Chihuahua

domingo 7 marzo, 2021
Ver más

    Con crematorios llenos por covid, los cuerpos esperan hasta cinco días

    El repunte de casos por covid saturó los servicios funerarios de la capital. En los crematorios la espera de entre cuatro a cinco días para una incineración orilla a familiares deudos de la pandemia a buscar otras opciones para los restos de sus familiares

    Texto: Arturo Contreras Camero / Fotos: Isabel Briseño / Pie de Página

    “Está reventado esto, hay que estar esperando días”, dice desesperado Juan Torres, que desde hace 50 años trabaja en una funeraria a espaldas del Hospita General. “Estos quieren cremar pero no, va a estar en chino”, dice en referencia a un par de personas que acaban de dejar su local.

    “Yo les doy la opción de que mejor sepulten, pero el problema es que la gente se aferra”, según el funerario, la necesidad de incinerar a los fallecidos por covid-19 es una invención de muchas funerarias. “Es que eso es mentira, la gente les vende eso, las autoridades venden eso. Pero es que no hay dónde cremar, ahorita lo que se debe hacer es sepultar, así salen del problema, sin tanto rollo”.

    En la mayoría de las funerarias que rodean el Hospital General de la Ciudad de México el cuento es el mismo, para poder incinerar un cuerpo hay una lista de espera que hasta hace algunos meses era de un día o dos a lo más, sin embargo, hoy es de cuatro hasta cinco.

    Según los lineamientos de manejo de cadáveres por covid19 en México, no es mandatorio incinerar los cadáveres de personas que fallecieron por covid19, sin embargo, se recomienda esta opción. El documento, publicado el 21 de abril del 2020, señala que durante la fase 3 de la emergencia se dará destino final a las defunciones en el modo de inhumación o cremación, aunque desde terminada la jornada Nacional de Sana distancia, en marzo de ese año, el sistema de fases para la prevención sanitaria por la epidemia quedó sustituido por el sistema de semáforos epidemiológicos en cada estado.

    Humberto García se acercó a la funeraria que atiende Juan Torres. Es mediodía y lleva desde la madrugada del día anterior en vela. Su padre, Juan García, falleció a la una de la mañana y ahí empezó su penar. La dificultad para encontrar un lugar dónde cremar a su papá endurece su duelo.

    Continúa leyendo en nuestro medio aliado Pie de Página

    Déjanos tus comentarios

    Recientes

    Notas relacionadas

    Déjanos tus comentarios
    error: El contenido de Raíchali está protegido. Apoya periodismo independiente.