Chihuahua

domingo 5 febrero, 2023
Ver más

    “Yo quiero hacer periodismo para cambiar el mundo”

    “Periodismo y derechos humanos” fue el nombre de la segunda sesión de la Escuela de Periodismo de ZonaDocs, la cual imparte el periodista con enfoque en derechos humanos Darwin Franco. 

    En esta, la generación se cuestionó el por qué y para qué quieren ser periodistas, además se preguntaron qué es el periodismo y cómo el buen trabajo periodístico implica el planteamiento de dilemas éticos. 

    Por Redacción ZonaDocs 

    Fotos: Aletse Torres

    “¿Por qué quieren ser periodistas? y ¿Para qué?” preguntó Darwin Franco, a cada une de les alumnes del salón de la de la ZonaDocs: Escuela de Periodismo, para comenzar el cuestionamiento interno y debate en la sesión.

    El tallerista explicó que es importante conocer la razón por la cual deciden realizar periodismo, pues es necesario pensar en la finalidad del ejercicio periodístico que realizarán en un futuro

    “El por Qué decidimos ser periodistas viene de una decisión personal, algo que escogimos ser, puede ser por nuestra familia, por nuestro entorno, pero debemos de tenerlo claro”.

    A la par, expresa que tomar la decisión de ejercer cualquier profesión conlleva una implicación social y junto con ésta una responsabilidad social. 

     “Un ejemplo, si yo elijo ser médico, tenemos que saber que implica una responsabilidad, la cual es salvar vidas. En el caso del periodista es informar, no podemos dejarlo de lado” sentenció el tallerista. 

    A la primera incógnita, estas fueron sus respuestas: 

    Asimismo, algunos de ellxs compartieron sus respuestas con el resto: 

    “Yo no soy periodista por formación pero sí por vocación. Yo quería cuestionar, yo deseaba tener una perspectiva distinta, como contar esas historias que notaba” preciso Kevin. 

    “Supongo que el contexto en el que crecí ha sido mi razón principal de mi quehacer” compartió desde la distancia Karla. 

    Siguiendo esta misma línea, Franco les compartió que después de conocer el por qué de nuestra decisión, es necesario descubrir “el para qué”; averiguar qué buscamos hacer con su trabajo: 

    “La idea de pensar en esto, nos ayuda a reflexionar en el momento de hacerlo”. 

    Andrés.

    Dos de lxs alumnos, compartieron con el resto del grupo su “para qué”: 

    “Vivimos en un mundo tan insensible, creo que podemos utilizar ese instrumento para hacer sentir, para poder cambiar las casas” señaló Gina. 

    “Para hacer nuevos mundos, apostar a historias que construyen mundos dignos para todes”dijo Andrés. 

    Y estas fueron las respuestas de todo el alumnado: 

    Después, Franco recuperó sus participaciones para preguntarles si estas responden a la pregunta: ¿por qué y para qué se defienden los derechos humanos? 

    “No existe mucha diferencia” comentó, puesto que el por qué y para qué de su quehacer está ligado directamente a la defensa de los derechos humanos. 

    Más adelante, reflexionaron sobre qué es el periodismo para cada une de les alumnes, estas fueron sus definiciones: 

    Desde su conocimiento y amplia experiencia, Darwin Franco recalcó que para poder hacer el periodismo en el que creemos, se deben tomar decisiones que les acerquen a su definición que anteriormente expresaron. 

    “Si hago periodismo para cambiar el mundo ¿qué decisiones debo de tomar para que sea posible?”

    Por lo mismo, explicó que esa utopía periodística que observó en sus “para qué”, no es imposible, no se vuelve inalcanzable, se convierte en una meta que pueden construir con su trabajo. 

    No obstante, al momento de ejercer periodismo se enfrentan a dilemas éticos: ¿qué fotografía tomar?, ¿cuándo entrevistar sin ser imprudente? o ¿cómo no revictimizar? 

    Sin lugar a dudas, hasta la fecha el periodista se cuestiona qué es lo que les corresponde a les, las y los periodistas al momento de trabajar. 

    Para ejemplificar los dilemas al realizar el quehacer. Franco leyó un ejercicio del periodista Javier Darío Restrepo, de su libro “Periodismo y Pasión: Interrogantes Sobre el Ejercicio y la Ética Profesional”

    Un periodista estaba de vacaciones y de regreso a ciudad de México atravesó una pequeña población en la que había muchos heridos a causa de una explosión de gas.

