voy a traicionar. No voy a recibir dinero. Yo voy a seguir en la lucha, nos vamos a morir en la raya”.

Ante la Misión de Observación Civil que visitó su comunidad el 26 de julio pasado, el albañil sostiene que “estamos defendiendo nuestras tierras y nuestro territorio, porque de ahí vivimos”.

Y recordó que “hace como un mes (junio), pues yo como estoy con el pueblo me golpeó el hermano de Antonino Morales (entonces secretario de Administración del gobierno de Salomón Jara Cruz), César Octavio Morales.

“Estaba yo trabajando en San Blas Atempa. Ese día me querían matar, pero tuve el valor de decirle: ¡Mátame, si puedes!, pero yo voy a seguir en la lucha. No tenemos miedo, aunque traía a unos matones, eran ocho”.

A otras personas defensoras, entre ellas mujeres de avanzada edad, les han librado 17 órdenes de aprehensión.

En tanto que el agente comunitario David López Salazar fue detenido y se encuentra vinculado a proceso por defender sus tierras y su territorio.

Mientras que doña Josefina Reyes Ramírez, pese a su avanzada edad, también tiene orden de aprehensión por el delito de ataques a las vías generales de comunicación:

Con un lenguaje limitado en español por ser hablante zapoteca, dice que “se está defendiendo el monte El Pitayal porque nuestros abuelos han seguido con esa tradición de conservar las tierras de uso común y es donde sacamos la leña, la pitaya, donde va uno a cazar un conejo, armadillo y para el pastoreo.

Doña Josefina dice que no estuvo presente en ese momento cuando el pueblo quemó cuatro vehículos para evitar que llegaran a medir sus tierras, porque vende totopo y ese día se encontraba en Juchitán y regresó como las 11 de la mañana ya que había pasado todo”.

Silvia Reyes también cuenta con orden de aprehensión y “yo vengo a decir que estamos defendiendo el monte El Pitayal y no lo vamos a dejar porque de ahí vivimos nosotros”.

José del Carmen Sachiñas Pesa fue más contundente: “Yo soy de Puente Madera y estamos demandados porque esos cabrones dicen que nos vieron hacer esas cosas, esas mamadas”.

“En mi caso tengo una demanda, dicen que yo andaba con mi fuego quemando los carros y que ese cabrón que tienen como su líder, dicen que me vio a mí quemando los carros; sin embargo, ese cabrón se encontraba a 200 metros de donde sucedieron los hechos”.

Hizo la aclaración que “Puente Madera no está luchando con 20 gentes, está luchando con más de 200 o 300 gentes y se siguen sumando comunidades como:

  • Rancho Llano
  • Santa Rosa
  • Monte Grande
  • Tierra Blanca.

“Y si Dios quiere, Puente Madera va a ganar esta lucha aunque estamos como Goliat y David, pero algún día venceremos”.

El agente comunitario David Hernández Salazar responsabilizó de estas violaciones a los derechos al presidente Andrés Manuel López Obrador, al gobernador Salomón Jara, a Antonino Morales y a su hermano César Octavio Morales, al secretario de Marina, José Rafael Ojeda Durán, y “al traidor del pueblo”, Mariano de la Rosa Jiménez.

Sin embargo, “nada de que tenemos miedo. Aquí vamos a seguir firmes defiendo nuestras tierra pese a la represión, criminalización y a la militarización de esos proyectos”, puntualizó.

Cabe mencionar que el gobierno de la 4T informó que dentro del megaproyecto interoceánico está contemplado instalar 10 parques industriales en una extensión de tres mil 378 hectáreas, cinco en el estado de Veracruz y otros cinco en Oaxaca.

En Veracruz están contemplados los parques Bienestar:
  • Coatzacoalcos I que comprende 266.76 hectáreas
  • Coatzacoalcos II en un área de 129.19 hectáreas
  • Jaltipan en 419.12 hectáreas
  • Tequistepec en 481.58 hectáreas y el de
  • San Juan Evangelista en 363 hectáreas.

