Chihuahua

martes 5 julio, 2022
Ver más

    Asesinan a activista quien exigía justicia por su hija asesinada

    Ana Luisa Garduño Juárez se hizo abogada en la búsqueda de justicia por su hija asesinada. Desde ese dolor acompañó a otras familias de víctimas en el estado de Morelos. La noche de este jueves fue asesinada en su centro de trabajo.

    Texto: Estrella Pedroza

    Fotografías: Vía Facebook / Ana Luisa

    CUERNAVACA.- Ana Luisa Garduño Juárez, activista y defensora de los derechos de las víctimas, fue asesinada por hombres armados en el municipio de Temixco. La Fiscalía de Morelos inició investigaciones por feminicidio. 

    Ana Luisa, de 51 años de edad, fue madre de Ana Karen Huicochea Garduño, una joven de 17 años que fue víctima de feminicidio el 12 de diciembre de 2012. Su exnovio, Eduardo Villalobos Villanueva, la mató.

    De acuerdo a reportes policiales, Ana Luisa Garduño fue asesinada el jueves pasado a las 23:30 horas, al interior del Bar Apolo XI, propiedad de la activista, situado en la calle Álvaro Obregón del Centro de Temixco. El establecimiento está a una cuadra de la presidencia municipal justo a 170 metros y a dos minutos de distancia a pie. 

    De acuerdo a testimonios presenciales, que prefieren resguardar su anonimato por temor a represalias, los hombres armados arribaron a las inmediaciones y primero asaltaron a una persona cercana a Ana Luisa y tras entregar su pertenencias la víctima logró escapar para solicitar apoyo.  Los atacantes ingresaron al bar y minutos después dispararon contra Ana Luisa quien perdió la vida casi al instante. 

    Autoridades integradas a la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz informaron en un comunicado de prensa lo siguiente:

    «A las 23:31 horas de este jueves a través del Centro de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo (C5), se recibió un reporte donde se indicaban disparos de arma de fuego al interior de un Bar con razón social Apolo XI ubicado en el municipio de Temixco, en donde se encontraba una mujer lesionada».

    Agrega: «Al interior del restaurante bar “Apolo XI”, ubicado sobre la calle Álvaro Obregón esquina Venustiano Carranza, en la colonia Centro del municipio de Temixco, se ubicó en el área de caja el cuerpo sin vida de quien fue identificada como Ana Luisa “N” de 51 años de edad, quien presentaba lesiones penetrantes a consecuencia de disparos de arma de fuego».

    A través de la Fiscalía Especializada para la Investigación y Persecución del Delito de Feminicidio se inició la carpeta de investigación correspondiente.

    Desde el 2015 en Morelos se decretó Alerta de Violencia de Género (AVG) por el alto de índice de feminicidios, sin embargo no han ido en aumento. 

    EL ACTIVISMO DE ANA LUISA

    Más de nueve años atrás Ana Luisa, emprendió una lucha social y jurídica en busca de justicia para Ana Karen su hija pero a la fecha su feminicidio permanece impune debido a que no ha sido detenido el responsable. 

    Fundó los colectivos “Ana Karen Vive” y “Justicia por Morelos A. C.” desde donde apoyó a varias familias víctimas de distintos delitos.

    Colaboró activamente en la exhumación de cuerpos en las fosas irregulares de Tetelcingo y Jojutla, además de la identificación genética, traslado e inhumación de cuerpos que se encontraban en los Servicios Médicos Forenses de la entidad.

    Estudió y se tituló como licenciada en Derechos motivada por toda travesía e revictimización que enfrentó, desde el asesinato de su hija y años posteriores, en las instituciones encargadas de la seguridad y justicia y el Gobierno de Morelos.

    Fotografía: Facebook

    Actualmente, como activista y abogada, daba acompañamiento a varios casos de feminicidio.

    Incluso el 21 de enero del 2021, Ana Luisa junto con otras 71 personas  -entre ellas Amalia Hernández tía de Oliver Wenceslao caso por el salió a la luz pública las Fosas de Tetelcingo-, inició una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM) en contra del Comité Técnico del Fideicomiso del Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral Integral del Estado de Morelos,  presidido por  el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, por obstaculizar el pago de ayuda, asistencia y compensación a las víctimas, instruido y aprobado  por la Comisión de Atención y Reparación a Víctimas Morelos (CARVM). 

    En el caso de Ana Luisa,  le negaron el apoyó para educación de su hijo y de asistencia de salud para para  Martín Huicochea, padre de Ana Karen y ante la  negativa del apoyo una de las consecuencias fue el fallecimiento de Martín.