    Él llamó desde su celular a la emisora y relató lo que estaba sucediendo hasta que se le agotó la batería. En ese momento de su emisora enviaron al lugar de la tragedia un transmóvil para poder continuar con la información.

    En el vehículo venía un joven periodista que había hecho alguna vez unos cursos de socorrismo. Cuando el vehículo entró en la población, sus ocupantes se alarmaron porque el número de heridos era mayor del reportado por su colega. No sabían que en trayecto al lugar había sucedido una segunda explosión.

    Al ver aquello el joven periodistas le dijo a su colega que estaba de vacaciones: “Yo creo que lo que hay que hacer aquí es convertir este transmovil en ambulancia para trasladar a los heridos”.

    Al más experimentado lo tomó por sorpresa aquella sugerencia, pero rápidamente decidió que “la unidad móvil será para transmitir”. Así que el joven le dijo: “Yo me voy a ayudar a los heridos y allá tú con tu conciencia”.

    “¿Y ustedes qué harían?, ¿Informar o ayudar?” sentenció al final el tallerista. 

    El salón se dividió entre unos cuantos que optaron por la opción de informar, puesto que consideraban que su labor sería de ayuda desde su trinchera, debido a sus capacidades y responsabilidad social. 

    Otra parte del salón mencionó que “antes de ser periodistas son humanos”, por lo cual no podrían sacar la nota, sino que la perderán con tal de apoyar a la población afectada. 

    A la par, un par de personas mencionaron que no se trata de “blanco o negro”, sino de encontrar ese balance. Una de las asistentes, puso de ejemplo las manifestaciones del 4,5 y 6 de junio, donde un “montón” de periodistas informaron que estaban privando de su libertad a lxs manifestantes. 

    “Yo me pregunto qué hubiera pasado si mejor hubieran ido a ayudar, quién hubiera sabido que los estaban desapareciendo, ¿hubiera sido lo mejor no informar?” comentó Lesslie. 

    El periodista reveló que ninguna de las respuestas es buena o mala, ya que si se pusieran a ayudar no sería algo negativo, y en caso de que optaron por informar lo que está sucediendo tampoco implicaría algo negativo. Pero, se deben de preguntar: ¿cuál es su papel ahí? y ¿qué puedo hacer desde  este papel? 

    “Nos capacitamos para hacer periodismo, nuestra labor de informar”. 

    Igualmente, menciona que en el periodista ético no está entre lo bueno o malo, en el periodismo, está entre lo bueno y lo mejor. Es decir, si decidimos ayudar es bueno, pero si decidimos informar es mejor. 

    En su experiencia, durante mucho tiempo no realizó periodismo, acompañó a las familias buscadoras hasta que un día se dio cuenta que podía ayudarlas visibilizando su lucha, para que esa “utopía periodística que buscan un día se convierta en realidad”.

    Por su parte, Dalia Souza, integrante del equipo de ZonaDocs, compartió algunos consejos para evitar “olvidar” su papel: 

    1. Siempre hay que presentarse como periodistas; es decir, presentarse como periodistas. 
    2. Señalar que pueden hacer desde su trinchera. 
    3. No son ustedes las historias, tengan en claro que sólo las estamos contando. 
    4. Siempre se puede ayudar, solo tenemos que observar el momento. 

    Casi al terminar, el grupo pensó en cinco valores (virtudes) y antivalores (defectos) de sí mismes. Para reflexionar sobre cómo estas virtudes potencializan su trabajo periodístico, pero también como estos defectos juegan en contra de su quehacer. 

    Siguiendo esta misma línea, el tallerista expuso los tres valores principales en el periodismo:  

    • Verdad
    • Libertad 
    • Independencia 

    Cada uno de estos, fungen como una guía al momento de realizar cualquier historia, se debe de respetar la verdad y la libertad nuestra y la de les otres, pues eso es lo que nos brindará la independencia necesaria para poder contar las historias de manera digna. 

    Finalmente, como periodistas no podemos dejar de lado tres variantes que trastocan a les otres y a nosotres mismes: 

    Tomando esto en consideración, las, los y les alumnes discutieron sobre cómo sí es posible violentar los derechos humanos desde el periodismo, y para combatir esto propusieron lo siguiente:

    *

    ***

    Es un proyecto auspiciado por la Fundación Internacional de Seattle (SIF, por sus siglas en inglés), a través del Fondo para Jóvenes de Centroamérica y México (Fondo CAMY) y Philanthropy Lab de la Universidad de Washington (UW). 

    Esta nota fue publicada por ZonaDocs, integrante de la Alianza de Medios de la Red de Periodistas de a Pie. Ve aquí la publicación original.

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.