Mientras que en territorio de Oaxaca están contemplados:

  • Matías Romero (Donají) en 389 hectáreas
  • Ciudad Ixtepec en 440.87 hectáreas
  • Santa María Mixtequilla en 502.72 hectáreas
  • San Blas Atempa (Puente Madera) en 334.31 hectáreas y el de
  • Salina Cruz en 82.09 hectáreas.

En “La Mañanera” del 13 de diciembre de 2021, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que la construcción de estos representa una inversión de cuatro mil 600 millones de pesos de presupuesto asignado.

Aunado a que el gobierno federal otorgará estímulos fiscales a las empresas que establezcan fábricas en el Istmo de Tehuantepec.

REBELDÍA CONTRA PARQUE INDUSTRIAL

El cráneo de una res sobrepuesta en un tronco de madera, símbolo de la resistencia del pueblo zapoteco de Puente Madera, es lo primero que se divisa al llegar a esta comunidad zapoteca que pertenece al municipio de San Blas Atempa, ubicado en el Istmo de Tehuantepec, a 253 kilómetros de la capital de Oaxaca.

La entrada principal a Puente Madera se encuentra a un costado de la carretera federal 190 o Panamericana y desde ahí, en una barda, sobresale la leyenda: “Puente Madera en resistencia El Pitayal no se vende”.

Los descendientes de los binigúla’sa’, raza guerrera, que conservan sus tradiciones, costumbres y su lengua zapoteca, están dispuestos a dar la vida para impedir la instalación del parque Bienestar que pretenden imponer a toda costa los gobiernos federal, estatal y municipal sin haber consultado al pueblo.

Su pesadilla empezó cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció el Corredor Interoceánico.

El 14 de marzo de 2021, en una asamblea donde falsificaron el 80% del padrón de comuneros, así como de personas fallecidas, se anunció la aprobación del parque industrial en San Blas Atempa.

A dos años y cuatro meses, su lucha por justicia, tierra y libertad continúa, con un juicio de nulidad en el Tribunal Agrario y en el Juzgado Séptimo de Distrito donde lograron la suspensión de plano de ese polo de desarrollo.

Así advirtieron las mujeres Binnizáa a quienes les quieren arrebatar su monte y, con ello, la vida.

Ellas, las mujeres Binnizáa, viven del totopo, de la recolección de leña, de la caza del venado, el armadillo, la iguana o el conejo, por eso están dispuestas a dar la vida porque les quieren quitar el monte, su sustento de vida.

Su instinto de supervivencia las llevaron a declararse en rebeldía contra el Polo de Desarrollo para el Bienestar (PODEBI) que el gobierno de la Cuarta Transformación pretende imponer en El Pitayal, como parte del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

“De ahí vivimos, somos gente campesina y necesitamos esa leña para hacer totopo y en tiempo de lluvia los hombres van a traer animalitos del monte para comer. Ahí esta la vida”, reconoce sin titubeos doña Rosalba López Jiménez.

Pero “si vienen les vamos a echar lumbre”, reiteró en alusión a los hechos del 12 de febrero de 2022 cuando el pueblo incendió cuatro vehículos, entre ellos una patrulla de la policía municipal de San Blas Atempa.

Desde esa fecha, la comunidad de Puente Madera, perteneciente al municipio de San Blas Atempa, se declaró en resistencia y se mantiene en alerta máxima para impedir la invasión de El Pitayal.

Sabedores que están enfrentándose a caciques que han venido gobernando con el PRI -como Agustina Acevedo- y ahora del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) como Morales Toledo a quien el 16 de junio 2020 la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) congeló sus cuentas por su presunta relación con el Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), la asamblea comunitaria acordó defender a sus autoridades.

David Hernández Salazar, agente municipal de Puente Madera, reconoce que se viene un proceso complicado para esta comunidad zapoteca con la llegada de Salomón Jara Cruz, quien ordenó su detención el 17 de enero de 2023.

Pero “al final de cuentas creo que vamos hacer historia porque no nos vamos a dejar”, se envalentonó Hernández Salazar.