    La CDHEM emitió una recomendación en donde establecía algunas medidas para garantizar los derechos de las víctimas,  entre ellas el pago inmediato de las compensaciones y la sanción para los funcionarios que incurrieron en varias omisiones. 

    No obstante, «el mandatario estatal rechazó la recomendación y hoy lo que tenemos es que a Ana Luisa no solo perdió a su hija víctima de feminicidio, también a su esposo que murió sin recibir un trato digno como víctima y ahora ella es asesinada sin que hasta el momento encontrará la justicia para su hija y ella murió siendo vulnerada y revictimizada por el gobierno de Morelos», sostuvo, Israel Hernandez Cruz, presidente de la CDHEM. 

    En entrevista con sus familiares, exigieron a las autoridades que se investigue a fondo.

    «Lo único que pedimos es que que las autoridades hagan su trabajo y esclarezcan el asesinato», dijo, Martín Cecilio Huicochea Garduño, hijo de Ana Luisa. 

    En tanto, el Gobierno de Morelos emitió un comunicado de prensa donde condenó el artero y cobarde homicidio en contra de Ana Luisa. 

    Además, informó que «la Comisión Ejecutiva de Atención y Reparación a Víctimas (CEAV) se puso de manera inmediata en contacto con la familia para brindar el acompañamiento y apoyo en gastos funerarios, así como asesoría jurídica y psicológica».

    En la misiva se agrega» la Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) auxiliará con todos sus recursos a la Fiscalía General del Estado para encontrar a los responsables y este crimen no quede impune».

    Y finalmente el Gobierno de Morelos destaca que ha solicitado a la Fiscalía General del Estado agotar todas las líneas de investigación para esclarecer estos lamentables hechos

    También, Juana Ocampo Domínguez, presidenta municipal del ayuntamiento de Temixco, condenó el lamentable asesinato de la activista Ana Luisa.

    SE PRONUNCIAN COLECTIVOS

    Integrantes de la VI Brigada Nacional de Búsqueda de Personas Desaparecidas, Red de Enlaces Nacionales y colectivos de víctimas locales como Búsqueda de Familiares Regresando a Casa Morelos, así como Víctimas y Ofendidos del Estado de Morelos condenaron los hecho. 

    «Un viernes frío se respira, es el viento de la violencia. Hoy despertamos con la amarga noticia del feminicidio de la compañera Ana Luisa Garduño, descansa en paz».  

    Y lanzaron un llamado a las autoridades para el esclarecimiento del asesinato de su compañera de lucha. «Exigimos al Fiscal General Uriel Carmona esclarecer los hechos; exigimos justicia por el feminicidio de Ana Luisa Garduño, exigimos verdad, exigimos justicia por el feminicidio de su hija Ana Karen, que por casi diez años ha seguido impune».

    Agregaron: «Señor Gobernador Cuauhtémoc Blanco, la vida arrebatada de nuestra compañera no será en vano. Necesitamos de manera efectiva y expedita una investigación con perspectiva de género». 

    También urgieron a las autoridades que activen cuanto antes el Mecanismo de Protección a Defensores de Derechos Humanos en el estado y que se garantice la seguridad de la familia de nuestra compañera María Luisa.

    BUSCAR Y MORIR ASESINADAS

    Ana Luisa se suma a una larga lista de madres y padres de desaparecidos asesinados en su búsqueda de justicia.

    Entre ellas está  Míriam Rodríguez, madre de una joven raptada por el crimen organizado asesinada en Tamaulipas, Marisela Escobedo Ortiz fue asesinada el 16 de diciembre de 2010, frente al Palacio de Gobierno de Chihuahua; Nepomuceno Moreno que buscaba a su hijo, Jorge Mario, desaparecido en Hermosillo; Sandra Luz Hernández buscaba a su hijo, Edgar García, secuestrado en el 2010; Luis Cabada Hernández que buscaba a tres familiares en Culiacán.

    Además Cornelia San Juan Guevara Guerrero, conocida como “Doña Coni”, que buscaba a su hijo secuestrado de su domicilio en Estado de México; Leopoldo Valenzuela Escobar, Don Polo, de  Durango, que buscaba a su hijo; José de Jesús Jiménez Gaona, padre de Jenny Isabel Jiménez Vázquez desaparecida, fue asesinado en Poza Rica, Veracruz, entre otros. 

    Este contenido fue realizado por Pie de Página, integrante de la Alianza de Medios de Periodistas de a Pie. Puedes ver aquí la publicación original.


    https://mailchi.mp/fe855c935849/boletin-raichali
    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    spot_imgspot_img

    Notas relacionadas

    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.