En una visita que realizó este corresponsal en junio de 2022, el entonces secretario del agente municipal de Puente Madera, Guadalupe Ríos Maldonado, fue contundente:

“Qué podemos esperar de Morena, la imposición, la corrupción y viene más fuerte porque ya viene involucrada la delincuencia organizada, antes como que estaba escondidita, pero ahora ya es autoridad”.

Saben que se enfrentan a un gran enemigo que los puede desaparecer o hasta matar, por eso la asamblea determinó: “tenemos informado al pueblo que cualquiera que falte de los que representan la autoridad o del comité de defensa de la tierra, que se tome la carretera hasta que aparezca, aunque sea en pedazos, pero van a tener que aparecer”.

Jesús Luis López, el suplente del agente, reforzó lo dicho al sostener que “para nosotros El Pitayal es la sobrevivencia, es una forma de vivir, no tenemos otra manera de vivir más que cazar animales.

“No tenemos otra forma de vivir. Entonces, no tenemos miedo a morir y aunque sea en pedazos pero vamos a resistir. La comunidad no quiere dinero, hemos vivido de la naturaleza, de la forma agrícola, esa es la defensa. Si fuera Salomón Jara o quien sea, la comunidad va a defender su forma de vivir porque lo que quieren imponer son industrias transnacionales que contaminan y a nosotros nos basta la naturaleza y vamos a defender lo que Dios nos ha dado. De todas maneras algún día nos tenemos que morir y la vamos a defender caiga quien caiga”.

Frente al Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), megaproyecto del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, las mujeres han apostado por la sabiduría comunal.

Rosalba López Jiménez también sostiene:

“Nosotras estamos dispuestas a pelear por ese terreno y si es preciso, hasta la muerte estamos dispuestas, ya dijimos que no vengan a ofrecer dinero porque no vamos aceptar y les vamos a echar lumbre”.

El primer mensaje ya lo enviaron el sábado 12 de febrero de 2022 cuando impidieron que personas vinculadas con el proyecto del Corredor Interoceánico, custodiadas por elementos de la Policía Municipal de San Blas Atempa y la Procuraduría Agraria, iniciaron trabajos de deslinde.

Además, los declararon personas non gratas.

“Es mentira de que los polos de desarrollo van a traer empleo y mejoras para nuestra región como han sido promovidas de forma indiscriminada por los gobiernos federal, estatal y los municipales.

“Como es mentira que se hace mediante procesos de consulta indígena, que sirven en última instancia para maquillar el despojo y la destrucción de nuestro entorno”.

Los inconformes reiteraron “que la violencia nace del Estado y la ejercen los políticos profesionales liderados por Morena y todos los partidos políticos por igual.

“Nos excluyen, no escuchan razones, nos quieren explotar y despojarnos de las tierras que habitamos y defendemos”.

“(Todo) a cambio de dinero, con actas falsas de asamblea, documentos fraudulentos y promesas de progreso y desarrollo desde una lógica propia del indigenismo, generando con esto un ambiente de división intercomunitario”, se asentó en la asamblea comunitaria.

“Ojos por todos lados”

Apenas avanzamos por un camino de terracería, se detuvo un camioneta. El conductor ya sabía que dos periodistas de Pie de Página llegarían a la comunidad.

¿Quién vigila?, se cuestionó a las autoridades de Puente Madera y la respuesta fue contundente:

El monte tiene ojos por todos lados, por un lado Rancho Llano, por otro Puente Madera, San Blas Atempa, Monte Grande y Tierra Blanca.

“La bronca empezó porque se come de El Pitayal. Se luchó primero legalmente con amparos, porque inicialmente pretendieron convertirlo en un basurero, en un chiquero, todos lo defendimos y se impidió”, sintetiza la comunidad.

“Pero ahora quieren poner un parque industrial en tierras comunales, pero nosotros no queremos porque somos gente campesina y no nos conviene ese parque.

“Luego son gente extraña, no sabemos qué gente va a llegar y nosotros estamos acostumbrados a estar libre, salir y entrar a la hora que nosotros queremos para ir por leña, cazar iguana, conejos”, agrega doña Rosalba.

“Aquí nos organizamos cuando vemos que llega alguien. Unos que andan rondando por El Pitayal luego, luego avisan. Luego nos reunimos y vamos a buscar, por eso no han entrado.

“La única vez que entraron para medir el terreno, que nos reunimos y nos vamos. Llegando, llegando, echamos lumbre a los carros para que sepan dónde es que se están metiendo”.

Ese terreno es libre y no tiene dueño, aunque ahorita están saliendo un montón de dueños.

“Algunos, yo vi cuando nació y yo mira qué tiempo estoy y no tengo ni siquiera un metro y algunos apenas nacieron y ya tienen su terreno y tienen 20 o 30 hectáreas”.

No nos vamos a dejar, porque aquí las mujeres nos dedicamos a hacer y vender totopo (tortilla elaborada con masa de maíz y cocidas en ollas de barro que reciben el nombre de comizcal) y así como echamos lumbre al horno, vamos a echar lumbre a los que nos quieren despojar, sintetizó.

El agente municipal fue más directo:

“Antonino Morales, el ex presidente de San Blas Atempa, es empresario y está acaparando las tierras y las obras por donde quiera en Tehuantepec, Salina Cruz, Juchitán y aquí.

“Entonces, la intención de él es acaparar toda la construcción del parque, estamos hablando de muchos millones de pesos. Además de quedar bien con la 4T y con el presidente López Obrador.

Esto inicio en noviembre del 2019 con la información que nos proporciona el entonces presidente municipal Antonio Morales Toledo, nos dice que en Veracruz se había rechazado un parque industrial o un polígono de desarrollo de bienestar y que él a través de su amistada que tenia con los empresarios logró gestionar ese polígono para San Blas Atempa.

Aunque es tierra de uso común, luego, luego, aparecieron casi 20 dueños que dicen ser posesionaron desde 20 o hasta 40 hectáreas porque saben que el gobierno pagaría 170 mil pesos por hectárea.

Entre los supuestos dueños aparecieron los ex presidentes municipales Tito Teófilo, Israel Velásquez y Héctor Conejo, así como el sindico Tony Vielma y la cacique Agustina Acevedo con todo y sus hijos, pero no presentan actas de posesión.

Aunque Antonino Morales informó, a través de un video, que se cancelaba el proyecto por la oposición de las autoridades de Puente Madera, el entonces gobernador Alejandro Murat Hinojosa ordenó que el parque industrial va y se volvió a retomar.

“Y el 14 de marzo de 2021 convocan a una asamblea de comuneros donde el presidente Antonino acarreó trabajadores del ayuntamiento de San Blas Atempa, a personas que le repartió tierras invadidas y 30 marihuanos que cargan como grupo de choque.

“Había puro acarreado de las agencias y pura gente que le debe favores”, agregó Hernández Salazar.

En tono amenazante se les acercó para advertirles que el parque “se va a hacer como se hizo la subestación de la CFE”, donde utilizaron a la Sedena para construirlo, es por ello que abandonaron la reunión.

Posteriormente consiguieron el acta de la asamblea y la lista de asistencia y “ahí nos dimos cuenta que falsificaron las firmas de todos los comuneros de Puente Madera.

“Inclusive, aparece el nombre y la firma de un comunero que falleció en enero de 2020. Falsificaron casi el 90% de la asistencia para la aprobación del parque industrial”.

Por tal razón, “presentamos un juicio de nulidad ante el tribunal agrario en Tuxtepec y a casi un año, lentamente va caminado esto y ahí vamos”.

Mientras tanto, Puente Madera está en resistencia, esperando lo que dicte el tribunal y lo que decida el pueblo.

Este contenido fue publicado por Página3, integrante de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Consulta aquí la publicación original.


TE PUEDE INTERESAR

Déjanos tus comentarios

Recientes

spot_imgspot_img

Notas relacionadas

error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.